Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La OMS advierte de un pico de contagios de COVID-19 en Latinoamérica

Países como Perú, Ecuador, Bolivia, Argentina y Uruguay se acercan a niveles máximos de casos diarios de coronavirus, mientras las vacunas no llegan.
vie 30 abril 2021 01:54 PM
Aunque gran parte de la atención sobre la pandemia gira sobre la India, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este viernes sobre el avance de la COVID-19 en Latinoamérica, donde muchos países se acercan a niveles máximos de casos diarios, mientras muchas vacunas no acaban de llegar.
Brasil anunció el jueves que registró más de 3,000 muertes en 24 horas y ya se han superado oficialmente los 400,000 decesos por COVID-19.

Aunque gran parte de la atención sobre la pandemia gira sobre la India, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este viernes sobre el avance del COVID-19 en Latinoamérica, donde muchos países se acercan a niveles máximos de casos diarios, mientras muchas vacunas no acaban de llegar.

"Perú, Ecuador, Bolivia, Argentina, Uruguay o Guayana están en nuevos picos de transmisión, con un dramático aumento de las infecciones, y sus servicios sanitarios están saturados", alertó el director de Emergencias Sanitarias de la Organización Panamericana de Salud (OPS), Ciro Ugarte.

Publicidad

Al mismo tiempo, "en Colombia las infecciones podrían pronto llegar a los niveles récord de enero, y las UCIs y hospitales están llegando al límite en ciudades como Bogotá o Medellín", agregó este experto de la rama americana de la OMS.

En una rueda de prensa junto al director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, el experto peruano añadió que desde comienzos de 2021 se ha registrado en Latinoamérica un incremento de la incidencia de la COVID-19 en grupos de edad más jóvenes, en la medida de que la escasez de vacunas obliga a priorizar éstas en los mayores y los trabajadores sanitarios.

"El panorama es muy preocupante para América Latina: nuestros países están en muchos frentes de batalla, pues existe el reto de conseguir más vacunas en un contexto de enorme crisis económica y estrés del sistema sanitario", señaló Ugarte.

El subdirector de emergencias de la OPS, Sylvain Aldighieri, agregó que uno de los factores del avance de la pandemia en la región ha sido la relajación de las medidas de prevención en los últimos meses, con la coincidencia de grandes periodos vacacionales como las Navidades, los Carnavales o la Semana Santa.

Por ello, "lo más importante ahora es una estricta implementación de las medidas de salud pública y las medidas sociales", señaló este experto en alusión al uso de mascarillas, el mantenimiento de la distancia personal en lugares públicos o la ausencia de lugares concurridos.

 

Desde comienzos de 2021, varios países están reportando un aumento de casos entre sus poblaciones más jóvenes que está llevando a más hospitalizaciones. La OPS dijo que los países deben estar preparados para un "súbito aumento" de la demanda de oxígeno, medicamentos para intubación o materiales de protección.

Las muertes y las hospitalizaciones ceden en Brasil

El número de hospitalizaciones y muertes por el COVID-19 ha empezado a declinar tras cuatro semanas de ralentización de las infecciones en Brasil, dijo la OMS.

La OPS advierte sobre vacunas falsas anticovid en México, Argentina y Brasil

"Los casos han declinado ya por cuatro semanas seguidas y las hospitalizaciones y muertes están bajando también. Son buenas noticias y esperamos que esta tendencia continúe", dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una comparecencia.

Pese a todo, describió una situación grave en el país. "Desde principios de noviembre, Brasil ha experimentado una crisis aguda, con un aumento de casos del COVID-19, hospitalizaciones y muertes, incluida entre gente más joven. Durante abril, las unidades de cuidado intensivo han estado casi a su máxima capacidad en todo el país", comentó.

En Brasil, el gobierno anunció el jueves que había habido más de 3,000 muertes en 24 horas y ya se han superado oficialmente los 400,000 decesos. Es el segundo país en superar esta cifra de muertes, solo después de Estados Unidos.

 

"Tuvimos un impacto importante de las nuevas variantes", como la P1, explicó a la AFP la epidemióloga Ethel Maciel, de la Universidad de Espiritu Santo (UFES).

Más contagiosa y bajo sospecha de ser más severa, esa variante surgió en la Amazonía, se expandió en todo Brasil y llevó a muchos países a cerrar sus fronteras con el gigante sudamericano.

El ministro brasileño de Salud, Marcelo Queiroga, participó este viernes en la conferencia de prensa de la OMS y la OPS para subrayar que el gobierno de su país trabaja principalmente en la aceleración de la campaña de vacunación, con el objetivo de lograr que toda la población de Brasil esté vacunada antes de fin de año.

Queiroga destacó que el país ha logrado administrar algunos días hasta 1.7 millones de vacunas anticovid, aunque "aún queda mucho por hacer" ya que el reto para conseguir el objetivo de final de año es alcanzar los 2.4 millones diarios.

El ministro de salud pidió a los países que compartan sus dosis sobrantes de vacunas con Brasil para ayudar en el combate mundial contra el COVID-19, incluida la propagación de nuevas variantes.

P1, esto es lo que se sabe de la mutación brasileña del coronavirus

Queiroga dijo que Brasil entregó 41 millones de dosis, pero necesita más suministros para cumplir su objetivo de 2.4 millones de inoculaciones diarias.

Los países deberían contribuir sus dosis sobrantes en cuanto sea posible "para que podamos ampliar nuestra vacunación y contener la pandemia en este momento crítico y evitar la proliferación de nuevas variantes".

 

La lentitud en la vacunación y las deficiencias en la gestión del gobierno de Jair Bolsonaro, quien minimizó la campaña y se opuso a confinamientos y medidas de distanciamiento social, son señalados como causas importantes de este desastre humano y sanitario.

La semana pasada, una comisión parlamentaria (CPI) fue instalada en el Senado para investigar la gestión de la crisis por parte de Bolsonaro y su gobierno, en el cual se sucedieron cuatro ministros de Salud desde el inicio de la pandemia.

El viernes se ha organizado una manifestación contra las políticas gubernamentales en la playa de Copacabana en Rio de Janeiro.

"Los responsables de ese genocidio tienen nombre. Bolsonaro abrió la casa y recibió al COVID-19 con hospitalidad. Trató al virus como un aliado. Y deberá pagar por haber atentado contra el pueblo brasileño", escribió en Twitter el expresidente de izquierda, Luiz Inácio Lula da Silva, que se perfila como principal rival de Bolsonaro en las elecciones de 2022.

Con información de AFP, EFE y Reuters

Publicidad
Publicidad