Publicidad

Nuestras Historias

Viajes 2016 Especial desktop header.gif

Patmos, la isla griega donde comenzó el fin del mundo

Este es el lugar en el que surgieron las visiones infernales de la caída final de la humanidad que inspiraron a san Juan a escribir el Libro de las Revelaciones, el final del Nuevo Testamento.
grecia
Si no fuera por un letrero que indica que esta es la "Cueva del Apocalipsis", no sabrías que entraste a una gruta sagrada.

(CNN) - La isla de Patmos, que yace bajo un cielo azul perfecto en los confines orientales del mar Egeo, parece el típico destino vacacional de Grecia, pero no lo es. Es en donde comenzó el fin del mundo.

No podrías adivinarlo mientras paseas por el camino serpenteante, en el centro de la isla, en donde un sacerdote amodorrado atiende un puesto de recuerdos.

Sí, este es el lugar en el que surgieron las visiones infernales de la caída final de la humanidad que inspiraron a san Juan a escribir el Libro de las Revelaciones, el final del Nuevo Testamento que contiene algunas de las descripciones más portentosas de la Biblia.

Lee: Las 10 mejores ciudades medievales amuralladas

Aquí, la capilla griega ortodoxa de Santa Ana, construida a principios del siglo XVII, rodea completamente la cueva en la que se dice que san Juan tuvo las visiones que interpretó como el juicio final.

Si no fuera por un letrero que indica que esta es la Cueva del Apocalipsis, no sabrías que entraste a una gruta sagrada. La capilla, cuyo costado norte está sellado por un nicho de roca, se encuentra al final de una serie de corredores.

Publicidad

Dentro, una mitra de plata se alza sobre una rendija protegida en donde se supone que el personaje bíblico reposó la cabeza. Un soporte de plata rodea la grieta en la que se dice que puso las manos para levantarse.

Lee: Date una vuelta en los carruseles de NY

"Aquí fue donde Prócoro, el escriba, anotó las palabras de Juan mientras el santo tenía su visión", dijo el guardián de la capilla mientras señalaba una biblia abierta, colocada en donde la roca forma un pedestal natural.

"Aquí es por donde pasó la voz de Dios hacia el santo", agregó, señalando una fisura en la roca, en la parte de arriba.

La fisura remata en una triple punta, lo que se considera símbolo de la santa trinidad cristiana: el padre, el hijo y el espíritu santo.

Lee: Los 7 mejores hoteles boutique en Las Vegas

Publicidad
La isla sagrada.

La isla sagrada

Situada en el norte del archipiélago del Dodecaneso, Patmos es un importante sitio de peregrinación cristiana.
La cueva sagrada.

La cueva sagrada

Un letrero indica el camino a la Cueva del Apocalipsis, la gruta en la que se dice que el personaje bñiblico, San Juan, tuvo la visión que inspiró el Libro de las Revelaciones.
Un monumento impresionante.

Un monumento impresionante

El Monasterio de San Juan, fundado en 1088 por San Christodoulos, es una estructura fortificada que domina la isla de Patmos.
El atractivo principal.

El atractivo principal

Un mosaico en el que se representa a San Juan, el cual está situado sobre la entrada al monasterio.
La Cueva de la Visión.

La cueva de la visión

Interior de la cueva del apocalipsis, sitio en el que San Juan se inspiró para escribir el Libro de las Revelaciones
grecia.jpg

El cuarto de lectura

La biblioteca del monasterio es la más importante de Grecia, después de la del Monte Athos. Tiene más de 1,200 manuscritos en papiro, vitela o pergamino, incluidas unas páginas del Evangelio de Marcos, que datan del siglo VI.

Una isla sagrada

Aunque dos monjes aún viven en celdas sobre la cueva, el eje de la actividad religiosa en Patmos, conocida como la "isla sagrada", es el Monasterio de San Juan: una ciudadela imponente que se alza sobre la isla.

El monasterio, fundado en 1088 por el monje griego san Christodolou, conserva algunas estructuras originales del siglo XI: parte de las fortificaciones, la cocina, algunas celdas, la cisterna y, lo más importante, la iglesia de san Juan, que presume algunos frescos magníficos.

Aunque la iglesia es impresionante, el museo y la biblioteca del monasterio son mucho más magníficos. El "toro dorado" original, del emperador bizantino Alexios I Komnenos, es la pieza más importante. Este sello sagrado le concedía la isla a Christodoulos; en todo el rollo figura el monograma imperial, como las iniciales que ponemos en los contratos modernos.

Publicidad

Lee: 20 regalos que todo viajero quiere

También hay un firman, una especie de edicto del sultán Mehmed el Conquistador de 1454, que confirma la independencia del monasterio y asigna a un monje como cobrador de impuestos.

La biblioteca, que se dice que es la más importante de Grecia después del centro griego ortodoxo del monte Athos, cuenta con 1,200 manuscritos en papiro, vitela o pergamino, incluidas unas páginas del evangelio de Marcos, que datan del siglo VI.

Aunque la cueva y el monasterio son los atractivos principales de Patmos, no son la única razón por la que la gente va a la isla, de acuerdo con Panagos Evgenikos, líder del concejo de la isla.

Lee: Cayo Lago del Sur, ¿las mejores playas de Cuba?

"Hace unos años nos incorporamos a una conferencia europea sobre turismo religioso, junto con sitios como Santiago de Compostela, en España, y Lourdes, en Francia. El consenso al que se llegó fue que la religión por sí misma no bastaba para atraer a los turistas a un destino; debe haber un atractivo adicional. En el caso de Patmos, son las playas y la belleza de Chora, nuestra capital", explicó Evgenikos.

Publicidad

La playa arcoíris

Tras darte un chapuzón en Lambi, en el norte de Patmos, entiendes de qué hablaba Evgenikos.

La playa está salpicada de guijarros multicolores que van del anaranjado al amarillo huevo, pasando por el rojo… su efecto en conjunto es extraordinario.

Lee: Madeira, la isla de la eterna primavera

También está Petra, una franja de arena que se conecta con la roca de Kallikatsou. Cuenta la leyenda que la roca es una joven cuya madre la maldijo porque nadó hacia aquí justo después de la Santa Comunión, cosa que tenía prohibida.

Otro de los atractivos es la encantadora aldea de pescadores de Grikos, frente a la islita de Tragonissi, un rompevientos natural de una playa muy tranquila de arena suave.

Publicidad

Situada en el norte del archipiélago del Dodecaneso, Patmos no tiene aeropuerto y no es fácil llegar, pero atrae es gente muy importante de todas partes del mundo gracias a su tranquilidad. El Agá Kan, David Bowie y Giorgio Armani han sido visitantes regulares a lo largo de los años.

Lee: 10 hoteles con restaurantes en la guía Michelin

De hecho, varios famosos se han asentado en Patmos y han querido beneficiar a la isla.

Nicholas Negroponte, del Laboratorio de Medios del Tecnológico de Massachusetts, instaló un sistema de wifi en toda la isla para que todos puedan acceder gratis a internet.

Otro amante de Patmos, el banquero Charles Pictet, restauró tres molinos de viento en una loma, al otro lado del monasterio. Uno de ellos funciona totalmente y produce harina integral.

Lee: Los 10 mejores locales "fish and chip" de Reino Unido

Publicidad

Josef Zisyadis, un político suizo, tiene planes más ambiciosos: está cultivando vides en ocho hectáreas cerca de la playa de Petra junto con Dorian Amar, un vinatero francés.

Amar presume orgulloso un blanco assyrtiko y un tinto mavrothiriko con la etiqueta audaz de "Domaine de l'Apocalypse".

"El suelo es fértil, hay agua bajo tierra, pero el terruño no es perfecto para las vides", explicó. "Hay viento y sol, pero no hay sombra".

Lee: 36 sitios hermosos y de comida deliciosa en Grecia

"He estado plantando árboles para bajar la temperatura y mejorar la producción… un roble aquí, unos cuantos algarrobos allá… denme unos años y habré transformado este pedazo en un paraíso".

Hay quienes afirman que la isla ya es un paraíso debido a su inaccesibilidad relativa, pero ¿hay probabilidades de que se construya un aeropuerto?

Publicidad
grecia 7.jpg

Textos significativos

La biblioteca contiene algunos de los primeros libros que se publicaron, como la edición principal de la Comedias de Aristófanes, de 1498.
grecia.jpg

Playas sobresalientes

La playa Lambi, situada en el norte de PAtmos, está salpicada de guajirros multicolores.
grecia.jpg

Planes ambiciosos

Josef Zisyadis, un político suizo, está cultivando vides en ocho hectáreas cerca de la playa de Petra junto con Dorian Amar, un vinatero fracés.
grecia.jpg

Mejoras en la isla

El banquero Charles Pictet restauró tres molinos de viento en una loma, al otro lado del monasterio. Uno de ellos funciona totalmente y produce harina integral.
grecia.jpg

La aldea de grikos

Una encantadora aldea de pescadores frente a la islita de Tragonissi, un rompevientos natural para una playa segura de arena fina.
grecia.jpg

La roca suelta

Cuenta la leyenda que la roca es una joven cuya madre la maldijo porque nado hasta ahí justo después de haber realizado la Santa Comunión.

No al nudismo

Christos Patakos, gerente de Patmos Aktis, el único hotel de cinco estrellas de la isla, niega con la cabeza.

Lee: Los mejores hoteles-burbuja del mundo

"No creo que llegue a pasar. Hay una sensación en general, particularmente entre los visitantes regulares y quienes tienen casas en Patmos, de que hay que 'proteger' la isla del turismo en masa. Ellos son los que se oponen", respondió.

Publicidad

Aunque el monasterio es uno de los atractivos principales, no domina la vida en la isla.

"El monasterio tiene mucho poder, pero se mantiene ajeno a la vida cotidiana siempre y cuando haya respeto mutuo: por ejemplo, no hay nudismo y los bares de Chora cierran a las tres de la mañana".

Lee: Estas son las mejores heladerías que puedes visitar en NY

El padre Bartolomé, un monje alegre y comunicativo, concuerda.

"A esa hora vamos a los maitines. Los turistas olvidan que este es un monasterio activo y que debemos cumplir nuestras obligaciones", señaló.

Bartolomé reconoció que el monasterio recibiría de buen grado la construcción de un aeropuerto en la isla. "El turismo incrementaría marginalmente y sería bueno para los lugareños en caso de emergencia médica".

Publicidad

Lee: Las mejores 20 experiencias gastronómicas alrededor del mundo

De acuerdo con Bartolomé, el monasterio siempre ha estado del lado del ayuntamiento y de las autoridades de turismo cuando se trata de los planes de desarrollo.

"Una base militar quería hacer ejercicios de artillería aquí en el verano; se los prohibimos", contó.

"En cuanto al horario de visitas del monasterio, cerramos a la 13:30 porque celebramos las vísperas a las 15 horas Nos levantamos a las 3:00 de la madrugada para los maitines y así podemos abrir a las 8:00 horas".

Lee: 13 bellos lugares que debes visitar en Berlín

"Incluso a mediados de junio hay tiendas que no han abierto, pero somos el único negocio confiable en la isla, abierto todo el año".

Publicidad

"Todo es equilibrado y armonioso; todos sabemos en dónde estamos parados".

Patakos coincide. "La isla tiene muchos admiradores que vienen a recargar la pila y a absorber su energía. Puedes sentir esa sensación cuando llegas".

Lee: Las mejores cosas para hacer en Oaxaca

"Sí, el turismo es básicamente de playa… pero tenemos la suerte de tener grandes atractivos como el monasterio y la cueva".

"Patmos es como una Bizancio pequeña, como el monte Athos, pero más avanzada… no por nada la llaman 'la Jerusalén del Egeo'".

¿Sabes cómo usar tu tiempo libre?
Recibe un correo semanal con lo que es tendencia en el entretenimiento y la cultura pop.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad