Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El pleito entre Facebook y EU no es nuevo... pero ahora es 'innovador'

La pelea entre la tecnológica y el gobierno de Estados Unidos no es nueva. Sin embargo, el argumento de parte de la Cámara de Comercio se basa en ‘la innovación’.
vie 11 diciembre 2020 06:00 AM
2020-12-09T202808Z_1511528350_RC2WJK9WUNYH_RTRMADP_3_TECH-ANTITRUST-FACEBOOK-FACTBOX-(1).jpg
La red social también reportó menores usuarios en Estados Unidos y Canadá.

Las empresas de tecnología se han caracterizado desde su nacimiento por tener una visión innovadora, donde año con año buscan generar nuevos productos y servicios, muchos de éstos basados en la data que recopilan de los usuarios y en un trabajo arduo de ingeniería e inteligencia artificial. Sin embargo, la reciente demanda por parte de la Cámara Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC) ante Facebook ha llamado la atención.

Publicidad

“Las acciones de Facebook para afianzar y mantener su monopolio niegan a los consumidores los beneficios de la competencia. Nuestro objetivo es hacer retroceder la conducta anticompetitiva de Facebook y restaurar la competencia para que la innovación pueda prosperar”, precisó Ian Conner, director de la oficina de Competencia de la FTC.

Tras una amplia investigación en cooperación con 46 estados, el Distrito de Columbia y la FTC llegaron a la conclusión de que Facebook está reprimiendo sistemáticamente la competencia, lo que ejemplifica especialmente con los casos de las adquisiciones de Instagram y WhatsApp que se remontan a 2012 y 2014, respectivamente.

Y parte del argumento de la FTC en su demanda indica: “es algo que no se había hecho porque en las leyes también se debe de innovar”. A lo que Facebook no tardó en revirar.

En un comunicado publicado por la tecnológica, la vicepresidenta y asesora general de la compañía, Jennifer Newstead, califica la demanda como "historia revisionista", señalando que Facebook invirtió miles de millones de dólares para hacer de Instagram y WhatsApp lo que son hoy.

Newstead también advirtió "el gobierno ahora quiere una revaluación, enviando la alarmante señal para las empresas estadounidenses de que ninguna venta es definitiva. Las personas y las pequeñas empresas no eligen utilizar la publicidad y los servicios gratuitos de Facebook porque tengan que hacerlo, sino porque nuestras aplicaciones y servicios ofrecen el mayor valor. Defenderemos enérgicamente la capacidad de las personas para seguir tomando esa decisión”, precisó Newstead.

 

Por su parte, Félix Richter, analista de Statista, precisó que esta declaración de Newstead no está lejos de la realidad y que si se hace la revisión de lo que era Whatsapp o Instagram hace unos años, hay una diferencia grande.

“Facebook tiene razón al decir que las empresas que adquirió en 2012 y 2014 no estaban ni cerca de donde están hoy. Instagram tenía alrededor de 30 millones de usuarios en el momento de su adquisición, mientras que WhatsApp era considerablemente más grande con 450 millones de usuarios cuando Facebook llamó a la puerta, hoy ambas son miles de millones”, precisó Richter.

En el caso de Instagram, la empresa supera los 1,000 millones de usuarios, mientras que Whatsapp tiene más de 2,000 millones de usuarios, de acuerdo a los reportes financieros que ha presentado Facebook en los últimos trimestres, por lo que la diferencia con respecto a 2012 y 2014, respectivamente, es significativa.

Sin embargo, de acuerdo a Richter, la demanda va más allá pues se alega daño a los consumidores, al tener menos opciones de redes sociales, pero con respecto a 2012 las opciones en este sentido han crecido, lo que podría traer problemas para que la demanda se concrete, de acuerdo al especialista.

Además de esta demanda, Facebook ha tenido que ir un par de ocasiones más al congreso de EU, la primera en relación al caso Cambridge Analytica, en el que se le acusó de manejo indebido de datos personales de 87 millones de usuarios de su red; posteriormente en compañía de las grandes tecnológicas para hablar sobre sus posibles prácticas monopólicas y en noviembre de este año, con relación al manejo y moderación de contenido.

Si bien no hay un precedente de ruptura de posibles monopolios en la industria en la que juega Facebook, en 1948 el caso de Paramount o el Monopolio de Hollywood, enfrentó al gobierno de Estados Unidos contra los grandes estudios de Hollywood a quienes, tras una batalla legal, les obligó a vender los teatros y cadenas de cine que tenían, pues la Suprema Corte de Estados Unidos argumentó que al tener la vertical completa, desde el estudio y la creación de las cintas hasta la distribución, implicaba un monopolio en el entretenimiento.

Esto aparece como un precedente cercano a la ahora petición de la FTC de que Facebook revierta la compra de sus apps Instagram y Whatsapp.

 
Publicidad
Publicidad