Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Este plato ayuda a que los niños coman bien

Educar a los niños con una buena cultura alimentaria en casa podría ser una de las cosas más importantes que pueden hacer los padres.
vie 24 agosto 2018 01:00 PM
nutricion infantil
nutricion infantil

(CNN) - Unos platos segmentados con imágenes de los alimentos recomendados en cada compartimiento ayudó a niños de preescolar a comer más verduras, según una investigación que se publicó en agosto en la gaceta JAMA Pediatrics.

Estas charolas de comida han arrojado resultados similares en niños de primaria, pero no en niños más pequeños. Los investigadores dicen que esta podría ser una herramienta para fomentar hábitos saludables en niños de edad temprana.

"Es un periodo realmente importante en la vida del niño para experimentar con frutas y verduras", dijo Emily Melnick, autora del estudio y candidata al doctorado en Ciencias de la Salud y la Conducta de la Universidad de Colorado en Denver (EU).

Lee: La ortorexia, cuando comer sano te acaba enfermando

En los días en los que los niños usaron los platos se sirvieron casi 14 gramos más de verduras al día en promedio (y comieron unos 7.5 gramos más) que cuando usaron los platos blancos de siempre. Eso significa que comieron una o hasta dos porciones adicionales del tamaño de una zanahoria miniatura, según estimados de Melnick.

Sin embargo, Roseanne Lesack, psicóloga conductual de niños que supervisa la clínica de trastornos de la alimentación de la universidad Nova Southeastern de Florida (EU), señaló que "no hay una bala mágica y lo que el estudio está buscando es una bala mágica".

Publicidad

“La cultura de la alimentación en Estados Unidos no es la más sólida en cuanto a la integración automática de la comida saludable. A los padres de familia les estresa mucho saber qué hacer ", explicó Lesack, quien no estuvo involucrada en el estudio.

Lee: Las 9 tendencias en la industria de alimentos y bebidas

Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos los niños de entre cuatro y ocho años deberían comer alrededor de una y media tazas de verduras al día, tal vez más dependiendo de su actividad física. La dependencia tiene un diagrama, conocido como My Plate , en el que se basó el diseño que se usó el estudio.

Al final 7.5 gramos no hacen una porción adicional, señaló Melnick, aunque de hecho "significa que hay voluntad de consumir más frutas y verduras", cosa que según otras investigaciones, podría estar relacionada con una preferencia mayor por las cosas saludables más adelante en la vida.

Lesack dijo que no está claro cuál sería ese umbral, pero "siempre he sido fan de las ayudas y los apoyos visuales y de modelar la conducta adecuada".

Lee: Las dietas de estos lugares te ayudarán a vivir por más tiempo

Lesack, quien tiene hijos y es vegetariana, dijo que exponer a los niños a alimentos saludables y decidir "qué clase de cultura de la alimentación creas en tu casa" podría ser una de las cosas más importantes que los padres pueden hacer por los hábitos saludables en la alimentación de sus hijos.

"En mi casa, sabemos que no es una comida de verdad si no hay ensalada", apuntó.

En el pequeño estudio de Melnick se observó a 235 niños de preescolar en Arvada, Colorado (EU), con una edad promedio de 3.8 años. El incremento clave en el consumo de verduras ocurrió un día después de la intervención, cuando el menú incluyó pepinos y zanahorias, pero no fruta (en los siguientes dos días, la escuela sirvió brócoli, de acuerdo con Melnick, pero no pudo determinar si estas verduras en particular influyeron en los resultados).

Lee: Este es el debate en torno al etiquetado de alimentos en México

En el estudio también se determinó que los niños no consumieron una cantidad considerablemente mayor de frutas con el plato segmentado, cosa que según el reporte, podría ser un "efecto de tope".

"Los niños estaban consumiendo la mayoría de las frutas que estaban disponibles a la hora del almuerzo cuando comenzamos, pero solo estaban consumiendo el 65% de las verduras de los platos. Así que hay más espacio para mejorar", dijo Melnick.

Esta, por sí sola, fue una sorpresa agradable para Lesack: que los niños tan pequeños "estuvieran escogiendo frutas y verduras para poner en su plato".

Para los niños
Los niños más pequeños ya apuestan por elegir frutas y verduras para ponerlas en su plato.

Lee: Los snacks que comes en la oficina podrían perjudicar tu salud

En un reporte de los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades de Estdaos Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), se demostró que los niños no comieron suficientes frutas y verduras entre 2003 y 2010 y que solo el consumo de fruta aumentó en ese lapso.

En otras investigaciones se ha demostrado que las tácticas de promoción, como los banners o los comerciales, podrían incrementar las probabilidades de que un niño escoja verduras para comer en el almuerzo.

En otro estudio, publicado a principios de agosto, se propone que presionar a los niños remilgosos "no tiene efectos, ni buenos ni malos, en los remilgos ni en el peso en esta población", de acuerdo con la autora de dicho estudio, la pediatra Julie Lumeng, profesora investigadora del Centro de Crecimiento y Desarrollo Humano de la Universidad de Michigan (EU).

Lee: Cinco razones por las que tu dieta debe contener más grasas

Melnick también ha trabajado en programas de educación en nutrición a largo plazo en escuelas; sin embargo, estos programas de un año también absorben más tiempo y más trabajo que este estudio, señaló.

"Es realmente interesante ver que algo tan sencillo como introducir un plato podría influir en los patrones de consumo de los niños", dijo.

Para Lesack, es una cuestión de implementación de políticas.

Lee: Alimentos que funcionan como medicina

"¿En dónde ponemos nuestros recursos?, ¿hay acaso un millón de cosas que pueden provocar que un niño coma una zanahoria miniatura o dos? Es probable. ¿Vale la pena gastar un millón de dólares en cada distrito escolar para comprar platos con zanahorias y melones pintados? Probablemente no”, se preguntó.

Melnick dijo que no solo los niños usan estos platos.

"A los maestros les encantaron en cuanto a las conversaciones que tenían con los niños respecto a los alimentos y a los grupos alimentarios… y cómo tendría que lucir tu plato", señaló.

Lee: Tu próxima comida puede ayudarte a combatir la depresión y el estrés

"Fue una experiencia educativa divertida", agregó.

Jacqueline Howard, de CNN, contribuyó con este reportaje.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad