Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

"La Biblia vuelve a Palacio": la religión se cuela en la disputa en Bolivia

Desde las elecciones del 20 de octubre, el libro sagrado de los cristianos ha estado presente en las protestas contra el ex presidente Evo Morales.
vie 15 noviembre 2019 05:04 AM
Mayoría católica
Más del 70% de la población de Bolivia se considera católica.

Con la Biblia en la mano, Jeanine Áñez, quien se decalró presidenta internia de Bolivia el martes, inició su gobieno dando uno de los primeros cambios en la política del país andino: regresar el libro sagrado de los cristianos al Palacio de Gobierno.

"Dios ha permitido que la Biblia vuelva a entrar a Palacio. Que él nos Bendiga", dijo mientras ingresaba a la sede presidencial en la Paz blandiendo un antiguo ejemplar de los cuatro evangelios entre gritos de "¡Gloria a Dios! ¡Gloria a Dios!".

Publicidad

Con la banda presidencia ya cruzada en el pecho, Añez exhibió una biblia más pequeña de tapas rosadas al saludar desde el balcón del Palacio de Quemado.

Una biblia pequeña
La senadora de oposición, que se proclamó presidenta el martes, salió al balcón del Palacio de Gobierno con una biblia en la mano.

Agradeciendo a los movimientos cívicos, sociales ya la ciudadanía "por haber pensado solo en Bolivia", la gobernante levantó la Biblia y dijo "esto es por Bolivia".

Lee: Bolivia reclamará a México por las declaraciones políticas de Evo Morales

Hasta la llegada de Evo Morales al poder en 2006, era usual en Bolivia que los funcionarios juraran sus cargos "por Dios y la Patria" ante una Biblia, y se persignaran.

Pero Morales, un líder indígena izquierdista y admirador de Ernesto Che Guevara, un ateo confeso, dejó de lado esos rituales con halo cristiano.

Antes de 2009, la Constitución Política de Bolivia decía que el "Estado reconoce y sostiene la religión católica, apostólica y romana" aunque reconocía " el ejercicio público de todo culto", pero el Estado era primordialmente católico. Con la Constitución de 2009, Bolivia pasó a ser un Estado laico, "independiente de la religión".

Recomendamos: ¿Quién es Jeanine Añez, la presidenta interina de Bolivia?

Desde la llegada al poder de Morales, en 2006, tanto el mandatario como otros funcionarios públicos dejaron de jurar sobre la Biblia. Tanto el mandatario como algunos funcionario fueron posesionados con la mano izquierda arriba, en señal del socialismo.

Y aunque Morales se declaró alguna vez "católico de base", nunca ocultó su animadversión al cristianismo, al que acusó de promover la matanza de nativos en la colonia, ante el malestar de los creyentes.

Publicidad

Con una Biblia en la mano

Pero desde las cuestionadas elecciones del 20 de octubre, en las que la oposición denunció un fraude de Morales, para perpetuarse en el poder, el libro sagrado de los cristianos ha estado en el candelero político.

"Me dan pena los mexicanos", Jeanine Áñez habla del gobierno de López Obrador

Fue Luis Fernando Camacho, presidente del Comité Cívico de la próspera región de Santa Cruz, bastión de la oposición, quien anunció que llevaría las Sagradas Escrituras a la casa de gobierno para forzar la salida de Morales, quien se había declarado ganador de los comicios.

"No estoy yendo con armas, voy con mi fe y mi esperanza; con una Biblia en la mano derecha y su carta de renuncia en mi mano izquierda", señaló Camacho, en un mitín el lunes 4 de noviembre a los pies del monumento del Cristo Redentor en Santa Cruz de la Sierra.

Con sus rogativas para enfrentar a Morales, Camacho analicó el apoyo de católico y evangélicos, un sector que sacó cabeza en Bolivia en las recientes elecciones.

Recomendamos: Este es el legado de Evo Morales como presidente de Bolivia

El dirigente cumplió su cometido el domingo pasado, cuando entró al Palacio Quemado para colocar de rodillas una Biblia en el salón principal, sobre una bandera boliviana.

Histriónico, elocuente y fundamentalista, Camacho fue clave para propiciar la partida de Morales, al impulsar movilizaciones callejeras a las que siguieron un motín policial y la decisión de las Fuerzas Armadas de abandonar a su suerte a su comandante en jefe.

Publicidad

El propio Morales lo acuso de ser el causante de la violencia que aún continúa asolando disntintas ciudades de Bolivia.

"Si fuera importante, ningún problema. Durante años hemos reunido al campo y la ciudad. Ahora hay grupos de Santa Cruz. (Luis Fernando) Camacho y Carlos de Mesa generaron violencia. Por intereses han hecho odiar al pueblo. Usar la Biblia, a Jesucristo para discriminar... ¿Qué es eso? ¡En qué tiempos estamos?", dijo el ex presidente en entrevista con el diario El País .

Cuatro cosmovisiones

Para entender por qué Camacho y Áñez usaron la Biblia como símbolo es necesario conocer el contexto religioso de Bolivia. En este país, la mayoría es católica romana (76.8%), una minoría es evangélica y pentecostal (7.1%) y protestante (1.7%), de acuerdo a datos de 2012.

"Bolivia es un país tremendamente religioso y muy místico y hace que predomine mucho el providencialismo, es decir, esta creencia de que para cualquier actividad es necesaria la ayuda de Dios o de las divinidades", de dijo a CNN en Español Fernando Cajías, historiador y catedrático en Culturas Bolivianas de las universidades Mayor de San Andrés y Católica Boliviana.

OPINIÓN: Evo Morales en Bolivia, otro sueño convertido en pesadilla

Según Cajías, en el país hay cuatro cosmovisiones con las que se pueden entender la espiritualidad boliviana:

Por un lado, está la cosmovisión de los indígenas (que son el 20% de la población del país), que sobrevive a pesar de las evangelización. Por otro, dice el experto, están las iglesias no católicas, que entre evangélicos, pentecostales y protestantes representan un 8.8% de la población.

Luego están los católicos, que representan un 76% de la población. Entre ellos, están los "católicos mestizos" y los católicos ortodoxos". Los primeros mezclan lo católico con la cosmovisión indígena. Y las tradiciones bolivianas están muy conectadas con esta corriente, señala el experto.

El asilo de Evo Morales y su sucesión divide las opiniones de los bolivianos

El avance de los evangélicos

Aunque aún es una religión minoritaria en Bolivia, la iglesia evangélica ha tenido un importante crecimiento en los últimos años y cobró importancia política en estas elecciones, con el candidato presidencial coreano nacionalizado boliviano Chi Hyun Chung, quien es un pastor presbiteriano.

Aspirante a la presidencia por el Partido Demócrata Cristiano (PDC), Chi remplazó en agosto al ex mandatario socialdemócrata Jaime Paz Zamora, quien renunció tras recoger una intención de voto por debajo del 1%.

Radical en su rechazo hacia los homosexuales y el aborto, el pastor Chi comenzó a subir como la espuma en las encuestas, hasta ganar sorpresivamente el 8.8% en los comicios ubicándose tercero detrás de Morales y del ex presidente centrista Carlos Mesa.

Lee: Evo Morales llama a un diálogo nacional para pacificar Bolivia

El analista César Cabrera señaló a la agencia AFP que este outsider captó el voto de castigo y supo atraer a jóvenes descontentos. "El fenómeno Chi" refleja que hay bolivianos "conservadores y machistas", opinó.

La fe de Evo

Morales impulsó durante años la libertad religiosa, tanto así que la Constitución de 2009, establece que "el Estado respeta y garantiza la libertad de religión y de creencias espirituales, de acuerdo con sus cosmovisiones".

"Somos católicos, algunos evangélicos, algunos metodistas, es un derecho ahora. Ahora todas las iglesias, gracias al pueblo boliviano, están reconocidas por la Constitución", dijo el ex presidente al proclamar una ley de libertad religiosa en abril de ese año.

Lee: No se puede coartar la libertad de expresión de asilados, responde SRE a Bolivia

Y además, al ser aymara, se juramentó en un ritual de tradición indígena en 2006, y, en 2016, agradeció a la Pachamama (madre Tierra) y al Tata Inti (padre Sol) sus 10 años en el gobierno.

Morales ha señalado que la religión "es como una reconciliación" y "bendición" para los feligreses y esta semana criticó el uso de la Biblia por parte de la oposición como herramienta política.

El ex mandatario ha sido muy cercano al papa Francisco de quien dijo que "respeta y admira", en una entrevista con CNN en Español, en 2015. En ese entonces, Morales dijo que, por primera vez, sentía que tenía un papa y se reunió con el pontífice tanto en Bolivia como en el Vaticano.

Con información de AFP y CNN

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad