Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Aranceles al acero, ¿una cortina de humo de Trump?

El repentino anuncio de Trump de gravar las importaciones de dos metales sin dar más detalles dejó ver al mundo una probadita del caos político que se vive en Washington.
lun 05 marzo 2018 06:21 AM
Protesta
Problemas a la vista Dado que la confusión que rodea a Trump parece estar cada vez más fuera de control, el mundo podría tener problemas en los próximos meses. (Foto: POOL/REUTERS)

El caos y la grandilocuencia que han llevado a la Casa Blanca del presidente Donald Trump a su crisis más profunda hasta ahora, superó las fronteras de Estados Unidos.

El repentino anuncio de Trump el jueves de imponer aranceles sobre las importaciones de acero y aluminio, luego de un despliegue típicamente desorganizado y opaco, dejó a gran parte del mundo sintiendo el latigazo que sacudió a Washington toda la semana.

Lee: Un nuevo y justo TLCAN o aranceles al acero, amaga Trump a México

"Lo que se ha permitido continuar durante décadas es vergonzoso. Es vergonzoso ", dijo Trump a los periodistas, dando un golpe repentino a la economía global al decir que revelaría aranceles la próxima semana del 25% sobre el acero y el 10% sobre el aluminio. Además, avivó los temores de agitación mundial el viernes por la mañana al tuitear que "las guerras comerciales son buenas" cuando Estados Unidos está perdiendo miles de millones en negocios en el extranjero.

Lee: Así puede defenderse México de los aranceles de Trump

Las potencias mundiales ahora saben lo que ha sido una semana de turbulencias y cambios políticos para los compañeros republicanos y el personal de Trump que los han dejado buscando claridad a tientas y tratando de determinar exactamente dónde se encuentra el presidente.

Publicidad

Lee: Trump une al mundo... pero en su contra por amenaza de guerra comercial

En casa, las acciones se colapsaron debido al despreocupado anuncio del presidente , mientras que los líderes republicanos, afectados por un segundo día consecutivo de que Trump pisoteara la ortodoxia del partido después de su surrealista reunión el miércoles sobre armas de fuego, registraron desacuerdo y frustración.

"Al comienzo de todo esto, se nos dijo que Donald Trump estaba cómodo con el caos, así es como está acostumbrado a operar", dijo David Axelrod, un alto estratega de la administración Obama, en "The Situation Room" de CNN.

"Eso puede estar bien si tienes un pequeño negocio de marca familiar, pero cuando estás en la oficina más importante del planeta puede tener graves consecuencias", dijo Axelrod.

Dada la naturaleza intermitente del anuncio del jueves y la posterior falta de detalles, había más que una sospecha de que el movimiento comercial había sido acelerado para quitar la atención a una semana desastrosa.

nullUna pelea entre Trump y el Fiscal General Jeff Sessions, la renuncia de su confidente Hope Hicks , sucesivos golpes políticos a su yerno, Jared Kushner, y signos de múltiples líneas de investigación por parte del consejero especial Robert Mueller, que se adentran profundamente al círculo interno del presidente, significan que Trump tiene muchos incentivos para intentar cambiar de tema.

En otro golpe a un ala oeste bajo asedio, CNN informó el jueves que la contrainteligencia del FBI estaba investigando un acuerdo sellado en Canadá por Ivanka, la hija del presidente, para ver si la volvía vulnerable a los agentes extranjeros.

Lee: La imposición arancelaria de Trump 'frustra' a Canadá

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, negó que el presidente tratara de desviar la atención de todo eso con su anuncio comercial, diciendo que no era una novedad que Trump piense que el comercio global, particularmente practicado por naciones como China, engaña a los trabajadores estadounidenses.

"El presidente está preocupado por los hombres y mujeres de este país que han sido olvidados, las industrias en las que se fundó y construyó nuestro país. Y esto no debería sorprender a nadie ", dijo.

Aun así, la medida del jueves ofreció una idea de cómo un presidente errático que buscaba distracciones en medio de crisis cada vez más profundas, podía actuar de tal manera que sacuda la estabilidad global.

Dado que la confusión que rodea a Trump parece estar cada vez más fuera de control, el mundo podría tener problemas en los próximos meses.

Aun así, aunque gran parte del grupo de poder global y de Washington se prepara para más, es poco probable que los seguidores de Trump se deslumbren, ya que su imprevisibilidad y desdén por las convenciones y códigos de comportamiento son exactamente la razón por la que votaron por él, a la vez que buscaban a alguien que cambiara las cosas.

Pero cualquiera que no esté en su base de votación lealmente famosa podría diferir.

La desventaja del liderazgo instintivo

El jueves no fue la primera vez que la determinación de Trump de honrar su retórica populista y nacionalista de campaña había enviado ondas de choque alrededor del mundo. Ésta lo ayudó a impulsar su decisión de retirarse del acuerdo climático de París y redoblar los esfuerzos para hundir el acuerdo nuclear de Irán negociado por el presidente Barack Obama, situaciones que causaron pánico y consternación en el exterior.

El drama también fue típico del estilo de liderazgo impredecible, a menudo inespecífico, que a menudo pasa por alto las posibles consecuencias de la tendencia de Trump a confiar en sus instintos.

No había muchas señales, por ejemplo, de que la Casa Blanca hubiera evaluado las reacciones de los socios comerciales ante los nuevos aranceles y el riesgo de una guerra comercial y daños a las alianzas clave que podrían provocar.

Una guerra comercial bien podría desestabilizar la economía global y tener consecuencias para la fortuna política del presidente si las acciones y el crecimiento de EU se ven afectados por las represalias de potencias extranjeras, en sectores distintos al acero y el aluminio.

Molson Coors, por ejemplo, advirtió que los aranceles sobre el aluminio podrían hacer subir el costo de la cerveza en latas y provocar la pérdida de puestos de trabajo.

"Habrá represalias, habrá una respuesta y creo que es extremadamente desafortunado", dijo a CNN International Carlos Gutiérrez, quien se desempeñó como secretario de comercio bajo el presidente George W. Bush. "Es muy probable que se trate de una herida auto infligida que durará un tiempo".

Jugar varios movimientos por delante no ha sido uno de los puntos fuertes de Trump como presidente. Si lo hubiera hecho mientras llenaba de funcionarios a su administración, podría haber llegado a la conclusión de que tal vez no era prudente invitar a su familia y sus lazos comerciales al ala oeste, una decisión que ahora le ha acarreado múltiples problemas éticos.

Aliados de EU como Gran Bretaña y Canadá registraron preocupación ante el movimiento comercial de Trump, rechazando especialmente la lógica de la Casa Blanca de que sus importaciones de acero amenazaban la seguridad nacional de los EU.

Pero los funcionarios extranjeros, al igual que los de Washington, lucharon por encontrar exactamente lo que Trump quiere hacer.

"Como un aliado clave de NORAD y OTAN, y como el cliente número uno de acero estadounidense, Canadá consideraría absolutamente inaceptables las restricciones comerciales al acero canadiense y al aluminio", dijo la ministra de Relaciones Exteriores canadiense, Chrystia Freeland, prometiendo represalias si Trump sigue adelante.

Lee: EU defiende aranceles a metales con una lata de sopa Campbell's

Gran Bretaña estaba desconcertada: Jim Acosta de CNN informó que un portavoz del gobierno del Reino Unido dijo: "Estamos comprometidos con los Estados Unidos en lo que significa este anuncio en la práctica".

Esas reacciones reflejaban la indignación y la mistificación pintadas en los rostros de los senadores republicanos que se sentaron durante la sesión contradictoria y espontánea del presidente sobre la reforma de armas en la Casa Blanca el miércoles.

La falta de detalles y planificación parece endémica para una presidencia que gira en torno a los tuits impulsivos y los comentarios espontáneos de un presidente que ha dicho que le gusta mantener a todos fuera de balance como un negociador en un acuerdo inmobiliario.

Un funcionario de la Casa Blanca, por ejemplo, le dijo a Dan Merica de CNN que un anuncio planeado sobre los pasos que tomará Trump para responder a la masacre escolar en Florida fue pospuesto mientras los funcionarios destilan un plan de política coherente a partir de la reunión.

Jim Acosta de CNN contribuyó a este reportaje

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad