Publicidad

Nuestras Historias

¿Qué hacer cuando te enteras de que tu hijo 'vapea'?

A los expertos les preocupa que los cigarrillos electrónicos pongan en riesgo el desarrollo del cerebro de los niños.

(CNN) - Cuando Sonya Kennedy se enteró de que Ryder, su hijo de 12 años, había probado vapear, se sintió mortificada.

"Él de verdad no pensaba que tuviera nada de malo. Me dijo que casi todos los niños de su edad lo hacían", cuenta Kennedy.

Pronto se dio cuenta de que la tendencia había alcanzado a muchos niños de su órbita: Kennedy tiene un estudio de danza en el norte de California y descubrió que la mayoría de sus bailarines también habían probado los cigarrillos electrónicos. Descubrió que los niños vapeaban en la escuela, daban bocanadas bajo la camiseta y a veces cargaban sus cigarrillos electrónicos en la computadora de la maestra; mientras tanto, parecía que los padres no estaban enterados.

Lee: ¿Es el principio del fin del cigarro de papel?

"Es un mal hábito y me di cuenta de que los padres no sabían", cuenta.

Los expertos en salud dicen que quienes tienen hijos que vapean usualmente no saben qué hacer o a quién recurrir.

Publicidad

Mientras las autoridades federales lidian con la regulación de cigarrillos electrónicos a gran escala y la importante tabacalera Altria invierte miles de millones de dólares en Juul -un fabricante de cigarrillos electrónicos- los padres de familia buscan formas de lidiar con la dependencia a la nicotina o de impedir que sus hijos se enganchen con algo que priva en muchas escuelas. Algunos incluso buscan programas de rehabilitación por adicciones con la esperanza de alejarlos de estos productos.

Lee: El tabaquismo ‘enferma’ a las finanzas públicas del país

"Están por todas las redes sociales", dijo Kennedy. Además, son populares entre los atletas estrella de su comunidad.

Kennedy cuenta que como madre entiende que puede haber presión social con modas como los cigarrillos electrónicos. Además, como madre de un atleta (Ryder es ávido jugador de futbol americano y basquetbol), sabía que tenía que hacer algo, así que fue a un negocio local a imprimir algunas camisetas con un mensaje directo: "Los atletas no vapean". No sabía que pegaría fuerte.

Ryder llamó a su madre el primer día que llevó la camiseta a la escuela y le dijo que algunos de sus amigos querían una. Kennedy también publicó fotos de la camiseta en Facebook y recibió solicitudes de personas en Los Ángeles, Sacramento y Canadá que querían participar del mensaje positivo. Incluso invitó a atletas locales a una sesión de fotos y publicó los resultados en las redes sociales. Para su sorpresa, todos llegaron, pese a que era domingo en la mañana.

Lee: Para Philip Morris hay vida más allá del cigarro

Publicidad

"La respuesta de los chicos fue lo que me sorprendió", dijo Kennedy.

Comenta que se han estampado más de 500 camisetas. La mayoría se regalaron en la secundaria de Ryder y en la compañía de baile de Kennedy, las demás siguen vendiéndose al costo. Kennedy dijo que su objetivo es difundir un mensaje positivo y crear consciencia tanto entre los muchachos como entre los padres.

"Para algunos padres puede ser aterrador y pueden sentir ansiedad cuando se dan cuenta de que sus hijos vapean", dijo Pat Aussem, consejera sobre adicciones del programa de capacitación para padres de Partnership for Drug-Free Kids, una organización no lucrativa.

Lee: Juul, el cigarro electrónico que transforma la industria en Estados Unidos

Lo primero que Aussem les dice a los padres abrumados es: "Respira profundo".

Una conversación importante

Publicidad

"Lo primero que los padres de familia pueden hacer es informarse", dijo Meredith Berkman, quien fundó Parents Against Vaping e-cigarettes el año pasado, cuando se dio cuenta de que esta moda estaba muy cerca de ella, literalmente.

"Oía que la ventana se abría constantemente. Me di cuenta de que esto estaba pasando en mi casa", cuenta Berkman, quien tiene cuatro hijos y vive en Nueva York.

Lee: La dueña de Marlboro invierte 1,800 mdd en compañía de cannabis

Los cigarrillos electrónicos calientan un líquido hasta que se vaporiza. Puede ser difícil distinguirlos porque muchos parecen una memoria USB o una pluma cualquiera. El líquido suele contener concentraciones variables de nicotina, aunque hay quienes usan los dispositivos para vaporizar marihuana o un simple líquido saborizado.

A los expertos les preocupa que los cigarrillos electrónicos pongan en riesgo el desarrollo del cerebro de los niños, que los hagan adictos a la nicotina desde muy jóvenes y que sean una entrada al tabaquismo o al consumo de otras drogas, pero todavía no están claros los efectos a largo plazo.

"En muchos casos, los padres de familia no saben qué están vapeando sus hijos o no saben qué hay en el vaporizador. Hay padres que saben que sus hijos vapean, pero asumen que es inocuo porque creen que es un simple saborizante, que no puede ser tan malo", dice Aussem.

Publicidad

Lee: El negocio 'ilegal' de los vapeadores que ya triunfa en México

Los expertos también recomiendan a los padres que estén atentos a las señales de que su hijo podría estar vapeando: si notan un leve olor dulce, por ejemplo. De acuerdo con los expertos, los usuarios jóvenes de los cigarrillos electrónicos también pueden mostrar cambios de humor, tomar descansos constantes para dar bocanadas y compartir publicaciones relacionadas con el vapeo en las redes sociales.

Los padres también pueden poner el ejemplo y no vapear o fumar tabaco, según Partnership for Drug-Free Kids. Además, es importante mantener un diálogo abierto con tu hijo: escucha antes de sermonear, de acuerdo con los expertos. El organismo señala que también puede ser útil que los padres entiendan las razones por las que su hijo podría estar vapeando (presión de sus compañeros, ansiedad o para evitar los síntomas de la abstinencia) con el fin de fomentar formas más saludables de abordar esas necesidades.

Según una investigación de Bonnie Halpern-Felsher, fundadora y directora ejecutiva de Stanford Tobacco Prevention Toolkit, es muy probable que tu hijo cuando menos haya oído hablar del cigarrillo electrónico más popular: Juul.

Lee: La marihuana, el ingrediente codiciado por las empresas de consumo

Halpern-Felsher dijo que estos diálogos pueden ir más allá de simplemente decirles a los niños que los cigarrillos electrónicos les hacen mal y de dejar claras las expectativas sobre el consumo de drogas. Los padres también pueden hablar de que los dispositivos se han comercializado de tal forma que atrae a los jóvenes: comerciales, una gran presencia en redes sociales y la variedad de sabores que ofrecen.

Publicidad

Ashley Gould, directora administrativa de Juul Labs, dijo a CNN en junio pasado: "Estamos completamente sorprendidos por el uso del producto entre los jóvenes". La empresa sostiene que su producto está pensado para convertir a los exfumadores adultos a lo que Juul considera una alternativa menos dañina y señala que está tomando medidas para limitar el uso de cigarrillos electrónicos entre los niños.

"Ha sido devastador para nosotros. Este no es un producto para jóvenes", comenta Gould.

Lee: Medicamentos falsos, la industria que pone en peligro tu vida

La empresa, que domina alrededor del 75% del mercado de cigarrillos electrónicos en Estados Unidos, también sostuvo que los sabores son una buena herramienta para ayudar a los fumadores adultos a dejar los cigarrillos combustibles.

Scott Gottlieb, comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), propuso en noviembre que se fortalezcan las políticas de la dependencia sobre los productos saborizados para cigarrillos electrónicos. Estas propuestas podrían desembocar en su retiro de los anaqueles y de los sitios web que están al alcance de los menores de edad.

Sin embargo, en los cambios propuestos no se incluyen los sabores de menta, mentol y tabaco. Gottlieb dijo que quería dejar la puerta abierta para los adultos que podrían usar estos productos para dejar el cigarrillo, "pero no puede ser a costas de hacer adicta a la nicotina a una generación de niños", según dijo previamente a CNN.

Publicidad

Lee: Los cigarros y la marihuana están relacionados con la psicosis en adolescentes

Hay quienes afirman que no hay pruebas contundentes que respalden el uso de saborizantes.

"¿Quién no espera que se reduzca el daño para los fumadores adultos?", preguntó Berkman, de Parents Against Vaping e-cigarettes. Pese a que ella considera que faltan pruebas convincentes de que los sabores son esenciales para los esfuerzos de los adultos para dejar de fumar, dijo que "hay pruebas directas y concretas de que los sabores están enganchando a los niños y de que los sabores impiden que los niños perciban el peligro".

Berkman, cuya agrupación organizó una campaña de correos electrónicos en los que los padres urgen a la FDA a regular (prohibir los sabores en los cigarrillos electrónicos, por ejemplo), dijo que no está buscando la prohibición total del Juul; sin embargo, dijo que hay que hacer algo y pronto: "[Esto] está ocurriendo en tiempo real".

OPINIÓN: ¿Qué tienen en común los cigarrillos y los 'smartphones'?

A qué debes estar atento

Publicidad

Sharon Levy, directora del programa de uso de sustancias y adicciones en adolescentes del Hospital Infantil de Boston, cuenta que cuando empezó a recibir llamadas de padres de familia de todo el país, que le contaban cómo estaban afectando los cigarrillos electrónicos a sus hijos, "dudé mucho de que el problema fuera el uso del Juul y el consumo de nicotina".

"Me preguntaba si estaban consumiendo otras sustancias. ¿También estarían consumiendo marihuana o alguna otra cosa? ¿Tienen algún trastorno mental? He visto a muchos niños de aquí y sé que algunas de estas manifestaciones se parecen mucho a las manifestaciones psiquiátricas", cuenta.

Algunos de estos adolescentes llegan con ansiedad, dificultad para concentrarse, dolor de cabeza y de estómago, síntomas que se ven poco con los cigarrillos tradicionales. Agregó que en los niños, la adicción a la nicotina puede ser muy diferente que en los adultos.

Lee: ¿Por qué la legalización de la marihuana en México genera tanta polémica?

Entre los síntomas están el aumento de la sed, sangrados de nariz y cambios de humor, según Partnership for Drug-Free Kids.

Levy dijo que "casi todos" los adolescentes de su programa tienen alguna experiencia con los cigarrillos electrónicos, pero "lo que es nuevo es que ahora estamos viendo pacientes, en el programa de abuso de sustancias, cuya única sustancia es la nicotina".

Publicidad

"A menudo, los niños batallan realmente con esto y no tienen muchos recursos a la mano", señaló Levy, quien agregó que muchos programas contra adicciones podrían no estar equipados para lidiar con algunos de los niños adictos a la nicotina a los que ella atiende. Sería mucho mejor garantizar que los médicos del primer nivel de atención estén preparados para trabajar con los niños en su propia comunidad, agregó Levy.

Lee: Los fumadores son siete veces más propensos a consumir marihuana cotidianamente

Algunos padres de familia han recurrido a los chicles de nicotina y a otros métodos, bajo la guía de un médico, para que sus hijos dejen de fumar. Levy dijo que puede ser complicado porque algunos niños podrían usar estos productos como un "puente" entre el vapeo y los productos de tabaco.

No hay ningún producto de cesación del tabaquismo para usuarios de cigarrillos electrónicos menores de 18 años aprobado por la FDA; no obstante, la dependencia está organizando una audiencia pública para debatir si se aprueban fármacos de cesación del tabaquismo para niños con la intención de alejarlos de los vaporizadores.

Los medicamentos pueden ser importantes en casos avanzados, pero de acuerdo con Levy, no son suficientes. Los niños también necesitan "asesoría buena, sólida".

Lee: ¿Qué es la ‘enfermedad X’? Diagnóstico de la epidemia que la OMS quiere prevenir

Publicidad

"Terminamos por necesitar enseñarles a los niños cómo lidiar con los antojos, cómo identificar las situaciones de alto riesgo, cómo lidiar con situaciones en las que estén rodeados de personas que están usando estas cosas. La realidad para muchos niños es que los tratamos y los regresamos a la escuela; luego van al baño y se encuentran a todos usando un Juul", dijo Levy.

Aussem señaló que los padres de familia también pueden recurrir al refuerzo positivo para ofrecerles a sus hijos algo "más interesante que el vapeo" y que pueden fijar consecuencias negativas; sin embargo, agregó que es importante ser firmes. Por ejemplo, muchos padres de familia amenazan a sus hijos con quitarles el teléfono, pero se los regresan un par de días después porque es difícil comunicarse con ellos.

Aussem también recomendó Smokefree Teen, del Instituto Nacional para el Cáncer de Estados Unidos, que tiene una aplicación para smartphone y un programa de mensajes de texto dirigidos a los adolescentes. Es más probable que dejen el hábito si reciben ayuda, señaló.

Lee: ¿Por qué te da hambre cuando fumas marihuana?

Aussem agregó que para muchos padres de familia es importante entender que tal vez no haya una solución rápida.

La clave, de acuerdo con Aussem, es "pensar realmente cómo vas a intervenir y a estar realmente dispuesto a ver esto como un viaje".

Publicidad
¿Sabes cómo usar tu tiempo libre?
Recibe un correo semanal con lo que es tendencia en el entretenimiento y la cultura pop.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad