Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Reseña: Mario Party Superstars, la nostalgia remasterizada de Nintendo

Este título apuesta por la propuesta clásica de la franquicia con escenarios reimaginados y minijuegos tan divertidos como los recordábamos desde la infancia.
vie 05 noviembre 2021 12:00 PM
Reseña: Mario Party Superstars
Este juego recopila 100 de los mejores minijuegos de los primeros 10 títulos de la franquicia que comenzó en Nintendo 64.

La franquicia de Super Mario Bros. ha tenido la osadía de explorar y tener éxito en otras formas de entretenimiento más allá de los videojuegos, como el Monopoly, pero la saga Mario Party, que podría ser vista como un juego de mesa digital, en su más reciente edición para Nintendo Switch apela a la nostalgia y demuestra que la diversión del fontanero está asegurada en cualquier medio.

Mario Party Superstars es el segundo título de la franquicia para Nintendo Switch y si bien podría pensarse que los creadores optarían por renovar la fórmula, de hecho hacen lo contrario: regresan a la base original, incluso con escenarios de los primeros juegos para golpear el corazón de los seguidores de antaño y atrapar a los novatos.

Este juego, como todos los demás, es sumamente sencillo en esencia, pues presenta un tablero en donde los jugadores deben avanzar para reunir monedas, enfrentarse en divertidos y caóticos minijuegos para después obtener estrellas. Quien obtenga más, al final de la partida -que se cuenta por turnos- gana.

Publicidad

El encanto de Superstars es que recopila 100 de los mejores minijuegos de los primeros 10 títulos de la franquicia que comenzó en Nintendo 64, por lo que las memorias estarán a flor de piel. Incluso reimagina algunos de los tableros más emblemáticos de las tres primeras versiones y el menú principal es una recreación del visto en la primera aventura hace más de 20 años.

En los tableros de juego existen algunas innovaciones que generan nuevas dinámicas para que los jugadores consigan objetos que les pueden ayudar para establecer estrategias de competencia. Si bien algunos ítems se obtienen a través de minijuegos, otros también dependen del azar.

Como en todos los juegos de la saga, la habilidad con los controles puede ser un factor relevante para ganar una partida, pero como está enfocado a ser un juego de fiesta, existen situaciones que tienen la capacidad de darle un vuelco a la partida. Aunque si eres un jugador que le interesa sacar a flote todas sus capacidades las configuraciones permiten reducir el azar.

Algo relevante en comparación a la primera entrega para Nintendo Switch es que en esta edición se pueden jugar todos los minijuegos únicamente con los botones y palanca del control, es decir, no son necesarios los sensores de movimiento, por lo que la experiencia puede ser más flexible para los jugadores menos experimentados o para quienes son usuarios de Nintendo Switch Lite.

Publicidad

Sobre este asunto cabe mencionar que existe un modo enfocado sólo en los minijuegos, donde es posible divertirse en las diferentes modalidades que estos proponen, como todos contra todos, por parejas o tres contra uno.

Aunque un único usuario puede jugar y divertirse mucho en contra de los bots, Mario Party Superstars, como en todos los demás títulos, está pensado para jugarse con amigos. Además, el modo online se destaca por ser estable durante la experiencia de juego, no experimenté interrupciones en el juego y las partidas fueron fluidas, algo relevante si tomo en cuenta las veces que he sufrido en combates de Super Smash Bros. Ultimate.

Por otra parte, después de cada partida se entregan puntos por las monedas recolectadas y estas se acumulan para comprar extras del juego, como stickers para reaccionar durante el juego, tarjetas o incluso canciones.

Un aspecto desfavorable para Mario Party Superstars es que se siente reducido en contenido. Los personajes, por ejemplo, son 10 y eso no llega a ser un problema para mí, pero los escenarios son apenas cinco y si bien su dificultad puede variar, sería bueno poder acceder a más, lo cual deja la puerta abierta a posibles actualizaciones en el futuro.

En conclusión, Mario Party Superstars es una propuesta enfocada a lo clásico de la saga, pues no apuesta por las diversificaciones que tomó en las últimas ediciones. Durante mis primeras partidas incluso me hizo recordar las caóticas fiestas que tenía con mis amigos de la primaria y creo que evocar ese tipo de recuerdos y generar otras memorias es el propósito de este título.

Publicidad
Publicidad
Publicidad