Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

EU, Reino Unido y Francia pueden ser cómplices de crímenes de guerra en Yemen

Un panel de la ONU asegura que estos países proporcionan armas a varias de las partes del conflicto, lo que le permite perpetuarse.
mar 10 septiembre 2019 10:58 AM
Crimenes de guerra
En el informe, el panel de la ONU destaca las acusaciones de tortura, violencia sexual y detenciones arbitrarias por parte de ambas partes del conflicto.

(CNN)- Estados Unidos, Reino Unido, Francia e Irán podrían ser cómplices de los crímenes de guerra en Yemen porque proporcionan armas a las varias partes del conflicto, según un panel de la ONU.

El suministro de armas "perpetúa el conflicto" y ha prolongado el sufrimiento del pueblo yemení, dijo Melissa Parke, miembro del Grupo de Expertos Eminentes que la ONU comisionó en Yemen, durante la conferencia de prensa en la que se presentaron los hallazgos del grupo.

Publicidad

El panel también acusó que los socios de la coalición de Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y el gobierno yemení reconocido por la comunidad internacional, así como los rebeldes que combaten a la coalición y que cuentan con el respaldo de Irán, disfrutan de una "impunidad generalizada".

Recomendamos: Israel y Líbano están al borde de la guerra, pero ambos desean evitarlo

Charles Garraway, otro miembro del panel, dijo que los investigadores de la ONU prepararon una "lista confidencial de posibles perpetradores" de violaciones de derechos.

Garraway dijo que Estados Unidos, Reino Unido, Francia e Irán eran "proveedores" conocidos de armas a Yemen, pero agregó que la comisión no preparó una lista detallada de proveedores.

"El grupo de expertos recomendó a los terceros Estados prohíban la autorización de transferencias de armas y eviten proveer armas a las partes del conflicto. Esto se debe a que prevalece el riesgo de que las partes usen dichas armas para cometer o facilitar violaciones graves al derecho internacional humanitario y a los derechos humanos", agregó.

Lee: Trump se lleva a Israel entre las patas en su pelea contra los demócratas

En el informe, el panel destaca las acusaciones de tortura, violencia sexual y detenciones arbitrarias; agregó que las partes beligerantes podrían estar "recurriendo al hambre" y a tácticas de sitio como estrategias de guerra.

"Las partes del conflicto en Yemen son responsables de una gran variedad de violaciones a los derechos humanos y al derecho humanitario. Es probable que algunas se equiparen a crímenes de guerra", dijo Parke. "El efecto práctico de estas violaciones en la vida de los yemeníes ordinarios ha sido inmenso y muy variado".

Publicidad

"Reino Unido ha estado en la vanguardia de los esfuerzos internacionales por encontrar una solución diplomática al conflicto espantoso en Yemen. Operamos uno de los regímenes de control de exportaciones más robustos del mundo", dijo un portavoz del gobierno británico a CNN.

Lee: Irán pone sus condiciones para una futura reunión con Donald Trump

Alireza Miryousefi, vocero de la misión de Irán ante la ONU, dijo a CNN que "en cuanto a la afirmación de que Irán de alguna manera es responsable de 'crímenes de guerra', es más que ridícula. La coalición saudí, con ayuda de Occidente, está librando una guerra contra Yemen y cometiendo crímenes de guerra documentados mientras que Irán ha pedido repetidamente negociaciones para acabar con la guerra".

Ni Estados Unidos ni Francia respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios de CNN.

En respuesta al informe, Muhsin Siddiquey, director de Oxfam en Yemen dijo: "Las violaciones que la ONU enumera son impactantes y son toda la prueba que se necesita de la miseria y el sufrimiento al que se somete al pueblo de Yemen en una guerra fomentada, en parte, por la venta internacional de armas".

Lee: La alianza más importante en Medio Oriente para EU comienza a fracturarse

"La comunidad internacional tiene que dejar de armar a las partes de este conflicto y urgir a todos los involucrados a comprometerse a un cese al fuego nacional para entablar negociaciones incluyentes que desemboquen en una paz duradera".

Publicidad

Un ataque aéreo contra una prisión

El informe se presentó días después de que la coalición encabezada por los saudíes llevara a cabo el ataque más letal en Yemen en lo que va del año y el segundo más letal desde que Arabia Saudita y sus aliados intervinieran en la guerra en Yemen en 2015. Al menos 110 personas murieron el domingo, 8 de septiembre, en el ataque contra una prisión controlada por los hutíes, que contenía a 170 prisioneros de guerra, según declaró a CNN Franz Rauchenstein, director de la delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Yemen.

El edificio "se derrumbó totalmente y había cadáveres entre los escombros. También había […] restos humanos por todas partes", dijo Rauchenstein a CNN tras visitar el sitio. Dijo que la escena era "profundamente perturbadora y profundamente entristecedora". El CICR visitó la prisión varias veces, de acuerdo con Rauchenstein.

Lee: Mike Pompeo llama a mantener el embargo de armas a Irán

Martin Griffiths, enviado especial de la ONU, dijo que el ataque había sido una "tragedia" y pidió que se llevara a cabo una investigación.

La coalición encabezada por los saudíes señaló que la prisión no estaba en la lista de "objetivos no atacables" de la ONU y que había atacado un "blanco militar legítimo" que incluía depósitos de drones y misiles.

En conferencia de prensa, el lunes, 9 de septiembre, el vocero de la coalición, Turki al Maliki, dijo que "nunca se le informó a la coalición de esta ubicación. Los hutíes son los únicos responsables de usar esta ubicación para [detener a] yemeníes desaparecidos a la fuerza".

Recomendamos: Así se beneficia la economía de Irán con la guerra comercial de EU y China

A lo largo del sábado y el domingo, hubo alrededor de siete ataques aéreos en la provincia yemení de Dhamar, de acuerdo con el portavoz del ministerio de Salud de Yemen, en poder de los hutíes.

Según declaraciones de Rauchenstein, lo más probable es que las víctimas del ataque aéreo contra la prisión hayan sido prisioneros de guerra que habrían sido liberados como parte del Acuerdo de Estocolmo que las partes beligerantes firmaron en diciembre pasado. El CICR quedó a cargo de la supervisión del intercambio, aunque no se ha concretado.

La finalidad del Acuerdo de Estocolmo es calmar la violencia, pero en meses pasados llegó a un punto muerto. El ataque aéreo a la prisión coincidió con la visita de la canciller de Suecia, Margot Wallstrom, quien viajó a la región para intentar reanudar las negociaciones.

Más de 91,000 personas han muerto en la guerra en Yemen desde 2015, según el proyecto Armed Conflict Location and Event Data (ACLED).

La guerra ha enfrentado a la coalición encabezada por los saudíes con los rebeldes hutíes, que cuentan con el apoyo de Irán. En semanas recientes, los socios de la coalición se han enfrentado entre sí: los separatistas que cuentan con el respaldo de los Emiratos Árabes Unidos han entablado cruentas batallas callejeras con el gobierno yemení, que cuenta con el apoyo de los saudíes. Los emiratíes apoyaron a los separatistas con ataques aéreos contra tropas yemeníes la primera semana de septiembre.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad