Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Impactos de la guerra de Putin contra Ucrania

Lo más lamentable es la pérdida humana; ninguna sanción ni dinero puede reponer las vidas de cientos de refugiados e inocentes que están muriendo todos los días, señala Jorge Sánchez Tello.
vie 04 marzo 2022 05:00 AM

(Expansión) - La guerra que ha empezado Vladimir Putin tiene sin duda algunas repercusiones en todo el mundo. Además de ser ya un asesino por matar a niños y civiles, la incursión militar afectará a las cadenas de suministro, los costos para las empresas van a aumentar y las entregas de muchos productos y mercancías van a demorarse más.

En los puertos de Europa todavía existe una enorme congestión portuaria ya que los costos de transporte han aumentado además de cierres de fábricas.

Publicidad
Esta pequeña floristería en Ucrania resiste los embates de la guerra

Entre los sectores que están en peligro son el platino, el aceite de girasol, automotriz, aluminio entre otros. Además, se espera un impacto negativo en los precios de la energía. Estos problemas, si bien no son nuevos porque iniciaron con la pandemia, provoca que muchas industrias se están preparando por si la situación geopolítica empeora.

Los fabricantes de semiconductores están monitoreando si la crisis de existencias puede aumentar por el conflicto, porque habría mayor escasez de paladio y zenón. La misma situación enfrentarán otras industrias como la del pan, pasta, alimentos envasados, fertilizantes, trigo, maíz y cebada.

El gobierno de Rusia, al declarar la guerra, está teniendo sanciones importantes para las cuales el asesino Vladimir Putin se ha preparado durante mucho tiempo. Sin embargo, el excluir ciertos bancos rusos del sistema de mensajería interbancario SWIFT, tendrá como impacto limitar la capacidad del banco central ruso con el rublo y limitará la exportación de productos de tecnología rusa. Sin embargo, son medidas necesarias para tratar de obligar a Rusia a que la guerra pare.

El golpe financiero a Putin y a su oligarquía ha comenzado al limitar las operaciones financieras que pueden hacer en todo el mundo, y frenar sus exportaciones será un golpe importante para la economía de Rusia, ya que dependen del comercio internacional.

El precio de los energéticos está subiendo de precio porque el petróleo ya supera los 100 dólares por barril y el tema inflacionario puede mantenerse por más tiempo de lo esperado en el mundo.

Pero más allá de las sanciones económicas a Rusia y del impacto negativo de la guerra de Ucrania en el mundo, lo más lamentable es la pérdida humana; ninguna sanción ni dinero puede reponer las vidas de cientos de refugiados e inocentes que están muriendo todos los días.

 

Si el mundo había cambiado por la pandemia, con la guerra en este 2022 el panorama se ha vuelto más complicado, pero es parte de nuestra naturaleza caótica que tenemos como seres humanos y no debemos de permitir que los enemigos de la libertad regresen porque su ambición por el poder no les permite ver el gran daño que hacen. Es justamente lo que está haciendo Vladimir Putin, quien será recordado como uno de los grandes asesinos de la historia.

¿Hasta dónde llegará este confilcto? Es un misterio, pero todos los países deben defender a Ucrania y sancionar económicamente a Rusia. México no puede quedar en silencio porque nuestro país siempre estuvo en contra de Hitler, Franco y Mussolini.

Sin duda alguna el mundo no debe perder la esperanza. No se necesitan más guerras sino más libertad y oportunidades para que la gente pueda luchar para ser feliz. El dolor humano no nos debe ser ajenos y menos en estos momentos tan oscuros que se están viviendo; lo veíamos lejos, pero dos guerras mundiales no fueron suficientes para aprender la lección.

Nota del editor: Jorge Sánchez Tello es Director del Programa de Investigación Aplicada de la Fundación de Estudios Financieros – FUNDEF A.C. Centro de Investigación Independiente con sede en el ITAM sobre el Sistema Financiero. Síguelo en LinkedIn y en Twitter. Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

 
Publicidad
Publicidad