Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Las revelaciones sobre la cronología del caso Ucrania dejan un Trump inestable

El presidente estadounidense levantó la suspensión de la entrega de la ayuda a Ucrania porque le avisaron de la denuncia del informante, según reportes de medios de comunicación.
mié 27 noviembre 2019 12:27 PM
División
En un mitin en Sunrise, Florida, Donald Trump acusó a los demócratas de dividir a los estadounidenses.

Maeve Reston

Las nuevas transcripciones de las declaraciones de testigos y los reportes noticiosos que revelan puntos clave sobre la cronología del escándalo de Ucrania muestran con penoso detalle que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump y algunos de sus altos funcionarios, maniobraron tras bambalinas para bloquear la ayuda a Ucrania porque Trump quería que investigaran a su rival político, Joe Biden.

Las revelaciones, que llegan en un momento en el que la mitad de los estadounidenses está a favor de procesar y destituir al presidente aunque el proceso de destitución no ha movido el marcador de la opinión pública, ponen de relieve el problema que tienen Trump y sus partidarios en el Congreso: aunque las audiencias públicas del proceso de destitución hayan quedado atrás, siguen brotando detalles nuevos de su campaña de presión sobre Ucrania .

Publicidad

Los acontecimientos del martes, 26 de noviembre, ilustraron que todavía hay mucho por saber sobre los actos de Trump en relación con Ucrania mientras la Cámara de Representantes se acerca a toda prisa a un posible voto sobre la destitución antes de Navidad.

Es más difícil de creerle al presidente de Estados Unidos cuando afirma que es inocente luego de que el martes, el New York Times reportara que Trump levantó la suspensión de la entrega de la ayuda a Ucrania porque le avisaron de la denuncia del informante en el que se detallan sus tratos con ese país.

Ese reporte y las transcripciones de las declaraciones de los testigos debilitan los argumentos clave a los que los republicanos han recurrido para defender a Trump, quien durante un mitin en Florida, el martes, dijo que la investigación del proceso de destitución es una "farsa", una "cacería de brujas" y una "estafa".

Durante las audiencias del proceso de destitución, hace unas semanas, los republicanos propusieron varias teorías para explicar por qué la Casa Blanca pudo haber congelado la ayuda a Ucrania, desde la noción de que a Trump le preocupaba la corrupción hasta la idea de que quería que otros países aportaran más dinero para ayudar a Ucrania.

Lee: ¿Qué pasará con el proceso de destitución de Trump en esta Acción de Gracias?

Publicidad

Sin embargo, la cronología que se reveló el martes, así como la transcripción del testimonio de Mark Sandy, funcionario de la Dirección de Administración y Presupuesto, pintan un panorama indiscutiblemente claro sobre la forma extraña en la que se manejó la ayuda a Ucrania.

La confusión de Sandy y otros colaboradores de la dependencia ante la retención de la ayuda a Ucrania, así como el no haber podido encontrar una respuesta, mostró que la estrategia inusual de la administración Trump se llevaba en secreto, oculta incluso de la gente que manejaba el dinero.

Recomendamos: Un diplomático dice que todos están involucrados en la presión a Ucrania

La cronología debilita la defensa de Trump

Primero, la cronología: ahora sabemos que la dirección de presupuesto de la Casa Blanca tomó su primera medida oficial para retener 250 millones de dólares en ayuda a Ucrania la tarde del 25 de julio, según un resumen que la Comisión Presupuestaria de la Cámara de Representantes hizo de los documentos pertinentes. Fue el mismo día que Trump habló por teléfono con el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, en la que presentó su solicitud de que se investigaran las elecciones de 2016 con la hoy infame frase: "Sin embargo, me gustaría que nos hiciera un favor". Las dependencias recibieron aviso de que el presidente había congelado la ayuda en una reunión del 18 de julio, una semana antes de la llamada.

Publicidad

Sandy, el funcionario de la Dirección de Administración y Presupuesto que aprobó la primera suspensión de la entrega de la ayuda a Ucrania antes de que Trump designara a alguien en específico para encargarse de esa labor, declaró que el presidente estaba interesado en la ayuda desde junio, pero que no obtuvo explicación sobre por qué la ayuda se retuvo en julio o en agosto.

Lee: Las revelaciones del proceso de destitución complican la defensa de Trump

La petición fue tan inusual que Sandy le informó de inmediato a su jefe que la suspensión podría violar una ley federal poco conocida, llamada Ley de Control de Incautaciones, que prohíbe que un presidente en funciones retenga unilateralmente recursos que el Congreso haya asignado a algún fin.

Sandy sabía que la ayuda entraba en la categoría de "recursos de un año", lo que significa que el dinero (que casi sumaba 400 millones de dólares) estaría disponible hasta el 30 de septiembre. Le dijo a su jefe, Michael Duffy (designado por Trump), que quería hablar con los abogados de la Dirección de Administración y Presupuesto. Sandy declaró que él y otros colaboradores de la dependencia estaban tan alarmados por la retención inexplicable que también le enviaron una circular a Duffy para recomendarle que liberaran el dinero porque "la asistencia para Ucrania coincide con la estrategia de seguridad nacional" y que además servía para "oponerse a las agresiones de Rusia".

En su deposición a puerta cerrada, Sandy también desmintió directamente el argumento republicano de que la retención de la ayuda se relacionaba con que Trump quería que otros países aportaran más para la seguridad nacional de Ucrania.

Ucrania admite que Trump retuvo ayuda militar para obtener beneficios personales

Sandy declaró que la Casa Blanca le pidió a la dirección de presupuesto ninguna información sobre cuánto aportaban otros países hasta septiembre, meses después de que se aplicara la retención.

"Recuerdo que a principios de septiembre hubo un correo electrónico en el que se explicaba que la retención respondía a que al presidente le preocupaba que otros países no estuvieran aportando dinero para Ucrania", declaró Sandy. Para entonces, los legisladores estaban preguntando por la suspensión de la entrega de la ayuda a Ucrania y los reportes en los que se cuestionaban las razones de la retención ya habían llegado a la prensa.

Las declaraciones de Philip Reeker, funcionario del Departamento de Estado, ponen de relieve que la retención de la ayuda a Ucrania por parte de la administración se tramó en los niveles más altos del poder en la Casa Blanca.

Lee: Jared Kushner, condecorado por México, supervisa la construcción del muro

Reeker, subsecretario interino de Asuntos Europeos y Euroasiáticos del Departamento de Estado, declaró que creía que la ayuda de seguridad para Ucrania "estaba siendo retenida por el Sr. Mulvaney, el jefe interino de despacho de la Casa Blanca", pero que no tenía "conocimiento definitivo de que Mulvaney fuera quien ideó la retención".

"Operábamos bajo el entendido de que la estaba reteniendo el Sr. Mulvaney, el jefe interino de despacho de la Casa Blanca", dijo Reeker a los legisladores, según la transcripción.

Reeker también habló de las inquietudes de diplomáticos veteranos como Kurt Volker sobre las maniobras de Rudy Giuliani, el abogado personal de Trump, a quien han acusado de tratar de orquestar el condicionamiento de una reunión en la Casa Blanca a la iniciación de una investigación sobre los Biden. No hay pruebas de que ninguno de los dos Biden haya obrado mal.

Lee: 5 claves del testimonio de Gordon Sondland ante el Congreso

"Recuerdo que me dijo… que, bueno, que iba a buscar o que iba a hablar con Giuliani", dijo Reeker refiriéndose a Volker, el ex enviado especial de Estados Unidos a Ucrania. "Creo que el embajador Volker pensó que tenía una historia muy buena que contar sobre el presidente Zelenski y el nuevo capítulo en Ucrania. Ese era su objetivo: con suerte quitar algo de eso, de lo que nos parecía un flujo negativo de parte del Sr. Giuliani hacia el presidente".

El tribunal de la opinión pública

Todavía no se sabe si los detalles recién revelados sobre la cronología del escándalo de Ucrania servirán para modificar la opinión pública.

La investigación pasará a la siguiente fase la semana próxima: la Comisión de Justicia celebrará su primera audiencia el 4 de diciembre y Jerry Nadler, presidente de la comisión, también le extendió una invitación a Trump y a sus abogados para que participen en la investigación. Hasta ahora, la estrategia de la presidencia ha sido obstruir y no participar en el proceso.

Por ahora, luego de dos semanas de testimonios taquilleros, Trump está tratando de clamar victoria y aludió a una nueva encuesta de CNN en la que se reveló que el 50% de los estadounidenses cree que habría que enjuiciarlo y destituirlo porque esa cifra no había cambiado desde mediados de octubre, cuando CNN hizo la misma pregunta.

Recomendamos: La Estampa | Gordon Sondland, un funcionario de EU que dijo la verdad

En su mitin del martes, Trump dijo que los demócratas que dirigen la investigación son "maniáticos" que promueven "un proceso de destitución desquiciado".

"Los demócratas radicales de izquierda están tratando de partir en dos nuestro país", dijo Trump en martes por la noche entre los abucheos de la multitud. "Primero fue el timo de Rusia, un timo absoluto. Fue un intento de derrocamiento fallido y el mayor fraude en la historia de nuestro país y luego, ¡miren!, el asunto de Mueller. ¿Recuerdan ese desastre? No tenían nada".

"Ahora, los mismos maniáticos están promoviendo un proceso de destitución desquiciado… piensen en esto: destitución. Destitución. Una cacería de brujas… Están promoviendo la cacería de brujas del proceso de destitución y les están pasando muchas cosas malas. Porque ¿han visto qué está pasando con las encuestas? Todos el mundo dijo que son patrañas", dijo Trump ante un público que vitoreaba.

Pero más allá de los resultados de las encuestas sobre el proceso de destitución, hay pruebas sólidas de que el tema de Ucrania ha debilitado la confianza en los motivos de Trump… y de que muchos estadounidenses han escuchado suficiente como para censurar su conducta.

Lee: Pelosi da al proceso de destitución la transparencia que los republicanos pedían

Aunque las opiniones sobre el juicio político y la destitución no cambiaron en la encuesta que CNN publicó el martes, el 53% de los estadounidenses dijo que Trump usó incorrectamente su cargo para obtener ventaja política, a diferencia del 49% que opinaba lo mismo en octubre. Es más, el 56% dijo que los esfuerzos del presidente por lograr que Ucrania abriera una investigación sobre la familia Biden, una empresa ucraniana de energéticos y las elecciones de 2016 tenían como fin beneficiarlo, no erradicar la corrupción en Ucrania.

La pregunta que se cierne sobre las elecciones de 2020 es si la mancha del proceso de destitución dañará irremediablemente a Trump y le costará la Casa Blanca.

Es muy pronto para sacar conclusiones, pero el terreno sobre el que camina es cada vez más inestable conforme las nuevas revelaciones indican que su conducta fue cuestionable.

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad