Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

#CómoReactivarMéxico_header desktop Home Expansión
#CómoReactivarMéxico

Emprendedores, el fin está cerca, viene la reinvención

Vendrá el levantamiento de cenizas y sobrevivirán los emprendimientos que cuenten con liquidez, pero principalmente que tengan la habilidad de empatizar con un consumidor, opina Jonathán Torres.
lun 27 abril 2020 11:59 PM

(Expansión) – La pandemia ya empezaba a mostrar su cara más cruda y mortal, cuando líderes del ecosistema emprendedor de México recibieron una noticia que los dejó fríos. Desde la Secretaría de Hacienda y Crédito Público se les notificaba de la desaparición del Fideicomiso de Capital Emprendedor, administrado por Nacional Financiera.

Para fines prácticos, dicho fideicomiso mantiene líneas de recursos -de 30 a 50 millones de pesos- en más de 50 fondos de capital privado que, consecuentemente, operan cientos de emprendimientos de alto impacto. No era necesario perderse en el bosque para concluir que el golpe era mortal.

Publicidad

Los emprendedores están viviendo la circunstancia más sombría de su historia. Pero, en realidad, la definición que tiene sobre ellos el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) significa un impacto colateral, ante la desgracia que están sufriendo por el COVID-19. La Asociación de Emprendedores de México, en alianza con Nauta, una empresa de investigación, encuestó a 1,211 mipymes y proyecta que el 77% de éstas dejará de operar en menos de 60 días. Muchas ya tienen listo su epitafio.

¿Qué está dejando al descubierto esta inminente carnicería?

Es políticamente correcto decir que la pandemia agarró por sorpresa a los emprendedores. Antes del coronavirus se sentía un furor por emprender, pero había algo debajo de la alfombra: propuestas que no estaban sólidas financieramente, errores en algunos emprendimientos de alto impacto que priorizaban el crecimiento y no la generación de utilidades, pero también la sobreexposición mediática que convertía a cualquiera en un rockstar, pero no en un emprendedor nato.

La historia de terminar con el Fideicomiso de Capital Emprendedor, que respondía a un decreto presidencial que ordena la terminación de los fideicomisos públicos, pudo ser un escándalo pero el lobbying de la Asociación Mexicana de Capital Privado lo desactivó; sin embargo, lo que también desvela es el absoluto desconocimiento que tiene el presidente alrededor de la importancia del emprendimiento en la generación de riqueza.

Pero a su vez demuestra la inexistente interlocución de los emprendedores con el poder político. El CCE y el CMN han compartido el pan y la sal con AMLO. Los emprendedores ni un solo café. Ni uno.

Publicidad

(Nota: según la versión de algunos emprendedores, hay un lado B alrededor del Fideicomiso de Capital Emprendedor, pues sostienen que muchos de sus recursos se destinaban a fondos patito, con operaciones de garage, que nacieron de la panza del extinto INADEM)

Vendrá el levantamiento de cenizas y sobrevivirán los emprendimientos que, obvio, cuenten con liquidez, pero principalmente que tengan la habilidad de empatizar con un consumidor que manifestará nuevas patologías; al mismo tiempo, que migren con rapidez a plataformas digitales y que armen su organigrama en función de las nuevas condiciones del mercado.

Por lo pronto, las operaciones que daban cuenta de los años dorados del emprendimiento están suspendidas. Volverán pero bajo reglas distintas. Este día hay una devoción profunda en los fondos por preservar su capital en su portafolio. Nada más. Hay poca pólvora para invertir. Incluso, hoy está ocurriendo un cambio tectónico en el emprendimiento y en el resto de las empresas (que va a tono con la declaración del verano pasado del Business Council y con la reciente carta de Larry Fink, presidente y CEO de BlackRock): las utilidades no son la única prioridad, al tiempo que el cash es el rey.

OPINIÓN: La importancia de la liquidez para reiniciar la actividad productiva

¿A nadie se le va a calentar la cartera? Los tiempos de crisis son, por naturaleza, tiempos de oportunidades. Hace unos días, varios fondos se adhirieron a una especie de juramento para no renunciar a sus compromisos, no abusar de las condiciones de mercado y, en resumen, operar de forma decente. Una muestra de integración y buena práctica.

Publicidad

El mercado no está cerrado, es un hecho que vendrá la etapa de las valuaciones baratas pero la postura de los fondos es esperar. Podría decirse, incluso, que hay un giro en sus teorías. Soy más específico: antes de la pandemia algunos fondos solían invertir bajo la tesis del “fear of missing out” (miedo a quedarse fuera de una ronda), y ahora se inclinan por la tesis del “fear of looking dumb” (miedo a verse estúpidos), lo que significa que mostrarán mayor aversión al riesgo y están dispuestos a regresar a los básicos y ser más cautelosos.

Visto así, lo que está provocando el COVID-19 en el emprendimiento es un proceso darwiniano, en el que se acelerará la muerte de quienes tenían que morir y sobrevivirán los que tenían que sobrevivir.

Apple pagará indemnización a usuarios por ralentizar iPhones
No videos available

También, habrá cambios en el péndulo, sectores que ganarán y otros que perderán; hay quien dice que los negocios del futuro estarán en el segmento de la clase media y en aquello relacionado con la pobreza.

Más allá de pensar en el fin del capitalismo (que ya se discute con pasión en Europa), los emprendedores mexicanos tienen la oportunidad de desempolvar en su modelo de negocio algo maravilloso: el propósito, que les permita afinar su propuesta de valor y contribuir a mejorar las condiciones de nuestra sociedad.

Ayer, 26 de abril, BID Invest (brazo del BID enfocado en promover la economía en América Latina a través de la iniciativa privada) y el Consejo Mexicano de Negocios lanzaron un programa para financiar a más de 30,000 micro, pequeñas y medianas empresas en México. Dicho financiamiento estima un monto estimado por hasta 12,000 millones de dólares al año.

Notas del editor: Para la realización de este artículo se tuvieron entrevistas con diversos jugadores del ecosistema emprendedor.
Jonathán Torres es periodista de negocios, consultor de medios, exdirector editorial de Forbes Media Latam. Síguelo en LinkedIn y en Twitter como @jtorresescobedo . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad