Síguenos en nuestras redes sociales:

header desktop prepara tu partida
galeria_desktop_1200x50.jpg
Publicidad

Nuestras Historias

Cómo hablar de tu testamento con los seres queridos

¿Eres de las personas que evitar tocar el tema para evitar herir susceptibilidades? Los expertos sugieren tomar conciencia de la utilidad de contar con un testamento.
mié 16 octubre 2019 05:23 AM

En México la palabra testamento suele ser un tabú, pues, a decir de expertos, pocas veces estamos preparados para hablar al respecto. Hay personas que la relacionan con una muerte próxima. Incluso, si los familiares tocan el tema, suelen tomarlo a mal, pensando que solo quieren saber qué les va a tocar de la herencia.

“Nos vamos a morir, con o sin testamento. Nadie se va de este mundo llevándose algo. Por eso la gente, la sociedad, hizo este testamento para saber dónde van los bienes de los difuntos”, agregó Concha León Portilla, especialista en adultos mayores.

Publicidad

¿Cómo mencionar la palabra “testamento” sin lastimar a nadie?

No hay una forma fácil de hablar de la muerte y del testamento con un ser querido. Así que, mientras nos educamos y tomamos conciencia que un testamento no es más que para dar tranquilidad y hacer más fáciles las cosas después de la muerte es preciso tocar el tema con sumo cuidado.

“Con una forma muy cuidadosa, muy amorosa y, decírselo claramente (a los involucrados). Hay que hacerlo un poco ceremonial”, recomendó León Portilla.

Lee: ¿Tendrás herederos? Llegó el momento de hacer tu testamento

“Es mucha educación y toma de conciencia reforzar las ventajas. El testamento hace las cosas más sencillas dentro de lo difícil que es perder a un ser querido”, apuntó Rafael Soler, académico de la Facultad de Derecho de la Universidad La Salle.

“Es impresionante señalar que en México solamente el 4% tiene testamento. La gente cree que si hace testamento se va a morir pronto”, destacó León Portilla.

Cuando una persona muere intestada, es decir, que no dejó por escrito la forma cómo le hubiera gustado que se repartieran sus bienes, estos con entregados conforme marca la ley; entre familiares, partiendo desde cónyuge, hijos –si los hay-, padres hermanos, tíos y primos.

Siempre con la regla de que los parientes cercanos excluyen a los más lejanos.

“Uno debe verlo como una situación de tranquilidad y no dejarlo a la ley. Si se lo dejo a la ley posiblemente va a heredar un hermano con el que jamás tuve ninguna relación, en lugar de una persona con la que conviví muchos años. Para evitar ese tipo de cosas sirve el testamento”, añadió Soler.

Publicidad

León Portilla recomienda el libro, ¿Cómo hacer un testamento y no morir en el intento?, del Dr. José Ignacio Núñez y Bandera, notario público, en el que explica este tema a través de anécdotas.

¿Cuándo hacer un testamento?

Es importante señalar que no hay un límite para el número de testamentos que una persona pueda elaborar. La regla en este caso es que el último registrado anula a todos los anteriores.

“A veces preguntan ¿cuál es la mejor fecha para hacer un testamento? La mejore respuesta es ‘hoy’”, señaló el notario público Luis Eduardo Paredes Sánchez.

Lee: ¿Te dejaron una herencia? Estos son los pasos para reclamarla

El problema de esperar -ya sea para resolver algún problema o concluir algún trámite-, es que hay situaciones en las que los notarios, quienes pueden ir al hospital o al lugar donde esté postrada la persona, tienen que decir “no”.

“A veces llegamos y la persona ya no está en capacidad de hacerlo y tenemos que negarnos. Esto complica más la situación emocional”. En otros casos, “la persona está interesada en todo, menos en hacer el testamento. Ya está en sus últimas horas de vida y lo último que quiere es tener a un abogado o a un notario enfrente”, expuso el notario Paredes Sánchez.

“Hay que perderle el miedo al testamento y hay que hacerlo cuando están en plenitud mental, y cuando tienes la capacidad absoluta de tomar decisiones, no esperar a que estés enfermo”, agregó León Portilla.

Publicidad
¿Quieres saber cómo cuidar tu dinero?
Recibe nuestro contenido sobre ahorro, gasto e inversión en un correo semanal.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad