Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las empresas aumentan su interés por implementar criterios ESG

Las buenas prácticas de gobernanza ambiental, social y corporativa son una tendencia y una obsesión para empresas que buscan marcar una diferencia y mostrar el éxito de su negocio.
lun 12 septiembre 2022 05:49 PM
Felipe Vallejo, director global de Asuntos Corporativos de Bitso; María Ariza, directora de BIVA, y Marina Cigarini, managing partner de McKinsey México.
Felipe Vallejo, director global de Asuntos Corporativos de Bitso; María Ariza, directora de BIVA, y Marina Cigarini, managing partner de McKinsey México.

La implementación de criterios ASG (ambiental, social y de gobierno corporativo), o ESG por sus siglas en inglés, cada vez es menos un deseo y más una realidad, ya que se ha convertido en una posibilidad para que las compañías puedan posicionarse mejor en el mercado y generar mayor valor.

Para las empresas que buscan triunfar en los negocios ya no es opción establecer estos criterios. Las empresas están viendo que si no los implementan, ponen en riesgo su negocio, porque los inversionistas y los consumidores las están demandando, señaló Marina Cigarini, managing partner de McKinsey México, en el inter.mx Expansión Summit 2022.

“Hay una gran diferencia entre las que lo hacen para sobrevivir y quien lo hace incorporándolo a la estrategia de la empresa. Alrededor del 95 o 96% de las empresas del S&P500 (uno de los principales índices del mercdo bursátil de EU) ya cuenta con un reporte ESG y tiene que justificar los compromisos que se hicieron”, comentó Cigarini.

Publicidad

El incentivo para las empresas existe, pues está comprobado que para las compañías emisoras de valores significa un mayor rendimiento y un menor costo de fondeo, por tanto, una mejor perspectiva para el mercado. "La decisión de los inversionistas va alineada al impacto financiero que tienen las prácticas ESG", dijo María Ariza, directora general de BIVA.

“En México, la demanda de productos ESG ha ido incrementando sustantivamente desde que las Afores han tenido como prioridad incorporar estos criterios dentro de sus estrategias de inversión, hemos visto como un mayor número de corporativos e instituciones gubernamentales han ido adoptando emisiones, bonos temáticos que incluyen bonos verdes, forestales, sociales, de género", comentó Ariza.

La directiva señaló que actualmente el 50% de las emisiones de bonos que se realizan en BIVA tienen características ESG "y estaremos viendo más apetito, porque los inversionistas responden a esa responsabilidad fiduciaria que tienen de sus propios clientes”, aseguró Ariza.

Felipe Vallejo, director global de Asuntos Corporativos de Bitso, añadió que estos temas, que han sido tomados tradicionalmente como un lujo o una medalla para las empresas, son una ventaja competitiva en el mercado, para atraer talento, usuarios e inversionistas.

“Ahora cuando estás viendo temas de levantamiento de capital con inversionistas y socios financieros te preguntan sobre las políticas de ESG que tienes. Incluso en interacciones con hacedores de política pública se ha vuelto una pieza importante que se evalúa”, dijo Vallejo.

 

Parte de un todo

Los pilares ESG deben ser parte de las prácticas a la estrategia de las empresas, ya que es algo que entra profundamente en las operaciones de la empresa y su negocio, no es algo que se pueda hacer por separado, aseguró Marina Cigarini.

Todas las iniciativas que tienen este tipo de criterios buscan que haya un mejor control de los riesgos, una mejor administración de todas las aristas que están vigilando las empresas y los inversionistas, añadió María Ariza.

“La clave principal debe ser la visión, la estrategia y el compromiso del consejo de administración de las empresas, el deseo genuino de hacerlo por convicción y no por sumarse a la ola. Desde el director general hasta los comités que se puedan instaurar a la administración para que todos estén alineados al cambio de paradigma. Sin esto, difícilmente habrá un cambio realmente significativo”, afirmó Ariza.

De no ser así, surgen temas como el del greenwashing, un tema delicado a nivel global, una práctica destinada a crear una ilusión de que una entidad es responsable cuando en realidad no lo es, y que algunas empresas han utilizado para sumarse a esta ola verde con el propósito de aspirar a cierta reputación, capital o fondeo.

 

Muchos retos por delante

Marina Cigarini fue clara: "México necesita acelerar mucho, no vemos a todos los empresarios listos o con ganas de hacer las inversiones necesarias para implementar medidas ESG y el cambio cultural que se requiere". Por ejemplo, en igualdad de género, si seguimos con el mismo ritmo, la paridad se alcanzará en 100 años, reconoció.

“Entre las principales limitantes con que cuentan las compañías en México para implementar medidas ESG destacan los recursos limitados de las empresas, talento de los equipos directivos, capital, tiempo y poco interés”, dijo Cigarini.

María Ariza reconoció que en México ha habido un avance, un cambio que se aceleró por el tema de la pandemia. Sin embargo, seguimos detrás de otros mercados, incluso emergentes, en la adopción de estos criterios. En Estados Unidos el 95% de las empresas de los índices principales han adoptado criterios ESG, en México hay una gran proporción de empresas públicas que todavía no las implementan. "Aún nos quedan años para podernos poner al corriente", aseguró Ariza.

Los recursos es un tema sumamente importante que limita la implementación de medidas ESG en las organizaciones, sobre todo para empresas pequeñas y medianas que tienen recursos más limitados. “Se requiere convencer a las empresas de que esto es una inversión y no un gasto, para que logren en el futuro ser más rentables y tener accesos a inversionistas más sofisticados”, concluyó Ariza.

Publicidad
Publicidad