Publicidad
Publicidad

Protege el corazón de tu hijo y limita su tiempo frente a la pantalla

Aunque el tiempo que pasamos delante del televisor ya disminuyó, el uso de otro tipo de pantallas más portátiles no parece estar aumentando la actividad física.

(CNN) - Hay otra razón más para que los padres limiten el tiempo de pantalla de los niños: podría contribuir a futuras enfermedades del corazón.

El último consejo proviene de la American Heart Association y refuerza las recomendaciones existentes para limitar el tiempo que pasan niños y adolescentes en la pantalla a no más de una o dos horas por día.

"El tiempo de pantalla se relaciona con el sobrepeso y la obesidad, a su vez asociadas con el colesterol alto y la presión arterial alta. Una vez que esos factores de riesgo, como la obesidad, aparecen en la infancia, tienden a continuar en la edad adulta ", dijo el cardiólogo pediatra Stephen Daniels, portavoz de la American Heart Association (Asociación Estadounidense del Corazón).

Publicidad

Lee: Koala, el gadget inteligente para bebés, llega a México

El doctor David Hill, presidente del Consejo de Comunicación y Medios de la Academia Estadounidense de Pediatría, estuvo de acuerdo: " la salud del corazón comienza desde la infancia, así que creo que es muy apropiado que la Asociación Estadounidense del Corazón examine todos los factores que pueden contribuir a las afecciones cardiacas".

Un panel de expertos de la Asociación Estadounidense del Corazón revisó 20 años de investigación sobre la relación entre las enfermedades cardiovasculares, los accidentes cerebrovasculares y el tiempo de pantalla reportado por niños y adolescentes. Descubrieron que, si bien el consumo de televisión ha bajado, el uso de pantallas móviles está creciendo, lo que da como resultado un aumento general neto.

Publicidad

Actualmente, se estima que los niños de entre 8 y 18 años pasan más de siete horas al día en teléfonos inteligentes, tablets, videojuegos y otros dispositivos recreativos con pantalla, incluida la televisión.

Lee: 9 gadgets que fueron la sensación en los años 90

Aunque el tiempo que pasamos delante del televisor puede estar disminuyendo, el uso de otro tipo de pantallas más portátiles no parece estar aumentando la actividad física entre los jóvenes, dijo el panel de expertos.

Publicidad

"El visionado pasivo sigue siendo la actividad número uno de los niños. Ya sea un videojuego, una computadora portátil o una computadora de escritorio, los niños todavía siguen sentados", dijo Hill.

Dado que el comportamiento sedentario está relacionado con el riesgo de obesidad, y la obesidad está relacionada con la enfermedad cardíaca, no hace falta mucho esfuerzo para descubrir la conexión.

Lee: ¡Oh por Dios, mis niños quieren mensajear! Calma, facebook lo resolvió

Publicidad

"Hay datos contundentes que relacionan el tiempo de televisión infantil con la obesidad en los niños", dijo Hill, y agregó que parece estar relacionado con la publicidad de alimentos chatarra y la probabilidad de que un niño coma mientras mira la tele.

niño
Actualmente un niño pasa más de siete horas frente a pantallas de dispositivos inteligentes.

"Hay preocupaciones reales de que las pantallas influyan en la conducta alimenticia, quizás porque los niños se ‘desconectan’ cuando comen delante de la pantalla y no se dan cuenta que están satisfechos", señaló Tracie Barnett, investigadora del INRS-Institut Armand Frappier y del Sainte -Justine University Hospital Research Center en Montreal.

Publicidad

"También hay evidencia de que las pantallas están alterando la calidad del sueño, lo que también puede aumentar el riesgo de obesidad", indicó Barnett, quien dirigió al equipo de redacción de la Asociación Estadounidense del Corazón.

Lee: Por qué las niñas pueden ser masculinas, pero los niños no pueden ser femeninos

"Idealmente los dispositivos con pantallas no deberían estar en los dormitorios porque algunos estudios han descubierto que tener esos dispositivos en el dormitorio puede afectar el sueño", agregó Barnett.

Publicidad

Hasta ahora, agregó Hill, la investigación no muestra una conexión entre la obesidad y las redes sociales o los videojuegos, tal vez porque es más difícil comer mientras se juega. Pero la investigación tiene dificultades para mantenerse al día con los avances tecnológicos, dijo Hill, y se necesita una investigación a largo plazo.

El panel de expertos de la Asociación Estadounidense del Corazón coincidió con esa opinión y agregó que se sabe muy poco sobre los efectos del uso de pantallas a largo plazo en la salud de los niños. Y los padres también necesitan consejos basados en la investigación sobre cómo romper la tentación de las pantallas y mejorar la actividad física de los niños.

Lee: Queridos hijos, perdónenme por sólo revisar mi teléfono

Publicidad

Las ideas actuales para ayudar a los padres incluyen que toda la familia se active, programe una actividad física todos los días, retire la televisión y dispositivos móviles del dormitorio y planifique las horas de televisión con anticipación.

La Academia Estadounidense de Pediatría tiene una herramienta interactiva para crear un plan de uso de medios personalizado para la familia. Y hay que recordar que no toda la tecnología es mala, dijeron los expertos.

"Hay formas de aprovechar la tecnología para mejorar la salud", expresó Hill. " Mi hijo menor tuvo su primer monitor de actividad o fitness tracker a los 11 años, y todos los días viene a decirme cuántos pasos ha caminado".

Publicidad
¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad