Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El valor del ahorro

No importa la edad o condición socioeconómica del ahorrador, siempre hay espacio para guardar algo de dinero e ir juntando un capital, apunta Mauricio Hubard.
mié 26 agosto 2020 01:01 AM

(Expansión) – “El camino a la riqueza a la riqueza depende fundamentalmente de dos palabras: trabajo y ahorro”: Benjamin Franklin.

Este articulo lo escribo a sugerencia de un amigo, Jorge Ávalos, quien me hizo notar que entre los consejos que di a los jóvenes, faltaba este importante tema.

El ahorro es fundamental, en las personas, las familias, empresas, países.

Publicidad

El ahorro debe ser un hábito constante, disciplinado, consciente y de largo plazo; no importa la edad o condición socioeconómica de cada ahorrador, siempre hay espacio para guardar algo de dinero en nuestros ahorros e ir juntando un capital.

Se puede ahorrar con diferentes fines, por ejemplo, el llegar a tener un patrimonio de determinada cantidad, para tranquilidad por si se presentan épocas adversas, un viaje, la compra de un coche, pago de estudios escolares, entre muchas otras.

En datos de la ENIF, solamente el 14% de los mexicanos ahorra de manera formal, un dato muy bajo y que se requiere incrementar de forma importante, ahí es donde entra la importancia de la Inclusión y educación financiera.

Existen muchas formas de ahorrar, diferentes instrumentos, medios que ofrecen diferentes riesgos y retornos o ganancia por estos ahorros.

Si pensamos en un ahorro 100% seguro están los CETES, pero en esta época en especifico, el rendimiento es mínimo, ya que la inflación se ubicó en el dato de la primera quincena de agosto, en el 3.99% y la tasa de CETES a 91 días, en su cotización al 18 de este mes, en 4.45%, es decir, que el rendimiento real no llega ni a medio punto porcentual; en este sentido, los CETES lo que realmente nos ayuda a lograr es el valor adquisitivo de nuestro dinero en el año.

En diferentes bancos, se ofrecen ahorros a plazo fijo con tasas superiores a los CETES, incluso ofrecen la posibilidad de realizar ahorros a través de sus aplicaciones. La mayoría de los bancos grandes como CitiBanamex, BBVA, Banorte, HSBC, Santander, etcétera, ofrecen tasas de intereses de entre 5.65% y 6.30%.

Al considerar formas de ahorrar, debemos analizar el acceso al dinero que podamos tener en un momento dado, algunas son convertibles en efectivo fácilmente y sin costos, otras no tan fácil y pueden llevar penalizaciones por solicitar el dinero antes del tiempo especificado; hay que contemplar las comisiones que pueden llegar a cobrarnos a fin de determinar la tasa real a ganar.

Publicidad
Vivienda y oro son atractivos en esta coyuntura

Existen plataformas electrónicas que permiten invertir en acciones que cotizan en las Bolsas de valores y otros instrumentos financieros, de corto y mediano plazo, de forma segura y montos mínimos, una muy buena es la de www.etoro.com/es/ . Pero al invertir en este tipo de instrumentos, hay que considerar que el riesgo es mayor al igual que la ganancia.

A partir de que inició la pandemia que vivimos, los mercados financieros se desviaron totalmente de su operación normal, las valuaciones de algunas empresas son extremadamente altas y otras bajas, no reflejan la realidad de cada una sino el análisis al corto plazo; las de empresas tecnológicas en general han tenido resultados y han logrado valuaciones récord.

También hay empresas en sectores como los de aviación y turismo que contemplan una recuperación lenta y gradual, con pérdidas a la fecha de billones de dólares.

Aclaro esto para aquellos que decidan invertir en este tipo de plataformas e instrumentos, para que hagan el análisis adecuado de cada opción, que sea compatible con la tolerancia al riesgo que cada uno maneja y pueda aguantar en el tiempo.

Otra forma de ahorrar es comprando un bien raíz, ya sea de contado o con hipoteca; si se busca para inversión, los rendimientos no son, como dijo Ávalos en un programa financiero “los que se usaban antes, donde un inmueble daba el 1% mensual%, ahora hay ocasiones en que ni siquiera llegan a cubrir la inflación; aquí debemos evaluar también el incremento en valor patrimonial que el inmueble pueda tener. Un bien inmueble es un buen ejemplo de ahorro que no es fácilmente monetizable, no se vende rápido en general.

Mencioné la inclusión financiera porque la mayoría de los mexicanos no tiene acceso a las cuentas de débito y de ahorro, una de las razones por las que el ahorro es bajo, y debemos promover como país y sistema financiero el que cada año más personas tengan acceso a estas, que puedan ahorrar con seguridad y ganar intereses sobre su patrimonio.

Hay que tener cuidado con inversiones que prometen rendimientos muy atractivos, en lo general son fraudes que buscan el dinero de la gente; suena imposible ofrecer rendimientos garantizados fijos del 20%, por ejemplo; investigar es la solución.

Sin importar el objetivo, riesgo, plazos, instrumentos, etcétera, el ahorro es algo que debemos de implementar en nuestras vidas, en nuestro manejo financiero; el ahorro implica tomar la decisión de guardar patrimonio sobre gastos, sobre todo los superfluos.

Publicidad
Los 10 empleos con más vacantes tras la cuarentena

En un tema aparte, la semana pasada me confirmaron que di positivo al COVID-19, a pesar de haberme cuidado. Afortunadamente no requiero de hospitalización, puedo llevar la enfermedad desde mi cuarto en casa, donde tengo acceso a comodidades como libros, TV, música, celular, etcétera. Y la reflexión sobre aquellos que no han tenido la misma suerte, quienes están en hospitales, aislados, sin las comodidades, es obligatoria; también, del personal médico de todos los niveles que los atienden, con largos turnos y alimentos racionados y no muy buenos.

Les invito a buscar en sus casas libros que están guardados y empolvándose, llevarlos a los hospitales públicos y privados de sus comunidades, les garantizo que pueden hacer una gran diferencia en forma positiva para los enfermos y personal médico.

OPINIÓN: Romper esquemas y aprehender la vida

También, para el personal médico o familiares de enfermos por el coronavirus, despensas con alimentos, que aún y cuando no nos demos cuenta, les son muy necesarias.

Debemos ser una sociedad solidaria, que construya un mejor México y, en esta época de tanto sufrimiento para gran parte de la población mexicana, tenemos la oportunidad de actuar.

Nota del editor: Mauricio Hubard es Fundador y Presidente de Juntos Financiera , estudió Relaciones Industriales en la Universidad Anáhuac del Sur, graduado de la escuela de Negocios de Harvard (Harvard Business School), es miembro activo del Harvard Alumni Association, ha tomado diversos cursos en esta escuela relacionados con Microfinanzas, Gobierno Corporativo, entre otros; Desarrollo de Instituciones Financieras en el JFK School of Goverment de Harvard, también de Responsabilidad Social de las Empresas por la Universidad de Stanford y el ESADE de Barcelona. Escríbele a hubardm@gmail.com. Síguelo en su cuenta de Twitter . Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad