Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Qué hacer cuando tu hijo adolescente no duerme lo suficiente

Los científicos consideran que los adolescentes necesitan entre ocho y diez horas de sueño por noche y una hora de actividad física vigorosa al día.
mié 27 febrero 2019 04:00 PM
Adolescente
No dormir suficiente, no hacer suficiente ejercicio y pasar demasiado tiempo enfrente de una pantalla son conductas que se han relacionado con consecuencias negativas en la salud de los adolescentes.

(CNN) - Si tienes hijos adolescentes probablemente no te sorprenda saber que un estudio indica que solo el 5% de los adolescentes duerme lo suficiente, hace el ejercicio que necesita y no limita el tiempo en los dispositivos electrónicos.

Los investigadores analizaron datos del Estudio de Vigilancia de Conductas de Riesgo de los Jóvenes de los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC). De los casi 60 mil adolescentes que contestaron la encuesta entre 2011 y 2017, solo el 5% seguía las recomendaciones respecto a sueño, ejercicio y tiempo de uso de dispositivos electrónicos, según el estudio.

Estas tres conductas (no dormir suficiente, no hacer suficiente ejercicio y pasar demasiado tiempo enfrente de una pantalla) se han relacionado con consecuencias negativas en la salud de los adolescentes, tales como un riesgo mayor de desarrollar depresión, mal desempeño escolar y obesidad.

Lee: Millennials y adolescentes mexicanas, con mayor riesgo en la red

Los adolescentes necesitan entre ocho y diez horas de sueño por noche y una hora de actividad física vigorosa al día, según la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos y los CDC.

"Estos hallazgos no me sorprenden", dijo Cora Breuner, profesora de Medicina de Adolescentes del Hospital Infantil de Seattle y presidenta del Comité para la Adolescencia de la Academia Estadounidense de Pediatría.

Publicidad

Breuner, quien no estuvo involucrada en el estudio, explicó que es muy difícil que los adolescentes se apeguen a las recomendaciones sin el apoyo de sus padres, sus familiares y su comunidad.

Lee: Jugar futbol americano afecta el cerebro de los adolescentes

Por otro lado, a los padres de familia les cuesta mucho decirles que no a sus hijos, agregó; sin embargo, Breuner advirtió que no debes rendirte y ofrece algunos consejos.

El miedo

"Vemos que muchos de nuestros estudiantes de preparatoria se pasan más de cuatro, cinco, seis horas al día viendo pantallas con fines no educativos", explicó Breuner.

Se están asegurando de no haberse perdido la publicación más reciente de Instagram o un video en Snapchat por temor a que cuando despierten, a la mañana siguiente, el mundo haya cambiado de repente, mientras dormían, explicó.

Lee: El consumo excesivo de alcohol en la adolescencia deja estragos en la memoria

Breuner comentó que además del miedo a perderse de algo es probable que los adolescentes se queden despiertos un buen rato después de haber apagado sus dispositivos, pensando en la conversación que tuvieron o en la tarea que no terminaron, sin mencionar que se ha demostrado que la luz de los dispositivos interfiere con la secreción de melatonina, la hormona que le indica al cuerpo que ya es de noche.

Además, los adultos podrían empezar por apagar sus dispositivos un rato antes de acostarse.

Pon el ejemplo

"En mi clínica siempre les digo a todos que tienen que apagar sus pantallas entre las nueve y las diez. Hay que ponerlos a cargar lejos de la cama, en una estación de carga para teléfonos. Todos: Mamá, Papá, el tío, las parejas, los hermanos", explicó Breuner.

Lee: El cigarro electrónico desplaza el uso de drogas en adolescentes de EU

Esto puede ser difícil para los padres que contestan correos electrónicos y hacen otras cosas relacionadas con el trabajo una vez que los niños se van a dormir, pero es verdaderamente importante para el sueño de toda la familia, señaló el especialista.

Elizabeth Parks Prout, pediatra y especialista en obesidad y nutrición del Hospital Infantil de Filadelfia, señaló que los padres de familia incluso pueden recurrir a la tecnología para limitar el tiempo que se usan los dispositivos electrónicos.

"Los padres pueden usar aplicaciones diferentes para limitar el tiempo de uso de los dispositivos en vez de pedirles a los niños que asuman esa responsabilidad".

Lee: 16 de cada 100 adolescentes arriesga su futuro por faltar a la escuela

Un objetivo familiar

Además de dormir bien, el ejercicio puede ser una prioridad familiar.

Como cada vez se pone más atención en los equipos atléticos de élite, los adolescentes que son buenos para los deportes, pero no son atletas de élite, suelen quedarse sin la oportunidad de entrar en un equipo. Entrar a un equipo también puede ser económicamente difícil para algunas familias.

Sin embargo, Parks Prout subraya que siempre hay formas de superar esto y de ejercitarse en familia, aunque sea con una simple caminata.

Lee: Infecciones en la niñez, relacionadas con el desarrollo de trastornos mentales

Parks Prout señaló que este es otro ámbito en el que los padres pueden aprovechar el poder de las pantallas.

"Puedes dividir los 60 minutos recomendados [de ejercicio diario] en partes pequeñas", explicó. Muchas aplicaciones de ejercicio pueden guiar a los adolescentes a través de rutinas de ejercicio vigoroso en intervalos de 15 minutos, el tiempo que se necesita para que la cena esté lista, por ejemplo.

Breuner recomienda que pongas metas y que recompenses al adolescente cuando las alcance.

Lee: ¿A qué edad los niños inician su presencia en las redes sociales?

Recompensas

"Cuando hablamos de todas estas conductas, ponemos reglas, sentamos expectativas y recompensamos la conducta positiva, en vez de que todo sea negativo", dijo Breuner.

Como padre de familia o proveedor de atención médica, castigar la conducta negativa puede parecer incorrecto. Es mejor que recompenses un estilo de vida positivo para que el cambio de conducta sea más fácil, explicó.

Sé realista

"La gente dice: 'Bueno, dejémoslos jugar, deberíamos dejarlos andar por ahí corriendo o montando en bicicleta'. Y yo pienso que eso es como si estuviéramos en 1950. No va a pasar", dijo Breuner.

Lee: ¿Son 'ninis' porque quieren? Un nuevo estudio revela el porqué de este fenómeno

No le preocupa demasiado sobrecargar de actividades a los adolescentes, aunque cree que necesitan tiempo para descansar. "Me parece que de verdad está bien". Lo contrario -no programar actividades suficientes- podría ser lo que provoca que algunos adolescentes tomen decisiones más arriesgadas, agregó.

Parte de ser realista también consiste en evaluar cuánto cambio se espera de parte de los adolescentes. Parks Prout recomienda que sean un par de "cambios específicos, pequeños y razonables" a la vez, creados en colaboración con el niño o el adolescente para que sientan que pueden lograrlo.

A final de cuentas mantener a los adolescentes lejos de los problemas y promover hábitos saludables podría ser una labor de equipo.

"Tenemos que involucrar más a los padres y a la comunidad para que sea un esfuerzo colaborativo entre las escuelas, los padres de familia y las comunidades, para que los niños se despeguen de las pantallas, hagan más ejercicio y pasen más tiempo conviviendo socialmente en vez de aislándose", dijo Breuner.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad