Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El gobierno ha dado marcha atrás en la lucha contra el cambio climático

Los organismos internacionales como la ONU y la IEA muestran su preocupación por el viraje en la política eléctrica y energética del gobierno.
dom 01 diciembre 2019 06:00 AM
Generación de energía. (Foto: Jupiter Images)
Batalla. Las firmas solares y eólicas han emprendido acciones legales para combatir los cambios a las reglas de certificado de energías limpias hecho por Sener.

El primer año de Andrés Manuel López Obrador ha supuesto un retroceso en las metas de México para combatir el cambio climático, una opinión que ha trascendido desde las empresas y especialistas del sector en México hasta los organismos internacionales que han frenado en seco su ánimo por el movimiento que estaba viviendo el país en temas de energías renovables.

Lee: El ocaso de los reguladores energéticos da vía libre a Pemex y CFE

La Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés) y la Organización de Naciones Unidades (ONU) se han hecho eco del estancamiento que se va a vivir en la inversión en energías limpias en los siguientes años debido a la cancelación de las subastas de largo plazo que, durante el sexenio pasado, habían ubicado a México como uno de los países con mayor potencial para impulsar estas inversiones.

Publicidad

“La proyección ha sido revisada ligeramente a la baja, debido a que el nuevo gobierno suspendió las subastas de certificados de energías limpias (CEL) en 2019 para revisarlas. Como consecuencia, la capacidad solar y eólica se expandirán más lentamente en 2021 y 2022”, dice la IEA en su estudio Renovables 2019: análisis y proyecciones a 2024, publicado en octubre.

Lee: Sener y CFE festejan el ‘madruguete’ que le dieron al mercado de energías limpias

La Agencia se hace eco tanto del freno a este tipo de subastas anunciado desde inicios de este año por el gobierno, como de la ausencia de nuevos políticas públicas para reemplazarlas con mecanismos que continuarán con el incremento de este tipo de energías.

El gobierno, en cambio, ha decidido cancelar las licitaciones de energías limpias que habían comprometido inversiones por 8,600 millones de dólares (mdd ) durante el sexenio pasado –estos proyectos continúan su construcción y operación-; las modificaciones a los lineamientos que certifican las nuevas inversiones en centrales de generación limpia o la apuesta para que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) invierta en la recuperación de la capacidad de generación eléctrica en sus plantas de todas las tecnologías, en su mayoría, con base en los combustibles fósiles.

Publicidad

Lee: Un juez suspende los cambios a los certificados de energías limpias

“La nueva administración en México ha parado años de avances en el sector energético con decisiones que amenazan con revertir este progreso”, señala el Programa para el Medio Ambiente de la ONU en su 'Informe sobre la Brecha de Emisiones 2019', publicado esta semana. El organismo agrega que la administración apuesta más por el “rescate” del sector petrolero a través de la construcción de la refinería de Dos Bocas, la rehabilitación de las otras seis que tiene Pemex y la construcción del Tren Maya.

Las medidas en el sector eléctrico implementadas por la administración han quitado atractivo a la inversión energías renovables en el país, según el listado 'Climate Scope 2019' de Bloomberg NEF.

“México recibió su segundo mayor nivel de financiamiento con 3,300 millones de dólares en 2018, aunque anticipamos que la inversión en el país se vaya a pique, al menos por ahora. La cancelación de la cuarta subasta de largo plazo de enero de 2019 creó una gran incertidumbre en el mercado”, dice Bloomberg NEF en su reporte, que sitúa al país en el lugar 24 entre 100 naciones como mejor destino para este tipo de inversiones. El país se había ubicado en la octava posición el año pasado.

Algunas firmas del mercado solar y eólico han presentado amparos en contra de las modificaciones de la Secretaría de Energía (Sener) para beneficiar a CFE en el otorgamiento de certificado de energías limpias (CEL), otro signo del conflicto generado por la visión del gobierno de López Obrador en materia de energías limpias.

México se comprometió a apoyar las metas del Acuerdo de París de 2015 para frenar el avance del calentamiento global a través de la reducción de emisiones de gases. Las agencias internacionales veían que el país lideraba estos esfuerzos gracias a las licitaciones y el marco regulatorio implementado durante el sexenio pasado, pero el gobierno actual los ha hecho modificar su opinión. México está fallando en el combate al cambio climático.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad