Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Las ciudades pequeñas pueden ser más inteligentes?

Si se habla de avances tecnológicos vienen a la mente ciudades como San Francisco y Silicon Valley, pero las que están a la vanguardia de la revolución urbana suelen ser las que menos imaginamos.
Ciudades inteligentes
Kalasatama, por ejemplo, es una ciudad que se está construyendo desde cero en las afueras de Helsinki, Finlandia. Los desarrolladores afirman que cuando quede terminada los habitantes recuperarán en promedio una hora de su vida nada más por vivir ahí.

(CNN) - Cuando oímos hablar de transformaciones urbanas solemos pensar en megaciudades con rascacielos como Beijing, Dubái o Hong Kong, pero si se habla de avances tecnológicos vienen a la mente San Francisco y Silicon Valley. Pero las ciudades que están a la vanguardia de esta revolución urbana creciente suelen ser las que menos imaginamos.

Tomemos por ejemplo a Kalasatama, una ciudad que se está construyendo desde cero en las afueras de Helsinki, Finlandia. Los desarrolladores afirman que cuando quede terminada, en 2030, los habitantes recuperarán en promedio una hora de su vida nada más por vivir ahí.

Los habitantes de esta ciudad nunca volverán a quedarse atorados detrás de un camión de basura en su trayecto diario. Los ingenieros instalaron en la ciudad un sistema de eliminación de residuos por vacío, así que la gente simplemente lleva su basura a un puerto y de ahí se transporta por vacío a un centro subterráneo de eliminación.

Lee: México sigue siendo paraíso de bots

Otro de los rasgos que ahorrarán tiempo es la distribución de la ciudad. Los servicios públicos como las escuelas, los hospitales y el transporte están cerca entre sí y son de fácil acceso.

190221153409-smart-cities-kalasatama-2-exlarge-169.jpg
La ciudad inteligente de Finlandia, Kalasatama, está hecha a la medida para hacer la vida diaria más eficiente.
Publicidad

"Cinco minutos más de caminata en el parque, cinco minutos más con los niños antes de irme a trabajar, cinco minutos más temprano en casa cuando no tengo que preocuparme por la logística", dijo Kerkko Vanhanen, director de programa de Smart Kalasatama.

"Tu vida es más fácil porque vives en la ciudad más funcional del mundo", agregó; sin embargo, actualmente solo hay 3,500 habitantes en Kalatasama. Los desarrolladores esperan que para 2030, ya haya 25 mil habitantes y se hayan creado 10 mil empleos.

Lee: Guadalajara será la primera ciudad inteligente de México

La urbanización

Como se espera que el 68% de la humanidad viva en zonas urbanas para el 2050, según un informe de la ONU de 2018, la expansión urbana y la innovación son vitales.

Este fenómeno no es nuevo: desde hace siglos se han dado transformaciones como esta, desde la planificación urbana de Mesopotamia hasta los sistemas de canales del siglo XVII en Ámsterdam, que se instalaron para la defensa y la gestión del agua.

Pero ahora, el desarrollo tiene menos que ver con la infraestructura y más con un sistema de dispositivos interconectados, conocido como el Internet de las Cosas (IoT).

Lee: Los autos ahora contarán con ‘modos zen’ para manejar

Cisco define al IoT como el punto en el tiempo en el que hay más "cosas y objetos" que personas conectados a internet. Estiman que para 2020, habrá 50 mil millones de "cosas" comunicándose entre sí.

Con la transición a la 5G y a las velocidades superaltas de banda ancha, el IoT puede hacer que las ciudades sean más prácticas a través de la habilitación de tecnologías como los sensores de tránsito o los drones autónomos.

Lo nuevo converge con lo antiguo

Las ciudades no tienen que estar hechas a la medida para poder aprovechar este potencial. La ciudad antigua de Matera, situada a un lado de un peñasco en el sur de Italia, está trabajando para ser una de las primeras ciudades con capacidades 5G en Europa.

Lee: Las ciudades inteligentes deben funcionar como empresas

El gobierno de la ciudad cree que la 5G puede servirle para volverse un centro de turismo digital a través de tecnologías como la realidad virtual, que servirán para presumir el legado cultural y artístico de una ciudad que recibió el título de Capital Europea de la Cultura en 2019.

"Ha habido una intención auténtica de rejuvenecer esta zona y para hacerla un centro de turismo, primero que nada, pero también para tomar medidas para que sea un lugar para la inversión y la industria", dijo Jonathan Reichental, experto en tendencias tecnológicas emergentes en entornos urbanos.

La datos personales de los ciudadanos

La comodidad tecnológica tiene un costo: compartir los datos personales. "Tus datos personales se usan para prestar toda clase de servicios, tanto públicos como privados. La gente está preocupada por lo que esto significa para su privacidad", dijo Reichental.

OPINIÓN: ¿Cómo podemos avanzar en el mundo de las 'Smart Cities'?

Conforme evolucionan las ciudades inteligentes los gobiernos tienen que lograr que sus ciudadanos confíen en que usarán sus datos personales responsablemente, de acuerdo con Udo Kock, vicealcalde de Ámsterdam, ciudad que se está volviendo uno de los entornos más innovadores de Europa gracias a su programa de datos abiertos.

"No piensen en que las ciudades inteligentes son una mera solución tecnológica, piensen en ellas como una colaboración. Involucren a las comunidades, involucren a los ciudadanos; es muy importante que los gobiernos colaboren con las empresas y la ciudadanía", dijo Kock.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad