Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Donald Trump recibe a Erdogan en el primer día de audiencias del 'impeachment'

El encuentro entre los presidentes de Estados Unidos y Turquía se da justo un mes después de que las fuerzas armadas estadounidenses se retiraran del norte de Siria.
mié 13 noviembre 2019 09:02 AM
Trump y Erdogan
El presidente Trump ha mostrado su cercanía con líderes fuertes como Erdogan.

Kevin Liptak

Washington- Ya se sabía que la visita del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, a la Casa Blanca, el miércoles —un mes después de que Trump retirara a las tropas estadounidenses de Siria y se desencadenara la arremetida turca— agitaría las aguas. Además, los demócratas anunciaron que las audiencias públicas del proceso de destitución comenzarían ese mismo día.

Ahora, el muy esperado encuentro diplomático con el líder de Turquía ha cobrado aún más relevancia ahora que Trump lidia con el comienzo de la fase pública de la investigación al lado de un homólogo muy hábil para sacar provecho de sus puntos débiles.

Publicidad

Mientras Trump charla en el Despacho Oval con Erdogan para posteriormente convocar a una conferencia de prensa conjunta, dos altos diplomáticos estadounidenses estarán rindiendo declaración al otro lado de la ciudad sobre los tratos de Trump con Ucrania. Ambos manifestaron, en las deposiciones a puerta cerrada, que les preocupa la intervención que ha tenido el abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, en la conducción de la política estadounidense.

Lee: Así cambió Siria con las últimas decisiones de Trump, Putin y Erdogan

Un tema recurrente en las entrevistas del procedimiento ha sido la confusión y la preocupación que despierta la política exterior caótica de Trump y esto es más evidente con Erdogan, quien al parecer ha logrado obligar a Trump a hacer pronunciamientos favorables en varias ocasiones.

Varios testigos han hablado de lo difícil que le ha sido al presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, programar una visita a la Casa Blanca. Al parecer, Erdogan no ha tenido tal dificultad. Pese a que los legisladores estadounidenses exhortaron a Trump a cancelar la visita luego del ataque a los kurdos, Trump dejó la cita vigente en su calendario.

Erdogan no es el único hombre fuerte que ha llamado la atención de Trump, quien presume de su cercanía con Xi Jinping, de China, y ha intercambiado "cartas de amor" —como él llama a dicha correspondencia— con Kim Jong Un, de Corea del Norte y así lo reconoció en un discurso el martes, 12 de noviembre.

Publicidad

"Quien quiera entrar… dictadores, está bien. Entren. Lo que sea bueno para Estados Unidos. Queremos ayudar a nuestro pueblo", dijo en un discurso en Nueva York.

Recomendamos: ¿Quiénes son los kurdos y cuál es su papel en la guerra de Siria?

Sin embargo, parece que ningún otro líder logra obtener de Trump lo que quiere como lo hace Erdogan.

La relación de Trump con Erdogan ha estado bajo escrutinio desde antes de la llamada telefónica de octubre, misma que desembocó en el anuncio abrupto de Trump de que retiraría a las tropas estadounidenses del norte de Siria, con lo que se dio luz verde a la invasión que Turquía tenía planeada desde hacía mucho. Esto provocó la renuncia de su secretario de Defensa y del alto funcionario a cargo de la coalición que combate a ISIS.

El martes, dos funcionarios del Departamento de Defensa confirmaron a CNN un reportaje del Wall Street Journal en el que se dice que las fuerzas armadas estadounidenses tienen al menos un video de vigilancia tomado con un dron en el que, según las autoridades estadounidenses, se grabó a los combatientes comandados por Turquía cometiendo un posible crimen de guerra en Siria.

Lee: Macron dice que la OTAN está en "muerte cerebral" por culpa de Trump

De igual manera, Trump ha hecho eco de los argumentos turcos para justificar la compra de un sistema de defensa antiaérea hecho en Rusia: que no les quedó otra opción luego de que la administración anterior de Estados Unidos les negara equipo estadounidense.

Publicidad

Trump le escribió una carta a Erdogan a principios de noviembre para ofrecerle un nuevo tratado comercial y para insinuarle que se podían evitar las sanciones si ambos países resolvían algunas disputas persistentes, entre ellas la compra del sistema de misiles rusos y el cese al fuego en Siria, de acuerdo con un alto funcionario estadounidense.

Lee: Siria: los ganadores y perdedores del acuerdo entre Turquía y Rusia

Trump escribió que a cambio del tratado comercial por 100,000 millones de dólares, Turquía tendría que respetar el cese al fuego que Estados Unidos ayudó a negociar en Siria en octubre. También escribió que era posible que Turquía evitara las sanciones, mismas que el Congreso estadounidense exige luego de que Turquía recibiera el sistema ruso de defensa antiaérea S-400. Trump ha retrasado la implementación de las sanciones y los funcionarios estadounidenses dicen que están esperando a ver si el sistema S-400 entra en operación antes de seguir adelante. En la carta, Trump dijo que no tendría más opción que imponer sanciones si Turquía no aceptaba el trato y señaló que podrían volver a aceptar a Turquía en el programa F-35 si no activaban el sistema.

El sitio Middle East Eye fue el primero en informar sobre la carta de Trump.

Funcionarios señalaron que durante su reunión del miércoles, Trump le reclamaría a Erdogan la compra del sistema de misiles S-400 y lo exhortaría a hacer permanente el alto al fuego en el norte de Siria que Estados Unidos negoció.

Pero al igual que en sus encuentros anteriores, existe la posibilidad de que haya momentos fuera de guion y desenlaces sorpresivos. Erdogan ha presionado a Trump para que extradite a un clérigo que vive en Estados Unidos, Fetullah Gulen, a quien acusa de tramar un intento de golpe de Estado en 2016. Además, Trump ha señalado que es posible que se implementen más aranceles a Turquía, miembro de la OTAN.

Recomendamos: Los soldados estadounidenses están molestos por la política de Trump en Siria

En gran medida, Turquía ha ignorado la amenaza de Estados Unidos de aplicar sanciones por el sistema S-400 y hasta ahora, ninguna se ha materializado, lo que enfurece a algunos legisladores estadounidenses. Los congresistas también se sentían molestos con Trump porque decidió sacar a las tropas estadounidenses de Siria, cosa que dejó a los aliados kurdos en la región expuestos a los ataques de Turquía. La Cámara de Representantes aprobó un paquete de sanciones a Turquía para castigarlo por la invasión.

Lo inusual es que, de acuerdo con varias fuentes, Trump tiene programada para el miércoles una reunión en la Casa Blanca con un grupo selecto de senadores republicanos dedicados a la política exterior y Erdogan. De acuerdo con una fuente que sabe de la reunión, se dice que es una oportunidad para "aclarar las cosas" y sostener una discusión seria y franca sobre las fisuras que hay en la relación, que también incluyen la indignación de Estados Unidos ante la compra del sistema de armas ruso.

El Congreso estadounidense también aprobó, la semana pasada, el reconocimiento del genocidio armenio, medida diseñada para provocar desagrado en Turquía.

Un grupo de legisladores de ambos partidos le escribió esta semana a Trump para pedirle que cancele la visita de Erdogan a la Casa Blanca aunque no hay indicios de que pretenda hacerlo. Además, la tercera diputada republicana más prominente, Liz Cheney, le pidió al Departamento de Estado que les niegue la entrada a los guardaespaldas de Erdogan que participaron en los ataques contra los manifestantes afuera de la residencia del embajador de Turquía en 2017.

La Casa Blanca señaló antes de la visita que Trump quería seguir con las labores diplomáticas pese a las cuestiones que han irritado a ambos países.

Un alto funcionario de la administración le dijo a la prensa que "el presidente está comprometido al contacto directo y a la diplomacia en donde son más críticos: con el mismo Erdogan. Es esencial tener un contacto total y franco para abordar los desafíos de esta relación".

"Esta es una alianza que tiene casi 70 años. Ha ayudado a nuestros países a pasar momentos muy sombríos", agregó el funcionario. "No vamos a desecharla así nada más si hay una forma de avanzar. Esta administración cree en el compromiso. Vamos a comprometernos".

Betsy Klein, Sarah Westwood, Phil Mattingly, Ryan Browne y Jennifer Hansler, de CNN, contribuyeron con este reportaje.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad