Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Gobierno de Ecuador alcanza acuerdo con indígenas

El país registró los peores incidentes en más de una década; tras el pacto se espera el fin de las protestas.
dom 13 octubre 2019 10:32 PM

(QUITO) - El gobierno de Ecuador acordó dejar sin efecto un decreto que eliminó subsidios a los combustibles, y los grupos sociales e indígenas depondrán las protestas que convulsionaron por 12 días al país sudamericano, informo la representación de Naciones Unidas, que medió el trato en ese país.

El acuerdo alcanzado este domingo considera que se forme una comisión para revisar un nuevo decreto con la participación del movimiento indígena, según la agencia Reuters.

Publicidad
Con este acuerdo se terminan las movilizaciones y medidas de hecho en todo el Ecuador
Arnaud Peral, el representante de la ONU en Ecuador.

El presidente Lenín Moreno dijo en su Twitter que el decreto que eliminó los subsidios "será sustituido por uno nuevo que contenga mecanismos para focalizar los recursos en quienes más los necesitan", sin dar detalles.

La comisión estará integrada por las organizaciones del movimiento indígena participantes en el diálogo y el Gobierno con la mediación de las Naciones Unidas y la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, además de contar con la veeduría de las otras funciones del Estado, dijo la agencia EFE.

Lenín Moreno, dijo solemnemente que el acuerdo ha significado "sin duda alguna sacrificio de cada una de las partes porque eso es un acuerdo, el ceder de parte y parte".

Publicidad

Afirmó también que no existe "otro principio más maravilloso que la paz" y agradeció a los militares y policías porque sabe de la "sacrificada, esforzada labor que cumplen", porque muchos de ellos están también lesionados.

De su lado, narra EFE, el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), Jaime Vargas, sostuvo que se debe respetar la Constitución, entre otros aspectos, en el campo de la consulta previa antes de acciones sobre sus territorios.

Y, en un resumen del proceso "de lucha y resistencia", enumeró que los indígenas han tenido más de 2,000 heridos, más de 1,000 presos, alrededor de 10 asesinados, alrededor de más de 100 desaparecidos en el país", así como "tortura de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional".

En esa línea, pidió la renuncia de la ministra de Gobierno (Interior), María Paula Romo, y del titular de Defensa, Oswaldo Jarrín, pues "solo así el pueblo ecuatoriano tendrá paz y libertad y la oportunidad de seguir dialogando para construir proyectos participativos, que beneficien verdaderamente al país y al pueblo".

Tanquetas patrullaron este domingo las calles de la capital de Ecuador, Quito, después de que la policía y los manifestantes chocaran y muchos desafiaran un toque de queda impuesto por el presidente Lenín Moreno en un intento por calmar los disturbios causados por unos recortes a subsidios de combustibles.

Los ecuatorianos publicaban más temprano en las redes sociales algunos videos mostrando bloqueos de calles con quema de objetos y enfrentamientos entre multitudes y fuerzas de seguridad en el centro de Quito antes de la primera ronda de conversaciones destinada a terminar con días de disturbios.

La ministra del interior dijo que un grupo de "vándalos" había incendiado nuevamente las oficinas de la contraloría y que unas 500 personas habían desafiado barreras policiales en la ciudad.

Los incidentes fueron los peores en el pequeño país sudamericano en más de una década y el más reciente momento álgido de la oposición al Fondo Monetario Internacional en Latinoamérica.

Moreno ha presentado la disputa como una batalla entre Venezuela y otras fuerzas de izquierda, por un lado, y las ideologías más orientadas a los mercados, por otro.

Casi 60 caminos en la ciudad estaban cerrados, dijo el gobierno municipal, sin dar más detalles.

Publicidad

"Bloquear vías está penado por la ley y más aún en toque de queda", dijo Bernardo Abad, concejal del Distrito Metropolitano de Quito.

Manifestantes indígenas habían prometido continuar con las protestas a lo largo del país hasta que Moreno reinstaurara los subsidios a los combustibles.

Moreno firmó un acuerdo de 4,200 millones de dólares con el FMI este año, enfureciendo a muchos de sus anteriores partidarios que votaron por él como el sucesor de izquierda de su exaliado, Rafael Correa.

Moreno ha defendido su decisión la semana pasada de recortar los subsidios a los combustibles como una parte clave de su plan para sanear las cuentas del país, y niega que fuera una exigencia del FMI.

Críticas a fuerzas de seguridad

Ante un desafío generalizado al estado de excepción por parte de ciudadanos comunes, el ejército dijo que había levantado parcialmente las medidas de emergencia en la ciudad hasta las 8 p.m. del domingo (0100 GMT del lunes).

La militarización de la ciudad alimentó las críticas de que el manejo que hizo el gobierno de las protestas había sido demasiado duro. Los grupos de derechos instaron a las fuerzas de seguridad a limitarse.

Al menos siete personas murieron, cientos resultaron heridas y más de 1,000 fueron arrestadas en los disturbios desde que comenzaron el 3 de octubre, de acuerdo con la oficina del ombudsman, que monitorea los conflictos.

"¡Asesinos!", gritó una mujer desde su ventana en el distrito norte de Mariscal, mientras los helicópteros sobrevolaban el área y se oían sonidos que parecían explosiones y disparos.

Casi todos los vuelos de salida de la ciudad fueron cancelados el sábado y este domingo. El aeropuerto dijo que estaba dando refrigerios a los pasajeros mientras se restringían las zonas aledañas.

"Hicimos nuestras reservas y dos días después de tener todo listo, estalló este problema", dijo Rodrigo Gómez, un turista chileno que se animó a salir de su hotel para comprar comida pese al estado de emergencia.

Moreno ha atribuido los disturbios a "fuerzas oscuras" vinculadas a Correa, ahora un feroz crítico del gobierno, quien ha estado dando a conocer videos que muestran a policías atacando a personas.

Como evidencia, el gobierno de Moreno ha apuntado a repetidos ataques a la contraloría, donde se almacenan documentos relacionados a una investigación sobre presunta malversación de fondos bajo el gobierno de Correa.

Correa niega los cargos y ha llamado a Moreno traidor por volcarse a la derecha después de ser electo bajo una plataforma de izquierda.

Pero Conaie, un grupo que abarca diferentes pueblos originarios a lo largo de Ecuador, y principal organización de las protestas contra la austeridad, ha fustigado a Correa como un "oportunista descarado".

"El correísmo nos criminalizó y asesinó a compañeros durante 10 años", dijo Conaie en Twitter. "Hoy pretende aprovecharse de nuestra plataforma de lucha".

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad