Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Directivos en Expansión / header desktop Home Expansión
Directivos en Expansión / galería desktop Home Expansión
Publicidad

Nuestras Historias

Kelly Kroger: “Soy una mujer de negocios antes que una financiera”

La CEO de C&A México resalta la importancia de conocer a profundidad las empresas donde laboras, así como la curiosidad de aprender cosas nuevas.
jue 05 marzo 2020 05:04 AM
¿El idioma importa?
Cuando llegó a México, en 1999, Kroger no hablaba español.

La carrera profesional de Kelly Kroger ha estado caracterizada por el movimiento. Desde migrar a México desde Estados Unidos sin saber español, hasta cambiar a la electrónica por las ventas minoristas, la directiva no ha tenido miedo a cambiar en sus más de 20 años de experiencia.

La actual CEO de C&A México trabajó antes en empresas transnacionales como Intel, Motorola y la fabricante de licores Brown-Forman, que es propietaria de Casa Herradura. Kruger ha logrado esa flexibilidad porque entiende que debe conocer a las empresas a fondo.

Publicidad

“Yo primero soy mujer de negocios, y segundo soy financiera. Como financiera no me gusta meterme en un cuadro y pensar este es tu trabajo. Me gusta conocer el negocio, tratar a todos los directivos de la empresa como partners, para hacer mi trabajo, debo entender todos los pasos de la empresa, las estrategias. Debo entender el negocio para entender los números”, señaló la CEO en entrevista con Expansión.

Lee: Mauricio Martínez: “A veces el miedo a dejar un puesto impide ver más aventuras”

Kroger inició su experiencia profesional en un banco regional de Minnesota, Estados Unidos, durante sus años de universidad.

“Yo inicié con un puesto de analista financiera en un banco en Minnesota donde hice antes mis prácticas profesionales, ese es un consejo que le quiero dar a todos los jóvenes que estén estudiando, hagan prácticas profesionales”.

Durante estos primeros años, la joven pudo estudiar una maestría en administración de empresas pagada por la propia empresa.

Recomendamos: Enrique Ramírez, de Nokia: “Ser paciente y adaptarse son las claves de éxito”

“Este tipo de oportunidades valen mucho la pena cuando uno está comenzando su carrera profesional”, dijo Kroger.

Dar el salto

Después de esa primera experiencia, vino la primera mudanza profesional de Kroger. Se mudó de Minneapolis a Phoenix, Arizona para trabajar en Intel. Aquí obtuvo su primer gerencia.

En este puesto, la especialista en finanzas comenzó a sentir la necesidad de trabajar fuera de Estados Unidos. Gracias a un golpe de suerte, en poco tiempo estaría trabajando en una Guadalajara.

Lee el especial: Las 100 mujeres más poderosas de los negocios 2020

Publicidad

“En la industria electrónica es especialmente importante, para poder seguir avanzado puestos, tener experiencia internacional”, señala Koger.

Intel buscaba enviarla a un puesto a Asia, pero Kroger también tenía interés por trabajar en la región de América Latina. En Phoenix, a finales de los 90, trabajaban dos grandes electrónicas: Intel y Motorola.

“Yo tenía un grupo de amigas en Intel y otro en Motorola. Nos juntábamos a jugar golf el sábado. Entonces le dije a alguien ‘Oye, amiga, ¿no tienes el correo del director de finanzas de la planta que tiene Motorola en Guadalajara?, porque me interesa mandarle mi CV a ver qué tal’”, cuenta.

Lee: Gina Diez Barroso: Cuando el no, no es una opción

Un cuarto de hora después de que envió su correo, recibió una respuesta: en Guadalajara estaban buscando justo una gerente de planeación financiera. Dos semanas más tarde, ya estaba instalándose en la capital de Jalisco.

“Cuando yo acepté el puesto, no hablaba ni una sola palabra de español. Sí es un tema de idiomas, pero también de conocimiento. Me contrataron por mi experiencia y por mis habilidades de electrónica y de liderazgo. Vieron la posibilidad de ayudarme en el corto plazo a aprender el idioma”, explica Kroger.

La aventura en Motorola no resultó del todo grata. En 2003, la empresa, que había cambiado de nombre a ON Semiconductor, se vio obligada a cerrar una de sus plantas. La elegida era la de Guadalajara. En ese entonces, Kruger ya era la gerente, por lo que tuvo que encabezar el cierre.

Publicidad

Lee: El trabajo de tus sueños, ser comentariasta deportivo

“Fue una experiencia triste, pero en términos profesionales una experiencia única, de aprender mucho de México y de todo el entorno gubernamental”, señaló la CEO.

Hacer una pausa y volver

Después del cierre de la planta, Kroger decidió hacer una pausa en su carrera profesional para poder criar a su hija, que en ese momento tenía un año. Esa decisión no le era ajena, pues su madre hizo lo mismo cuando ella era niña.

"Para mí, como mujer, era importante, cuando tuve hijos, estar cuando estaban chiquitos unos años en casa. Es parte de mi historia porque mi mamá también estaba en casa cuando éramos chiquitos, pero cuando yo tenía cinco años, mi mamá regresó a trabajar, algo que no era tan frecuente", recordó Kruger.

Lee: La maternidad amplía la brecha salarial entre hombres y mujeres

Estar en casa le mostró que necesitaba el reto profesional para poder estar satisfecha. Por eso, cuando sus hijos entraron a la primaria, decidió buscar nuevas oportunidades laborales. Habían pasado casi siete años desde su último puesto directivo, por lo que encontrar un nuevo empleo no resultó nada fácil.

"Fue mucho más complicado de lo que yo había imaginado. Antes de tener a mis hijos, yo tenía una carrera de más de 10 años, yo ya estaba en nivel de alta gerencia. Después de varios años, fue difícil regresar. Tardé más de un año con varias empresas y la verdad, no me llegaban ofertas interesantes por las que valiera la pena regresar", explicó.

Una de las lecciones más importantes que aprendió en ese proceso, fue que las empresas no están abiertas al reingreso de las mujeres después de una pausa profesional, pues durante ese periodo entran nuevos talentos al mercado laboral.

Recomendamos: El trabajo de las mujeres vale 60,000 mdp al día en México

"Si decidimos pasar unos años fuera, es muy importante mantener contactos profesionales, con reclutadores, tenerlos actualizados", aconsejó.

Gracias a esto, también se dio cuenta que hay una generación de mujeres jóvenes desaprovechadas en México. Para poder revertir esta situación, las mujeres necesitan tiempo y flexibilidad. "Nos tenemos que quitar la mentalidad de que las personas tienen que estar en una oficina en un horario específico".

"Entonces, cada vez que yo necesito a alguien para un nuevo empleo, busco contadoras, abogadas, que quizás estén en casa con hijos y yo les ofrezco trabajar conmigo medio tiempo o tiempo flexible, porque sé que aunque son muy capaces, no están recibiendo muchas oportunidades".

Muéstrame la foto de tu CV y te diré tus posibilidades para un nuevo empleo

Tras un año de búsqueda, Kroger fue contratada como directora administrativa de ABG Grupo Automotriz, una empresa familiar de distribución de automóviles fundada en Guadalajara.

De los autos al tequila, y de ahí, a la moda

La experiencia que Kroger obtuvo al trabajar en una empresa familiar en México sería clave para su siguiente oportunidad laboral, lo que significaría el regreso a las transnacionales. De 2013 a 2016 trabajó para la fabricante de licores Brown-Forman, firma que cuenta con marcas como el whiskey Jack Daniels.

"Brown-Forman había comprado años antes Casa Herradura (productora de los tequilas Jimador y Herradura). Ellos vieron en mí la habilidad entender la forma de trabajar de empresas familiares mexicanas, así como de las grandes empresas internacionales y ellos vieron la oportunidad de empujar la cultura en la empresa en términos de gobierno corporativo y lo que faltaba para que operara como una empresa internacional".

Tras esa experiencia en la integración de Herradura, Kroger realizó trabajos parecidos para Brown-Forman en Centroamérica y Brasil. Después, en 2016, volvió a Guadalajara para trabajar en C&A.

"Fue mi primer puesto profesional en moda. Claro, yo trabajé en algunas tiendas cuando fui adolescente, pero nada así. Me llamaron para trabajar como CFO y yo acepté".

Al igual que su experiencia en Brown-Forman, C&A estaba en un momento de transición. "Mi jefe tenía un background en términos de moda en la parte comercial, y no era tan fuerte en la parte de finanzas y planeación. Así que hicimos un muy buen equipo".

"Lo que él me dijo en aquel tiempo fue 'yo no quiero una computadora con piernas, yo quiero una mano derecha que me ayude a controlar el negocio'. Fue exactamente lo que yo quería escuchar, porque yo no quería estar en la esquina en una oficina viendo números, yo quería ayudar a transformar el negocio", dijo Kroger.

El anterior CEO de C&A le enseñó todo lo que sabía sobre el negocio de la moda y el retail, así que nueve meses después, en diciembre de 2016, ella tomó las riendas de la empresa en México.

"Fue otro camino no tan, tan usual. Han sido tres años dentro de la empresa y todos los días sigo aprendiendo de todo. Mi background en finanzas me ayuda mucho en la parte de dirección general también".

La curiosidad y las ganas de aprender son dos cualidades clave para la CEO de C&A.

"Quién es inteligente, es inteligente y puede aprender lo que sea, es importante que tengas esas ganas de aprender si llegas una nueva industria. Son otros procesos, son otras formas de trabajar. Es importante alguien estudioso, que investiga, que sigue la respuesta. Es una persona que está tres paso adelante, a la que no hay qué decirle qué hacer".

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad