Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Estos son los eventos que marcaron al mercado mexicano en la última década

Mayor diversificación, menores costos y una nueva Bolsa fueron algunas de las cosas que nos dejó el mercado durante los últimos 10 años.
vie 27 diciembre 2019 03:30 PM
BMV
Después de 42 años de tener solo una Bolsa, Biva llegó al mercado en 2018.

En el mercado bursátil las cosas pueden cambiar de un segundo a otro. Durante las jornadas de operaciones se mueven millones de pesos en miles de transacciones y un solo evento, un comentario de algún político, una cifra económica pueden ser la diferencia entre ganar y perder. Pero más allá de las operaciones del día a día, hay eventos que marcan hitos y cuyo efecto no es tan fugaz. En los últimos 10 años, el mercado mexicano se ha diversificado, hay más instrumentos, más jugadores e incluso una nueva Bolsa.

Publicidad

Nacen las Fibras

Los Fideicomisos de Infraestructura y Bienes y Raíces (Fibras) tienen su origen en los llamados REITs (Real Estate Investment Trusts) en el mercado de Estados Unidos. En el mercado estadounidense estos instrumentos existen desde 1960, pero fue hasta 2011 que llegaron a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Lee: El rendimiento de estas Fibras brilla en la Bolsa

Fibra Uno fue el primer fideicomiso conformado bajo este nuevo instrumento. Desde entonces, las Fibras son las que más actividad han tenido en el mercado y ya suman 15. Además, en 2016 nació un instrumento similar, pero con la característica de que en lugar de que los recursos sean invertidos en el sector inmobiliario, se dirigen al de infraestructura o energía, se trata de las Fibras E. Actualmente existen tres.

Récord de emisoras

La llegada de las Fibras ayudó a que en 2013 se registrara un récord de emisoras nuevas en el mercado de capitales. En todo el año se hicieron 19 nuevas colocaciones por un monto de 159,975 millones de pesos. El más alto registrado hasta ahora.

Lejos se ven esos días. En 2019 solo se registró un follow-one de Fibra Monterrey por 2,031 millones de pesos. Los directivos de ambas Bolsas han señalado en diversas ocasiones que la sequía por la que pasa el mercado es debido a la incertidumbre que se vive, pero que a partir de 2020 están optimistas para que el mercado se renueve.

Nueva Bolsa

Tras 42 años en los que solo existió una Bolsa en el mercado mexicano, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), en julio de 2018 inició operaciones la Bolsa Institucional de Valores (BIVA). La materialización de esta nueva Bolsa se dio luego de cinco años en trámites y retrasos.

Recomendamos: ¿Dos son multitud? Llega BIVA, la segunda Bolsa en México

BIVA cuenta con las mismas emisoras que la BMV y tiene su propio índice, el FTSE BIVA. A diferencia del IPC (que solo contempla 36 empresas), el FTSE BIVA no tiene un número definido de emisoras e incluye a las Fibras. Los directivos han señalado que este índice está construido para que todas las empresas tengan exposición.

Publicidad

Menos costos

La llegada de BIVA al mercado bursátil mexicano abrió la competencia en un sector que por más de cuatro décadas tuvo un solo competidor. Esta nueva competencia obligó a ambas firmas a luchar por ser cada vez más atractivas para las compañías que decidan salir a Bolsa, ya sea emitiendo deuda o acciones. De acuerdo con Rodrigo Velasco, director general adjunto de BIVA, uno de los cambios más visibles es la caída de hasta 50% en las tarifas de listado, dependiendo del tiempo de instrumento.

También lee: Así está el mercado de valores, un año después de la llegada

Otro de los cambios fue en la regulación y los trámites para realizar las operaciones. Para ser más atractivas ante potenciales clientes, las Bolsas mejoraron los procesos y servicios que ofrecen, además de que las motivó a innovar y crear nuevos instrumentos que le den mayor diversificación al mercado.

Más instrumentos

Entre los nuevos instrumentos que en esta década se han sumado al mercado, se encuentran los Spac, los Cerpis, las Fibras E.

Los Certificados Bursátiles Fiduciarios de Proyectos de Inversión (Cerpis) nacieron en la BMV en diciembre de 2015, como parte de la necesidad de las Afores de diversificar sus portafolios. Se trata de certificados cuyos recursos de la emisión se destinen a financiar proyectos privados, así como a la inversión en acciones. Son instrumentos parecidos a los CKDs, con la diferencia de que en su oferta solo pueden participar inversionistas institucionales o calificados. Además, los Cerpis pueden invertir en el extranjero hasta 90% de los recursos; mientras que los CKD’s solo pueden invertir en México.

El primer Spac (Empresa de Propósito Especial de Adquisición) llegó de la mano de Vista Oil & Gas . Este instrumento ya existía en Estados Unidos desde hace 15 años, pero fue hasta el 2017 que llegó al mercado mexicano.

Los Spac levantan dinero en el mercado de capitales, que se pone en un fideicomiso por un plazo definido. Durante el periodo de vida del instrumento, los recursos se usan para adquirir empresas públicas o privadas.

Publicidad

Así evolucionó la Bolsa

Se dice que en el largo plazo el mercado tiende a subir. Es cierto. Tan solo en los últimos 10 años, el principal índice de la BMV, el IPC, acumuló un rendimiento de 38%.

Si solo vemos la fotografía día a día, hay muchos eventos que terminan afectando el desempeño del mercado. Por ejemplo, durante los primeros cinco años de esta década, la Bolsa estuvo influenciada por los estragos que dejó la última crisis financiera, una de las peores en la época reciente, la de 2008-2009.

Conforme los indicadores económicos de diversas naciones iban mejorando gracias a la implementación de las diferentes políticas monetarias de los bancos centrales, los índices accionarios respondían de manera positiva.

Lee: Estas son las firmas de la BMV que ganan y pierden en la era AMLO

Los eventos políticos son otro factor que mueve al mercado. En México, el mercado vivió momentos de alta volatilidad durante las campañas presidenciales: en 2012, con la llegada de Enrique Peña Nieto y luego en 2018, con el triunfo de Andrés Manuel López Obrador. En el primer caso, el IPC ganó 18% ese año; en el segundo, descendió 16%, su peor descenso en 10 años.

Pero no solo es un tema local. Estados Unidos es el principal socio comercial de México, lo que ocurra en el país vecino puede afectar el ánimo de los inversionistas en el país. Por ejemplo, a principios de la década -y ante la crisis por la que pasaba la economía estadounidense- Standard & Poor's rebajó la calificación de deuda de Estados Unidos de "AAA" a "AA+". Ese fue un golpe para la BMV, que ese día cayó 6%.

Una de las principales características del mercado accionario es su volatilidad, así como un día las ganancias pueden ser atractivas, al otro se puede perder todo, o casi todo. Los siguientes años, algunos de los eventos que han sido clave durante los últimos meses seguirán influenciando el ritmo del mercado, entre ellos: las políticas internas, en especial, en materia de inversión y políticas monetarias; temas comerciales, como el futuro del tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá o la guerra comercial entre China y Estados Unidos; y las elecciones presidenciales de Estados Unidos en el 2020 y luego en 2024; y las de México, en 2024.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad