Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

#CómoReactivarMéxico_header desktop Home Expansión
#CómoReactivarMéxico

Unión y solidaridad deben ser elementos base de esta época

Se necesita de una sociedad civil activa en los diferentes ámbitos en los que puede influenciar, comprometida con el desarrollo de una sociedad más justa, opina Mauricio Hubard.
vie 10 abril 2020 11:59 PM

(Expansión) – En estos tiempos donde vivimos en una total incertidumbre en cuanto a los impactos que el Covid-19 tendrá en nuestras vidas, en los países y en el mundo, en que no sabemos cuánto tiempo van a durar los contagios y las muertes, los números a nivel global y por cada país, el impacto drástico a las economías del mundo, a la forma de relacionarnos como sociedad, los sistemas políticos que van a emerger, el daño a la planta productiva, etcétera, hay algunos aspectos que son ciertos y en los que nos debemos enfocar.

Todos queremos un México próspero, con crecimiento, sin pobreza, sin corrupción, con justicia y seguridad, con una gran parte de la población en clase media, que respete y valore las culturas indígenas, sus costumbres; un país con un gran sistema de salud y que ante la pandemia queda más claro que nunca que debe ser universal y gratuito; un sistema de educación entre los mejores del mundo para todos los mexicanos; un México donde todos encuentren trabajo, que promueva el emprendimiento, la cultura, entre muchas otras cosas.

Publicidad

Para lograr lo anterior se requiere de un gobierno eficiente, sin corrupción, que tenga visión al futuro, que entienda las posibilidades de nuestra nación en el corto, mediano y largo plazo; un gobierno que cuente con los recursos suficientes y adecuados para desarrollar lo que le corresponde, tanto recursos humanos como financieros.

Igual de importante es el papel que juega la iniciativa privada en el desarrollo del México al que aspiramos. Mediante su actividad, las empresas generan empleos, desarrollo económico, valor agregado, desarrollo regional; generan riqueza que en general se reinvierte y con ello inicia de nuevo el círculo productivo. Algo fundamental: pagan impuestos que representan, por mucho, el mayor porcentaje de los recursos que el gobierno requiere para su labor, sus programas sociales y sus compromisos económicos.

Mas del 90% de las empresas en México son micro, pequeñas y medianas (mipymes), generan aproximadamente el 78% de los empleos en el país y cuentan con reservas de capital limitadas, la mayoría vive del día a día.

Para realizar su actividad, vender sus productos u ofrecer sus servicios, estas empresas contratan personas a las que les pagan sueldo, prestaciones, IMSS, Infonavit, SAR; también pagan renta, luz, agua, telefonía, internet, costo de producción de sus productos o servicios, impuestos, créditos, entre otros.

Ante la emergencia por el Covid-19, sus ventas se han reducido drásticamente o de plano no están operando, lo que les expone a un casi seguro escenario de quiebra con las correspondientes consecuencias del desempleo y fracturación de la planta productiva; estamos hablando de escenarios de millones de desempleados.

Publicidad

Las empresas grandes, que tienen más recursos para afrontar esta crisis -que son limitados- cuentan con compromisos financieros muy importantes, son las que aportan un mucho mayor porcentaje al Producto Interno Bruto (PIB) de México y las necesitamos.

Hay que apoyar también a la gente en la informalidad.

¡La actividad productiva hace la diferencia!, mejora la calidad de vida en las familias, en las comunidades, en los países; mientras se tenga más actividad productiva, más eficiente y constante, será mayor el nivel de desarrollo.

Por esto es tan importante, ante la emergencia nacional y global que estamos enfrentando, el actuar con unidad y solidaridad como país, con un plan nacional conjunto entre gobierno, iniciativa privada, sindicatos, sociedad civil, a fin de trazar juntos metas y trabajar en conjunto para conseguirlas.

Necesitamos que el gobierno apoye a la planta productiva, evitar las quiebras masivas, el desempleo, brindar liquidez a las empresas con apoyos extraordinarios, realizar inversiones sin precedente en actividades productivas que generan grandes volúmenes de empleo.

Publicidad

Para lograrlo puede hacer prórrogas en el pago de impuestos, servicios de luz, agua, apoyos en efectivo, créditos, acelerar contratos, pagar en tiempo, no tener subejercicio en el presupuesto. Creo que debería utilizar la línea de crédito de 62,000 millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Las empresas, a su vez, deben ser solidarios con sus empleados y la comunidad donde operan, actuar con responsabilidad social, ajustarse al anuncio que el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) presentó en enero.

Los sindicatos deben actuar en apoyo a la protección de la planta productiva para salvaguardar los empleos de sus agremiados.

Debemos utilizar la integración del T-MEC para buscar medidas y apoyos regionales, incentivar más cadenas productivas entre nuestros países.

Este mexicano ofrece entrenamiento a los alemanes desde su balcón

Se necesita de una sociedad civil activa en los diferentes ámbitos en los que puede influenciar, comprometida con el desarrollo de una sociedad más justa, más plural, incluyente.

Y entre todos diseñar una reforma fiscal de grandes miras, que permita generar los recursos con la actividad productiva y el pago de impuestos para pagar la deuda que se adquiera a fin de implementar medidas anticíclicas, apoyar a la sociedad, a los trabajadores, a la planta productiva, pero sobre todo a la población más pobre.

OPINIÓN: ¿La economía globalizada está amenazada?

Escribí sobre la gran reforma fiscal necesaria para México ( primera parte y segunda parte ), hoy más que nunca adquiere relevancia.

Unión y solidaridad, dos elementos que nos pueden ayudar a salir fortalecidos como país.

Nota del editor: Mauricio Hubard es Fundador y Presidente de Juntos Financiera , estudió Relaciones Industriales en la Universidad Anáhuac del Sur, graduado de la escuela de Negocios de Harvard (Harvard Business School), es miembro activo del Harvard Alumni Association, ha tomado diversos cursos en esta escuela relacionados con Microfinanzas, Gobierno Corporativo, entre otros; Desarrollo de Instituciones Financieras en el JFK School of Goverment de Harvard, también de Responsabilidad Social de las Empresas por la Universidad de Stanford y el ESADE de Barcelona. Escríbele a hubardm@gmail.com. Síguelo en su cuenta de Twitter . Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad