Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Biden o Trump: EU decide_header desktop Home Expansión
Biden o Trump: EU decide_galería desktop Home Expansión

EU decide: La pugna por la Corte Suprema y un empate en Florida marcan la semana

El presidente Donald Trump, que dice que la elección se decidirá en el máximo tribunal, dará a conocer a su candidata a suceder a la progesista Ruth Bader Ginsburg este sábado.
vie 25 septiembre 2020 05:04 AM
Donald Trump
El presidente Trump no podrá ganar la reelección sin ganar Florida, estado que visitó el jueves.

A seis semanas de las elecciones, la muerte de la ministra progresista Ruth Bader Ginsburg ha marcado la agenda política estadounidense en los últimos siete días, sobre todo con una cuestión: ¿es el momento para elegir a la sustituta de Ginsburg en la Corte Suprema?

Aunque los demócratas consideran que el ganador de los comicios del 3 de noviembre debe ser quien nombre un candidato, los senadores republicanos se han dado prisa y han aprovechado su mayoría en la Cámara Alta para garantizarle a Trump el nombramiento del tercer ministro de la Corte Suprema en su administración.

Publicidad

De acuerdo con el presidente, el senador Lindsey Graham, que preside el Comité Judicial del Senado, ni siquiera tendrá que celebrar una audiencia para el candidato a la Corte Suprema y que el proceso marchará rápidamente.

Los demócratas tienen pocas opciones para evitar esta decisión. Para elegir al ministro de la Corte se necesita solo una mayoría simple en el Senado, con la que cuenta el partido del presidente. Incluso si tres senadores republicanos votaran en contra del nombramiento, el vicepresidente Mike Pence tiene el voto de desempate en estos casos.

¿Y esto qué tiene que ver con las elecciones? Según el presidente Trump, mucho.

"Creo que esto terminará en la Corte Suprema y creo que es muy importante que tengamos nueve jueces", dijo Trump en una conferencia en la Casa Blanca cuando se le preguntó si se necesitaba una dotación completa de magistrados para manejar cualquier impugnación a las elecciones del 3 de noviembre entre él y el demócrata Joe Biden.

Trump ha puesto en duda la integridad de la elección, diciendo sin pruebas que el uso del voto por correo durante el coronavirus provocaría un fraude.

"Esta estafa que los demócratas están llevando a cabo, es una estafa, la estafa se verá en la Corte Suprema de los Estados Unidos, y creo que tener una situación de 4 a 4 no es una buena situación", dijo.

Publicidad

Sólo una elección presidencial anterior en Estados Unidos, la contienda de 2000 entre el republicano George W. Bush y el demócrata Al Gore, tuvo un resultado determinado por la Corte Suprema.

La batalla por Florida

Cada proceso electoral, Florida es uno de los estados más peleados y de los que se vuelven claves para conocer al próximo presidente de Estados Unidos. De hecho, en las elecciones del 2000, fueron los resultados en el estado del sol los que llevaron la contienda al máximo tribunal.

Los comicios de 2020 están lejos de ser la excepción. Joe Biden y Donald Trump están virtualmente empatados en las encuestas estatales. De acuerdo con el promedio de encuestas de Real Clear Politics, el demócrata lleva una ventaja de apenas 1.3 puntos porcentuales.

La última encuesta del Washington Post y la cadena ABC, publicada el miércoles, muestra que Trump ya tiene una ventaja de 4 puntos. Sin embargo, esta diferencia es menor al margen de error del estudio de +/-4.5, por lo que puede considerarse un empate.

La mayoría de los modelos muestran que, el 3 de noviembre, Trump no podrá quedarse en la Casa Blanca si no gana Florida. La última vez que un republicano logró esta hazaña fue hace casi 100 años, cuando Calvin Coolidge ganó la presidencia sin obtener Florida en 1924.

El jueves Trump se dirigió a Jacksonville, ciudad en la que planeaba realizar la Convención Republicana en agosto.

Publicidad

El presidente ha trabajado diligentemente para aumentar el apoyo de la comunidad hispana de Florida, particularmente de los cubano-americanos del sur de Florida.

El miércoles, su gobierno impuso nuevas restricciones al comercio con Cuba , prohibiendo a los ciudadanos estadounidenses llevar a casa ron o cigarros de la isla comunista y alojarse en hoteles propiedad del gobierno cubano.

Algunos republicanos de Florida han presionado a Trump para que elija a Barbara Lagoa, una jueza cubano-americana de la Corte de Apelaciones del Undécimo Circuito de Atlanta, para reemplazar a Ginsburg, porque creen que reforzará sus perspectivas en el estado.

Pero Trump aún no se ha reunido con Lagoa. "No tengo una reunión planeada, pero ella está en mi lista", dijo en una conferencia de prensa el miércoles.

Trump mete presión y nominará a remplazante para la Corte Suprema de EU

La campaña de Biden también ha hecho esfuerzos para ganar espacio en el estado. Este jueves un comité político demócrata informó que el ex alcalde de Nueva York Michael Bloomberg volcó seis millones de dólares a la campaña orientada al voto hispano.

"Trump ha fomentado la división en nuestro país, incluso a través de sus implacables ataques contra la comunidad latina", dijo el multimillonario. "Pero este noviembre, los votantes hispanos desempeñarán un papel fundamental en las elecciones".

Los cubanos y los puertorriqueños han estado en los últimos días en la mira de ambas campañas, sin olvidar a venezolanos, colombianos y en general a los hispanos, que según una encuesta de hoy de St. Pete Polls prefieren por 14 puntos porcentuales a Biden.

Tom Pérez, presidente del Comité Nacional Demócrata (DNC), que ha mantenido presencia en Florida por estos días, tiene claro que cualquier grupo puede hacer la "diferencia" en Florida y darle a Biden o a Trump los 29 votos electorales del estado del Sol y, con ello, posiblemente la victoria nacional el próximo 3 de noviembre.

Ambos partidos están jugando todas sus cartas en Florida, donde tiene su residencia oficial de Trump, quien le arrebató este estado a la demócrata Hillary Clinton por unos 100,000 votos en 2016.

Por el lado republicano buscan encasillar a Biden como "socialista" y ganarse el apoyo de cubanos, venezolanos y nicaragüenses, temerosos de repetir las pesadilla de sus países.

La campaña demócrata en cambio apuesta por enfatizar los "fallos" de Trump en el manejo de la pandemia del COVID-19 que superó ya los 200,000 muertos en Estados Unidos y el trato como "ciudadanos de segunda" a los puertorriqueños tras la devastación por el huracán María en su tercer aniversario.

Con información de AFP, Reuters y EFE

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad