Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El paradigma del trabajo a distancia

Las organizaciones que no midan su desempeño difícilmente lograrán que su fuerza laboral a distancia sea productiva, opina Eduardo Durazo Watanabe.
mié 03 junio 2020 07:00 AM

(Expansión) – "La productividad no lo es todo, pero a largo plazo lo es casi todo". Paul Krugman

Los espacios físicos de trabajo tradicionalmente han sido los lugares en donde se sitúan las actividades productivas y en donde los directivos se sienten cómodos y en control del entorno, así como de su fuerza laboral.

Publicidad

Esta premisa se ha puesto a prueba frente al aislamiento social al que obligó el COVID-19; las empresas de servicios no enviaron a sus empleados a trabajar desde casa como producto de una estrategia, sino como una reacción forzada frente a la posibilidad de quedar fuera del mercado.

Es así que en este escenario las empresas se enfrentan principalmente con tres disyuntivas en la implementación del trabajo a distancia: la tecnología, la gestión de la operación y la cultura de resultados.

La primera es la elección de las plataformas tecnológicas idóneas que permitirán continuar con la operación: comunicación online, gestión de proyectos y trabajo en la nube, entre otras. Esto implica una inversión en infraestructura -física y/o virtual-, que en la mayoría de los casos, resultó imprevista por la velocidad en que debieron suceder los cambios.

Adicionalmente a la inversión financiera, es importante recordar la curva de aprendizaje que termina siendo una inversión de tiempo por parte del personal que dependerá de ellas para su trabajo cotidiano.

La segunda decisión es la gestión de la operación: ¿se establecerán jornadas fijas donde se espera disponibilidad total de los empleados? ¿Se confiará que el empleado mismo pueda administrar su tiempo y mantener la productividad esperada? Es común que la ansiedad por el control y el seguimiento impulsen a los directivos a programar reuniones virtuales frecuentes, extensas, y sin sentido, restando horas productivas a los equipos de trabajo.

La tercera decisión tiene que ver con implementar un sistema de trabajo que fomente una cultura de resultados, donde la conversación invariablemente se torna hacia formular objetivos y monitorear indicadores. La Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas 2018 publicada por el Inegi, afirma que aproximadamente una tercera parte de las pymes mexicanas no monitorean indicadores de desempeño, y sólo un 22% monitorean más de 6 indicadores -donde el 2% reporta que sus gerentes nunca los revisan-.

Publicidad
Líderes durante la pandemia, 5 formas de mantener motivado a tu equipo

Las organizaciones que no midan su desempeño difícilmente lograrán que su fuerza laboral a distancia sea productiva, llevando a los directivos hacia una dinámica de micromanagement.

Históricamente el deseo de la humanidad por obtener mejores resultados de su esfuerzo al producir bienes o servicios ha influenciado la configuración del entorno de trabajo: desde la tecnificación en las civilizaciones agrícolas, pasando por la revolución industrial a mediados del siglo XVIII, hasta la era digital actual. La productividad ha transformado el dónde y el cómo trabajamos.

Para las empresas de servicio -sobre todo las intensivas en conocimiento- el espacio de trabajo ha jugado un rol fundamental en definir su evolución organizacional y de sus productos. Los espacios físicos de trabajo incentivan a los directivos a controlar actividades y tiempos: “trabajar” es un sinónimo donde las horas presenciales de oficina deben dedicarse siempre a tareas productivas.

OPINIÓN: Estemos preparados o no, el home office a todo hoy más que nunca

Ahora, después de algunas semanas de distanciamiento social y de trabajo a distancia, escucho un comentario frecuente: la mayoría se siente abrumada por la carga de trabajo y por la ahora línea invisible que divide el trabajo de la vida personal. La curva de aprendizaje tecnológico, la organización del tiempo y la limitada interacción social cobra factura entre quienes pueden seguir trabajando a distancia.

A mediano plazo todo apunta a que los resultados no se verán mermados por falta de responsabilidad, ya que la mayoría de los empleados se ha "puesto la camiseta" y se llevó sus tareas laborales al hogar. Estas experiencias nos deben llevar a un nuevo concepto de productividad en donde las horas tradicionalmente invertidas en las oficinas con sus implicaciones de supervisión, seguimiento e interacción humana han sido capaces de ser mediadas por las herramientas tecnológicas.

El reto sigue siendo entonces la falta de una cultura orientada hacia los objetivos, resultados y medición, sumada a la nueva circunstancia de riesgos psicosociales derivados del aislamiento social.

6 tips para hacer 'home office' | #QueAlguienMeExplique

Publicidad

Ahora más que nunca pensar en las implicaciones de los nuevos espacios de trabajo, físicos y virtuales, cobra relevancia de cara a un fenómeno de distanciamiento que al parecer no desaparecerá del todo en los siguientes meses.

Esta es la ahora llamada "nueva normalidad" que nos tocará vivir a todos los que estamos inmersos ahora mismo en el trabajo a distancia, las lecciones aprendidas respecto al uso de herramientas tecnológicas, gestión de la operación y cultura de resultados nos pueden llevar a mantener -si no es que redoblar- el nivel de productividad del viejo mundo antes del COVID-19.

Nota del editor: Eduardo Durazo Watanabe es Coordinador Académico del programa de Maestría en Administración de Negocios (MBA) y Profesor de la Escuela de Administración de Empresas en la Universidad CETYS, campus Ensenada. Socio fundador de la empresa de desarrollo de la tecnología Genesis Ventures. Se desempeñó como asesor de la Coordinación de la Sociedad de la Información y el Conocimiento parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en las áreas de emprendimiento y brecha digital. Síguelo en Twitter como @border_watanabe . Las opiniones publicadas e esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad