Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ElDatoDeLaSemana: Mercado laboral mexicano durante 2020

La recuperación del mercado laboral sólo se alcanzará cuando la estrategia de apoyos incorpore medidas fiscales y de aumento de liquidez a los empleadores, apunta Paulina Agudelo.
vie 22 enero 2021 05:00 AM

(Expansión) – El INEGI publicó su Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo Nueva edición (ENOEN) correspondiente al último mes de 2020. Con los datos que brinda la ENOEN de diciembre se puede vislumbrar el impacto que tuvo la crisis económica y sanitaria de COVID-19 sobre el mercado laboral mexicano durante el año.

El cierre repentino de las actividades económicas no esenciales durante partes de 2020 ocasionó que muchos mexicanos y mexicanas perdieran su fuente de trabajo. En particular, en diciembre 2020, la Población Económicamente Activa (PEA -población en edad de trabajar que tiene o busca trabajo-) perdió 426,000 personas, lo que significa que casi medio millón de mexicanos dejaron de realizar algún tipo de actividad económica o buscar una activamente en el mes.

Publicidad

Al interior de la PEA, la población ocupada, que contempla a todas las personas que trabajaron o mantienen su vínculo laboral vigente en el mes, disminuyó en 95,000 trabajadores.

Pero ¿cómo fue el impacto de la pandemia en el mercado laboral mexicano durante el 2020? En total, la población ocupada del país perdió 3.25 millones de personas del cierre de diciembre 2019 al de diciembre 2020. De ese total de trabajadores que salieron de la población ocupada durante el año, el 45.6% fueron hombres y el 54.4% mujeres – es decir, las mujeres aportaron la mayor parte de la pérdida de trabajos observada en el año, a pesar de que aportaban apenas 40% de las personas ocupadas antes de la crisis.

En particular, de la pérdida de trabajos en el año, 1.3 millones correspondieron a empleos formales y 1.95 millones a trabajadores y trabajadoras informales – el sector más vulnerable de los empleos mexicanos también fue el que perdió más en el año. Claro está que los empleos informales fueron los más afectados por la crisis sanitaria, ya que el 60% de la pérdida total de empleos fueron informales mientras que el 40% fueron formales.

Lo anterior se traduce en que más de la mitad de los trabajadores mexicanos y mexicanas que perdieron su fuente de ingreso durante el 2020 no tenían derecho a prestaciones y/o liquidación para hacer frente a esta crisis económica.

En específico, fueron las mujeres trabajadoras en el sector informal las que se vieron más afectadas, ya que, en el año, la caída en el número de trabajadoras informales fue de (-)12.1%, mientras que los trabajadores informales (hombres) disminuyeron en (-)2.1%.

En ese mismo sentido, la crisis afectó la participación en el mercado laboral de las personas mayores a 15 años tanto de hombres como de mujeres. Para las mujeres, la tasa de participación laboral pasó de 45.2% en diciembre 2019 a 41.4% en el mismo mes de 2020, mientras que la tasa para hombres disminuyó en menor medida, pasando de 76.8% a 73.2%.

Publicidad
¿Buscas trabajo? El INE busca personal para las elecciones de 2021

Además, en el contexto de la pandemia, se duplicó el total de trabajadores y trabajadoras que contaban con disponibilidad y necesidad de trabajar más horas de lo que su ocupación actual les permitía: al cierre del año, 14.2% de los trabajadores totales de México necesitaban trabajar más horas para tener ingresos suficientes, una tasa de más del doble de la observada al cierre de 2019.

A pesar de que la población ocupada se ha recuperado después de su pérdida histórica en abril 2020, la recuperación no ha sido total. Persisten muchos mexicanos y mexicanas que perdieron su fuente de ingreso. Sobre todo, las cifras de la ENOE al cierre de 2020 puntualizan cómo la brecha de género en el ámbito laboral en nuestro país se ha ensanchado aún más.

La recuperación del mercado laboral sólo se alcanzará cuando la estrategia de apoyos incorpore medidas fiscales y de aumento de liquidez a los empleadores, además de apoyos a los empleados y a quienes perdieron su empleo.

Pero también se requiere el diseño de medidas que busquen cerrar la brecha laboral, que en mayor medida afecta a las mujeres más vulnerables, entre otras, a las trabajadoras del sector informal.

Nota del editor: México, ¿como vamos? registra a detalle el crecimiento económico del país. Síguelos en Twitter , Facebook e Instagram . Las opiniones expresadas en esta columna corresponden exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad