Publicidad
Publicidad

Alimenta tu creatividad y repara todo lo que consideras inservible

Este acto es parte de la solución a la crisis que vivimos por las 2 mil millones de toneladas de basura que se generan anualmente en el planeta.

Nota del editor: Jane ni Dhulchaointigh es la inventora de Sugru, un pegamento moldeable.

(CNN) - Todos sabemos que hay demasiada basura en el mundo.

Cada año generamos 2 mil millones de toneladas de desechos porque el 99% de las cosas que compramos no dura más de 6 meses. Cada año se producen alrededor de mil millones de teléfonos móviles y 300 millones de computadoras; el 60% de dichos dispositivos terminan en el relleno sanitario. Los desechos electrónicos de todo el mundo han aumentado un 8% en los pasados dos años conforme los ingresos también incrementan y los precios bajan, lo que contribuye a este legado desastrosamente tóxico.

Reparar es una parte pequeña de la solución a esta crisis.

Publicidad

Lee: Herramientas para estimular la creatividad de los niños

La mayoría nos damos cuenta de que tenemos que cambiar nuestra actitud respecto a nuestras "cosas". Reparar en vez de reemplazar también es parte de la solución. Además inspira la creatividad y el cambio personal.

Cuando inventé el pegamento moldeable Sugru, en 2003, no me imaginé las miles de aplicaciones diferentes que la gente encontraría para arreglar y rediseñar el mundo físico que los rodea. Todo lo que aprendí de reparaciones lo obtuve de una comunidad de personas que comparten sus historias e inspiran a los demás. Estas son las cosas más importantes que he aprendido:

Desechar es una elección

Publicidad

Actualmente muchas de nuestras cosas están hechas de plástico. Son materiales maravillosos que no merecen esa reputación creciente de asesinos del medioambiente, pero los estamos usando mal. ¿Cómo es posible que creamos que la madera mejora con el tiempo y la arreglemos, pero no hacemos lo mismo con el plástico?

Reciclaje
No todos los desechos de plástico deben ser considerados asesinos del medio ambiente.

Lee: Todos pierden si se cancela la planta que genera energía con basura

Aceptar las cosas que tenemos

Publicidad

Los smartphones más amigables con el medioambiente son los que ya tenemos en las manos. Usemos la imaginación para conservar nuestras cosas por más tiempo amándolas y reparándolas.

Una de mis clientes en Estados Unidos heredó de su abuelo un trípode de la década de 1930, un objeto hermoso que ya no servía porque le faltaba una de las patas telescópicas. Ella creó una pata nueva con Sugru y nos envió un video en el que nos muestra el momento en el que se dio cuenta de que había funcionado. Es extremadamente genial.

niños
Se puede utilizar la imaginación para incluso reciclar algunos electrónicos.

Lee: Adidas se suma a la carrera de productos más sustentables

Publicidad

Si no existe, fabrícalo

Encontrar una solución no solo consiste en reparar cosas descompuestas, se trata de pensar en un nuevo diseño y hacer que nuestras cosas funcionen mejor. Algunas de las mejores reparaciones que he visto son cosas pequeñas e ingeniosas usualmente hechas con la idea de facilitarle la vida a alguien más: levantar los botones complicados de un control remoto para un familiar de edad avanzada o fabricar un soporte para popotes para una persona que tiene párkinson. Reparaciones pequeñas que hacen una gran diferencia en la vida de la gente.

Small business of a young woman.
Deja que la imaginación salga a flote y crea nuevos objetos.

Lee: Hay gente que lava y reutiliza los condones. Este es el riesgo de hacerlo

Publicidad

Reparar fomenta la curiosidad

En el mundo hay mucha creatividad desaprovechada. Todos tienen ideas de cómo hacer que las cosas funcionen mejor. No solo los diseñadores y los fabricantes saben cómo mejorar los productos. A veces los usuarios de las cosas son los que saben más.

La resolución de problemas prácticos cotidianos es una forma hermosa de creatividad y resulta un tanto subversiva. La sensación increíble de haber resuelto un problema por tu cuenta es adictiva y esa clase de energía creativa solo puede llevar a cosas buenas.

No cabe duda de que reparar cosas anima a la gente a ser más considerada e ingeniosa. Resolución de problemas cotidianos para la gente común: el potencial creativo es infinito.

Publicidad
porsche
Piensa en un problema y presume a tu diseñador interno.

Lee: No presiones a tu hijo remilgoso... no funciona

Una cosa reparada es una cosa hermosa

Un ingeniero jubilado de Irlanda nos envió una foto de su pollo Snowy. Hacía poco había perdido una pata a causa de un zorro y su dueño usó un montón de materiales para fabricarle una nueva. Ciertamente inusual, pero hermoso.

Publicidad
Lujo y sustentabilidad.
Puedes utilizar muchos materiales reciclados.

Reparar cosas, un estilo de vida

Aunque suene a quehacer, reparar cosas es una de las cosas más satisfactorias que puedes hacer. La transformación no trata exclusivamente del objeto reparado, sino de la persona que lo repara. Cuando una persona resarce algo por primera vez es como si algo en su interior se encendiera. ¿El resultado? Personas más imaginativas y seguras de sí que empiezan a buscar un nuevo problema para resolver.

Publicidad
Aviator Businessman With Jetpack On His Back - Startup Concept
Con el paso de los años te convertirás en todo un reparador profesional.

Lee: El arte te hará mejor líder

Pero si es tan importante y divertido, ¿por qué no todos reparamos cosas? ¿Qué nos impide unirnos a la revolución de la reparación? ¿Se debe a que suele ser más barato y conveniente comprar cosas nuevas o porque las empresas diseñan cosas que no se pueden reparar? Tan solo hay que ver las muchas empresas destacadas por iFixit, una organización mundial que promueve el derecho a reparar cosas para entender cómo funcionan algunos grandes fabricantes y gigantes de la tecnología. Mantienen en secreto los códigos de reparación, se niegan a vender repuestos a tiendas independientes e inflan los costos de reparación en un intento por incitarnos a comprar nuevo. Es una lectura muy interesante.

Tal vez no logramos enamorarnos de reparar cosas porque nos encanta comprar y nos atraen las cosas nuevecitas. Tal vez años de compras han provocado que las generaciones más jóvenes tengan arraigada la costumbre de desechar. ¿Podría ser que ahora la mayoría no tenemos las habilidades o la confianza para reparar nuestras cosas?

Publicidad

Sea cual sea la razón, es importante señalar que las cosas están cambiando. La guerra contra el desperdicio es real y está en todas partes. Organizaciones fantásticas de reparadores, como iFixit, Repair Cafe y Restart Project , no solo trabajan para que reparar cosas sea más accesible para todos publicando manuales en línea y organizando eventos comunitarios de reparadores. Están uniendo esfuerzos para compartir información y promover cambios regulatorios al tiempo que presionan a los grandes fabricantes para que sus productos se puedan desarmar y reparar.

Lee: El éxito de los blogueros chinos que recomiendan maquillaje

Las empresas vanguardistas encuentran la forma de que reparar cosas sea más divertido para los adictos confesos a las compras. Vibram, el fabricante italiano de zapatos, promueve la reparación de calzado con la venta de suelas elegantes y de uso rudo. Patagonia, cuyas prendas tienen garantía de por vida, exhorta a sus clientes a celebrar sus prendas más queridas a través de su sitio web WornWear, que también sirve como centro de intercambio de prendas usadas.

La maquinaria está en movimiento. La revolución de la reparación ha llegado. Únete a nosotros en este importante movimiento con un acto sencillo: anímate a reparar algo. Ninguna reparación es demasiado insignificante o pequeña como para no contar. Sé parte del cambio y abraza tu creatividad.

Publicidad
¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad