Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El referendo revocatorio de California fracasa, Gavin Newson seguirá en el cargo

El demócrata obtuvo más de 60% de los votos escrutados, la mayoría por correo, y continuará en el mando del estado, de mayoría progresista, hasta enero de 2023.
mié 15 septiembre 2021 06:00 PM
El gobernador de California, Gavin Newsom, en un evento de campaña
El gobernador de California, Gavin Newsom, dijo que sus medidas anticovid-19 están sustentadas en la ciencia.

Los californianos votaron este martes en un referendo a favor de mantener en el cargo a su gobernador demócrata, al rechazar rotundamente un intento de desbancarlo de parte de republicanos críticos de las restricciones por la pandemia.

Gavin Newsom sobrevivió sin problemas a una consulta que podía haberlo sustituido por un republicano, en uno de los estados más liberales de Estados Unidos.

Publicidad

Con más del 60% de los votos escrutados en todo el estado, los canales CNN y NBC dijeron que Gavin Newsom se había impuesto luego que alrededor de dos tercios de los votantes apoyaran al titular en la consulta popular.

Los resultados preliminares, mayoritariamente de voto por correo, apuntan a que el 66.8% de los californianos acudieron a las urnas (5.5 millones) apoyaron la continuidad del gobernador, mientras que un 33.2% (2.7 millones abogó por la destitución).

Aunque se espera que el conteo del voto presencial reduzca ese margen, los medios consideran que es suficientemente amplio para declarar a Newsom vencedor.

El referéndum revocatorio impulsado por los republicanos necesitaba que más del 50% de los votantes lo hicieran a favor de la destitución para poder elegir un reemplazo por mayoría simple entre los 46 candidatos que se presentaron.

El comentarista radiofónico Larry Elder lideraba esa lista de opositores al sumar un 43.6 % (1.9 millones).

Espaldarazo a las medidas estrictas contra el COVID-19

El resultado de las elecciones se puede leer como un espaldarazo de la mayoría de los californianos

La campaña revocatoria contra Newsom logró la mayoría de sus firmas entre finales de 2020 y principios de 2021, cuando el gobernador impuso drásticas medidas para frenar una ola de la pandemia que convirtió a California en el estado con más fallecidos del país, con más de 67,000.

Publicidad

Durante ese periodo, estalló un escándalo al hacerse públicas fotografías de Newsom en una cena en un lujoso restaurante en desacato de sus propias restricciones.

Newsom presume de haber respetado las indicaciones científicas cuando ordenó a los californianos que se quedara en casa durante lo peor de la pandemia de COVID-19.

Pero los empresario lo acusaron de asfixiar sus negocios con estas restricciones y muchos padres protestaban porque us hijos no iban a la escuela.

Políticos de todo el país, profundamente polarizado, han seguido con interés la votación de California como un posible indicador de cómo les iría en las urnas a los titulares que escuchan a los médicos, en comparación con aquellos que escuchan a furiosos electores.

El principal contrincante de Newsom era Larry Elder, un locutor de radio de derecha que ha apoyado abiertamente al expresidente Donald Trump.

Elder copió la estrategia que siguió Trump en la elección de 2020 y lanzó la noche del lunes una página web denunciando fraude y demandando a las autoridades "investigar y mejorar los resultados distorsionados" de la elección.

El afroamericano de 69 años concedió la victoria a su "oponente". "Admitimos que hemos perdido la batalla, pero sin duda vamos a ganar la guerra", dijo a los simpatizantes reunidos en el condado de Orange, algunos de los cuales llevaban las gorras rojas "Make America Great Again", populares entre los seguidores de Trump.

Publicidad

California es cada vez más importante para la política de Estados Unidos

El referendo de revocación de mandato en California fue la primera gran elección desde las elecciones presidenciales del 3 de noviembre del año pasado.

Aunque California es un bastión demócrata y que las encuestas estuvieron siempre del lado de Newsom, el margen hace unos meses parecía tan estrecho que provocó la movilización de todo el aparato demócrata, incluido el presidente, Joe Biden, que este lunes hizo campaña en California.

“Esto no es una hipérbole, los ojos de la nación están puestos en California… la decisión que está a punto de tomar no es solo va a tener un gran impacto en California, Reverberará en todo el país. Y, francamente, no es una broma en todo el mundo”, dijo Biden el lunes un día antes de la elección.

El ex presidente Donald Trump acusó este martes a los demócratas de amañar las elecciones de hoy antes incluso del cierre de las urnas.

A pesar de que en las elecciones generales, los demócratas han solido mostrar una mayor interés en los “estados columpio”, es decir, aquellos estados del Medio Oeste donde se juega una gran cantidad de votos y que suelen cambiar el partido al que prefieren en cada ciclo electoral.

Ahora California es vista también como un barómetro del desempeño de los demócratas, que duplican a los republicanos registrados en el estado.

“Este cambio significa que los demócratas están descubriendo algo que funcionó para los republicanos desde la década de 1960 hasta la década de 2000: pueden hacer de california un lugar donde los movimientos políticos y las ideas comiencen, si tienen éxito, se extiendan por todo el país”, escribió Raphael Sonenshaein, director ejecutivo del Pat Borown Institute of Public Affairs de la Universidad del Estado de California, Los Ángeles.

Durante las décadas de 1960 a 1980, de California salieron distintos gobernadores, senadores y presidente republicanos, como Richard Nixon Ronald Reagan.

El cambio demográfico en California, incluido el crecimiento en el porcentaje de votantes latinos y asiático-americanos y su movilización contra las políticas republicanas, provocó una caída drástica en las fortunas republicanas en el estado y una mejora importante en las perspectivas demócratas.

Con mayorías crecientes en el electorado y en la legislatura y un casi monopolio de los cargos electos en todo el estado, los líderes demócratas de California podrían adelantarse al partido nacional en temas que van desde la inmigración hasta el cambio climático y la atención médica.

California se convirtió en un poderoso aliado de la administración Obama, yendo más allá en el medio ambiente y demostrando cómo la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Obamacare) podría implementarse con éxito. Durante los años de Trump, el estado a menudo lideró la resistencia en temas como la inmigración y el cambio climático, lo que llevó a Donald Trump a declarar en 2020 que California estaba "yendo al infierno".

En la presidencia de Biden, Newsom mostró el camino con pasos agresivos contra COVID-19 que le costaron políticamente en el corto plazo, pero están dando sus frutos con la aprobación pública y mejores resultados, aunque tentativos, ahora, un camino que el cauteloso Biden ahora está pisando. sus directivas sobre vacunaciones.

Lo que es aún más notable es la elevación del sur de California como actor estatal y nacional. Hasta la fecha, la presencia de los demócratas de California en la política nacional se ha debido a la influencia del norte de California altamente organizado y liberal.

El Norte apareció una vez más en el retiro, proporcionando un gran margen y una alta participación para Newsom. Pero el gran cambio está en el sur de California, que está desarrollando un perfil como potencia demócrata. No fue solo el condado de Los Ángeles el que rechazó el retiro; también fracasó en los condados de Orange y San Diego de nueva tendencia demócrata al este y sur de la metrópoli de Los Ángeles.

Las lecciones de la elección revocatoria de California podrían volverse cruciales a medida que el partido intente diseñar una estrategia para lo que podrían ser las elecciones de mitad de período de 2022 extremadamente desafiantes.

Con información de AFP y EFE

Publicidad
Publicidad