Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El Reino Unido y la UE alcanzan un segundo acuerdo sobre el 'brexit'

El nuevo tratado, que aún debe ser aprobado por los países miembros y el Parlamento británico, incluye un nuevo protocolo sobre la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte.
jue 17 octubre 2019 08:10 AM

Reino Unido y la Unión Europea acordaron este jueves un nuevo acuerdo para el brexit, según un comunicado del primer ministro británico, Boris Johnson, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, este jueves.

Un punto importante del plan había sido la cuestión de la frontera irlandesa.

Publicidad

Según Juncker, el acuerdo de retirada “se centró en el protocolo sobre Irlanda / Irlanda del Norte y buscaba identificar una solución mutuamente satisfactoria para abordar las circunstancias específicas en la isla de Irlanda”.

Recomendamos: El 'brexit' aún debe recorrer un largo camino antes de ser una realidad

El acuerdo será sometido al resto de jefes de Estado y de Gobierno de la UE, que se reúnen hoy en Bruselas, y al Parlamento británico, previsiblemente el sábado.

El presidente de la Comisión Europea aseguró que se trata de un acuerdo "justo y equilibrado" que testifica "nuestro compromiso para lograr soluciones".

"Recomiendo que el Consejo Europeo respalde este acuerdo", recalcó.

En su cuenta de la red social Twitter, el jefe del gobierno británico señaló que el Parlamento británico tiene que aprobar ahora el acuerdo el próximo sábado en una sesión extraordinaria.

Lee: El plan de 'brexit' de Boris Johnson es una trampa, al menos eso cree Bruselas

"Tenemos un gran y nuevo acuerdo con el que asumimos otra vez el control (del país). Ahora el Parlamento debería cumplir con el brexit el sábado para poder pasar a otras prioridades, como el coste de la vida, el NHS (sanidad pública), los delitos violentos y nuestro medioambiente", escribió el primer ministro en Twitter.

Johnson afirmó este jueves que "todo el Reino Unido" saldrá de la unión aduanera con el nuevo pacto del brexit y que su país podrá alcanzar pactos comerciales con "el mundo".

Publicidad

Según el acuerdo, explicado por el negociador de la Unión Europea, Michel Barnier, la Asamblea de Irlanda del Norte podrá votar si se mantiene la salvaguarda para evitar una frontera física en la isla de Irlanda cuatro años después de que haya entrado en vigor, lo cual debería suceder una vez que concluya el periodo de transición posterior al brexit.

"Cuatro años después de la entrada en vigor del protocolo, los representantes electos de Irlanda del Norte tendrán la capacidad de decidir por mayoría simple si continúan aplicando las normas relevantes de la UE en Irlanda del Norte o no", declaró en una rueda de prensa Barnier.

Lee: Las opciones para el 'brexit' conllevan problemas para todos los involucrados

El acuerdo prevé que Irlanda del Norte siga alineada con ciertas normas del mercado único europeo pero forme parte del territorio aduanero del Reino Unido, con lo que los controles a los bienes se efectuarán en el punto de entrada a este territorio británico y no en la República de Irlanda.

Barnier explicó que las autoridades del Reino Unido se encargarán de aplicar las normas aduaneras de la Unión Europea en Irlanda del Norte.

El próximo desafío para Johnson será obtener la aprobación del Parlamento británico, particularmente del Partido de la Unión Democrática de Irlanda del Norte (DUP).

Lee: Los 2 caminos dolorosos para el Reino Unido con o sin brexit

El DUP, defensor de la unión de la provincia con Gran Bretaña, mantiene de momento su oposición al documento alcanzado en Bruselas.

Publicidad

La líder del DUP, Arlene Foster, emitió un comunicado este jueves en el que manifestó sus reservas en relación con el pacto.

Poco después de que Johnson y la Comisión Europea confirmasen la existencia de un pacto sobre el brexit, fuentes del DUP indicaron a la cadena británica BBC y a la irlandesa RTE que su posición sigue siendo la misma.

"Nuestro comunicado anterior sigue en pie, en respuesta a la noticias de que se ha llegado a un acuerdo", dice la nota del DUP, cuyos diez diputados en Westminster permiten a Johnson gobernar en minoría y cuyos votos son claves para ratificar el nuevo acuerdo.

La frontera entre las dos Irlandas ha sido el asunto más complicado de las negociaciones sobre el brexit, ya que el objetivo es evitar establecer una infraestructura fronteriza para no perjudicar el proceso de paz de la provincia británica.

"Hemos participado en continuas conversaciones con el gobierno. Como están las cosas, no podríamos aceptar lo que se está sugiriendo sobre aduana y otros asuntos sobre consentimiento, y hay una falta de claridad sobre el IVA", subraya la nota de Arlene Foster.

No obstante, el comunicado, firmado por Foster y el "número dos" de la formación, Nigel Dodds, puntualizan que "seguirán trabajando con el gobierno para tratar de obtener un acuerdo sensato que funcione para Irlanda del Norte y pueda proteger la integridad económica y constitucional del Reino Unido".

Los pasos que siguen

En su carta dirigida al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, Juncker pidió este jueves a los países miembros de la UE que den luz verde al texto revisado y a la nueva declaración de intenciones sobre la futura relación entre la Unión Europea y el Reino Unido, e instó a avanzar "con rapidez" hacia el debate sobre esa vinculación futura.

"Los negociadores alcanzaron un acuerdo sobre un protocolo revisado para Irlanda e Irlanda del Norte y una declaración política revisada el 17 de octubre de 2019. Ambos han sido validados por la Comisión Europea. El primer ministro británico también me ha transmitido hoy su aprobación a estos documentos", dijo Juncker en la carta.

Según Juncker, la nueva declaración política sobre la relación futura refleja el cambio de voluntad del nuevo gobierno británico, que tras la llegada de Boris Johnson se ha mostrado partidario de un estatus más distante en su vinculación futura con la UE, aunque el texto final aún no se conoce.

Si sale adelante en Londres, el sello final lo pondrían los embajadores de la Unión Europea el domingo y, la Eurocámara, durante su pleno de la próxima semana en Estrasburgo, según habían explicado fuentes diplomáticas este miércoles.

Fuentes parlamentarias dijeron a Efe que la Eurocámara podría votar el próximo miércoles el acuerdo, previa revisión de su comisión de Asuntos Constitucionales, pero insistieron en que el Parlamento Europeo no celebrará ese voto si la Cámara de los Comunes no ratifica el acuerdo durante el fin de semana.

Con información de EFE y CNN

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad