Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El reto de atraer el mejor talento en la era digital

Fortalecer la cultura organizacional y cuidar la marca de la empresa como un buen empleador también se han convertido en elementos clave para atraer a los mejores candidatos, apunta Nima Pourshasb.
sáb 03 septiembre 2022 12:00 AM
El reto de atraer al mejor talento en la era digital
A medida que el mundo evoluciona hacia un escenario digital, el futuro del trabajo dependerá de la agilidad y habilidades del talento, señala Nima Pourshasb.

(Expansión) - Si algo ha quedado claro en los últimos años es que el talento humano es uno de los elementos no solamente claves para las organizaciones, sino necesario para lograr una ventaja competitiva en un mundo en continuo cambio.

Los datos reportados por PWC en “La Evolución del Rol del Director Financiero (CFO): una mirada a su agenda en el 2022”, donde 9 de cada 10 ejecutivos indican que su empresa está experimentando una alta rotación en sus equipos de trabajo y el 81% identifica esta situación como una seria limitante para el crecimiento futuro, son una llamada de atención sobre algunas de las prioridades que hay que atacar para que no repercutan de forma importante en el negocio.

Publicidad

Por ello, y ante la creciente demanda de entornos laborales más ágiles, muchas empresas se han planteado mejores formas de gestionar una fuerza laboral moderna marcada por una era de transformación digital, que evite sí, la fuga de talento y la alta rotación de personal, pero también, que atraiga a los mejores candidatos con las capacidades necesarias para enfrentar continuos retos y lograr una mayor productividad.

Diversos estudios coinciden en que entre las habilidades que más valoran hoy las empresas de un colaborador son la actitud y la manera en que manejan sus emociones al momento de enfrentar una crisis, su facilidad para adaptarse a los cambios y su iniciativa y capacidad para desempeñar sus puestos sin necesidad de supervisión. Sin embargo, estas habilidades no solo son responsabilidad de los trabajadores, varias organizaciones están desarrollando iniciativas con un enfoque a largo plazo para mejorar la resiliencia, la agilidad y el bienestar de sus equipos.

Muchos líderes están invirtiendo en programas de capacitación para su equipo de trabajo actual y futuro con el objetivo de garantizar una ventaja competitiva, además, las áreas de recursos humanos con el objetivo de atraer y retener a los mejores talentos, están diseñando y fortaleciendo sus paquetes de compensación y beneficios, de manera que se adapten a las necesidades individuales y diferentes etapas de vida de sus colaboradores para garantizar su salud integral, con especial foco en cuidar su salud física, mental y financiera.

En medio de esta gran movilidad del mundo del trabajo, también los procesos de reclutamiento han tenido que adaptarse para mantenerse al día. Hoy, por ejemplo, ante el impacto positivo del teletrabajo, las organizaciones están explorando la posibilidad de contratar talento más diverso con capacidades específicas, de forma temporal o permanente, sin necesidad de contar con su presencia física, por lo que no necesariamente tienen que radicar en la misma ciudad o país, tendencia que al parecer se incrementará en los siguientes años ante la oportunidad de cerrar, con este tipo de estrategias, la brecha de habilidades que requieren las organizaciones de su personal.

Asimismo, y en un entorno cada vez más competitivo, donde un alto porcentaje de colaboradores busca empleo a través de internet, publicar una oferta de trabajo simple y contactar a un candidato a través de una red social ya no es suficiente para destacar y así, atraer al mejor talento y lograr que se sume a nuestra empresa.

Por lo tanto, fortalecer la cultura organizacional y cuidar la marca de la empresa como un buen empleador también se han convertido en elementos clave para atraer a los mejores candidatos y garantizar una contratación efectiva.

 

Hoy, una cultura sólida es una ventaja competitiva a la hora de captar al mejor talento, ya que los colaboradores buscan organizaciones con principios con los que se identifican y que, además, ofrezcan una propuesta de valor que los atraiga y lo motive a permanecer en éstas.

Una organización que proyecta ser un buen lugar para trabajar, que ofrece un buen ambiente laboral y que brinda a sus empleados oportunidades de crecimiento y beneficios que los ayuden a mejorar su calidad de vida no solo retendrá a los mejores, sino que ellos mismos se convertirán en los principales promotores de la empresa para atraer a otros profesionales con las capacidades necesarias para sumar su experiencia a las necesidades de la empresa.

Es claro que, a medida que el mundo evoluciona hacia un escenario digital, el futuro del trabajo dependerá de la agilidad y habilidades del talento, así como de una mayor inversión de las empresas en la experiencia de los colaboradores para crear una marca digital sólida que garantice la integración de nuevos talentos, y que esto se convierta en una ventaja competitiva.

Nota del editor: Nima Pourshasb es CEO y Co-Founder de minu . Cuenta con una extensa experiencia emprendedora creando y creciendo empresas tecnológicas en diferentes países. Creó su primera empresa para consumidores latinoamericanos, FormaFina, con oficinas en seis países de la región. En México colaboró en Banco Sabadell como responsable de la Banca de Personas. Nació en Irán, creció en España y realizó sus estudios de posgrado tanto en Londres como en EU. Síguelo en LinkedIn y/o Twitter . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

 
Publicidad
Publicidad