Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Jair Bolsonaro es dado del hospital y dice que está listo para trabajar

El presidente brasileño fue ingresado el lunes debido a una obstrucción intestinal, una de las secuelas de la puñalada que recibió en la campaña presidencial de 2018.
mié 05 enero 2022 10:15 AM
El presidente brasileño Jair Bolsonaro saluda a la gente cuando deja el hospital Vila Nova Star en Sao Paulo.
"La vida continúa. Todos nos iremos un día", dijo Bolsonaro vestido con una camiseta del Juventus de Sao Paulo al salir del hospital.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció este miércoles que recibió el alta médica después de pasar dos días ingresado en un hospital de Sao Paulo por una obstrucción intestinal, una de las secuelas que le dejó la puñalada que recibió en 2018.

"Alta ahora. Gracias a todos", señaló el mandatario ultraderechista en un mensaje publicado en sus redes sociales que acompañó con una fotografía en la que aparece en cama rodeado por el equipo de médicos que ha acompañado su caso.

Publicidad

Bolsonaro "hará una dieta especial durante una semana (...), sin ejercicios físicos intensos. Pero está curado, pronto para el trabajo", dijo en conferencia de prensa el cirujano Antonio Luiz Macedo, que atiende al mandatario desde la agresión que sufrió en el abdomen durante la campaña electoral de 2018.

"La vida continúa. Todos nos iremos un día. Le agradezco al Dr. Macedo, intentaré seguir sus recomendaciones y también las de mi esposa, que está ahí mirándome mal...", dijo Bolsonaro vestido con una camiseta del Juventus de Sao Paulo, antes de dejar el Hospital Vila Nova Star, ubicado en un barrio acomodado de la capital paulista.

Bolsonaro fue hospitalizado de urgencia el lunes pasado tras quejarse de unos problemas abdominales mientras disfrutaba de unos días de vacaciones en el estado de Santa Catarina, en el sur del país.

El jefe de Estado brasileño, de 66 años, ha superado la obstrucción abdominal con un tratamiento conservador, sin la necesidad de pasar por el quirófano, lo que fue descartado por los médicos en la víspera.

El lunes dijo en Twitter que empezó a sentirse mal después del almuerzo del domingo, destacando que era su segunda hospitalización "con los mismos síntomas" en pocos meses.

Bolsonaro sufrió el mismo problema en julio de 2021, cuando también estuvo algunos días ingresado en el mismo hospital por otra obstrucción intestinal de la que se curó igualmente con un tratamiento convencional, sin necesidad de cirugía.

Publicidad

"Normalmente en estos cuadros no operamos como primera opción", explicó Macedo, ya que una intervención quirúrgica implica un mayor tiempo de recuperación y puede generar nuevas adherencias en los tejidos de la región abdominal, agregó.

Hospitalizan de emergencia a Jair Bolsonaro por posible obstrucción intestinal

Debido a la puñalada que recibió, el gobernante pasó por al menos cuatro cirugías, entre ellas la colocación y posterior retirada de una bolsa de colostomía, que lo volvieron más proclive a sufrir trastornos intestinales.

Bolsonaro, en el poder desde 2019, admitió este miércoles que tiene dificultades para seguir las recomendaciones médicas y suele comer alimentos que no debería.

"Va a ser difícil cambiar eso, no consigo controlarme. Me recomendaron no comer pastel (frito) y jugo de caña de azúcar... pero una recomendación no es una orden", dijo entre risas el mandatario, que a menudo aparece en público degustando esta popular combinación en ferias y otros lugares públicos.

Preocupado por su "seguridad"

“Todo lo que tengo programado será cumplido, un viaje para el noreste, para Río de Janeiro, otro para Rusia en febrero (…). Seguiré normalmente”, aseguró el presidente.

Más que su salud, su preocupación inicial es "su seguridad", afirmó Bolsonaro, quien atribuye a grupos de izquierda el ataque del que fue víctima durante un acto de campaña en 2018, a pesar de que las investigaciones judiciales apuntaron hasta ahora que se trató de un hombre con problemas mentales que actuó en solitario.

Publicidad

“Mi preocupación no solo los viajes, sino mi seguridad. Sabemos hasta donde es capaz e llegar el otro lado. Desde que la izquierda se hizo más presente en la política brasileña.. sabemos hasta qué punto son agresivos y han intentado eliminar a sus adversario sn importar como”, dijo Bolsonaro.

Como en sus pasos anteriores por el hospital, Bolsonaro y sus allegados publicaron en sus redes sociales fotos de su recuperación: esta vez se mostró caminando por los pasillos con la sonda gástrica y también siendo examinado por su médico.

Esta última estancia en el hospital se ha producido en un momento en el que estaba recibiendo multitud de críticas por parte de la oposición y los medios de comunicación locales por no acudir a las zonas afectadas por las graves inundaciones ocurridas en el nordeste del país y continuar con sus vacaciones.

Bolsonaro registra su nivel de popularidad más bajo desde que asumió en enero de 2019, con 53% de reprobación, según el Instituto Datafolha.

El presidente brasileño lleva en el poder desde 2019 y se presentará a la reelección en unas elecciones previstas para octubre.

De acuerdo con las encuestas, el mandatario perdería las elecciones presidenciales frente al ex presidente de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010, PT, Partido de los Trabajadores), quien todavía no confirmó su candidatura.

Con información de AFP, EFE y Reuters

Publicidad
Publicidad