Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Estados Unidos busca terminar su evacuación de Afganistán contrarreloj

El Estado Islámico se adjudicó el lanzamiento de varios cohetes disparados contra el aeropuerto de Kabul cuando faltan horas para que EU concluya su presencia militar en el país.
lun 30 agosto 2021 02:31 PM
Las defensas antimisiles estadounidenses interceptaron cohetes disparados contra el aeropuerto de Kabul temprano el lunes, mientras Estados Unidos sacaba a sus principales diplomáticos de Afganistán en las últimas horas de su caótica retirada.
Las tropas estadounidenses en Kabul están ahora enfocadas en su propia salida y la de los diplomáticos de su país.

Las defensas antimisiles estadounidenses interceptaron cohetes disparados contra el aeropuerto de Kabul temprano el lunes, mientras Estados Unidos sacaba a sus principales diplomáticos de Afganistán en las últimas horas de su caótica retirada.

Aunque no se han reportado víctimas mortales, algunas imágenes que se difundieron en las redes sociales y los canales de televisión locales mostraron daños por las explosiones que afectaron al menos a una vivienda y a un vehículo.

Publicidad

El grupo yihadista Estado Islámico del Khorasan (EI-K) reivindicó estos ataques. "Los soldados del califato atacaron al aeropuerto internacional de Kabul con seis cohetes", señaló el grupo en un comunicado.

La rama afgana de la organización yihadista realizó la semana pasada un atentado suicida en una de las puertas del aeropuerto con saldo de más de 100 muertos, incluidos 13 soldados estadounidenses.

El vocero del Pentágono, John Kirby, indicó que la operación de evacuación en el aeropuerto, actualmente controlada por miles de efectivos estadounidenses, está en alerta máxima después del lanzamiento de los cohetes.

"Ahora estamos en un momento particularmente peligroso", indicó Kirby a los periodistas. "Las amenazas siguen siendo reales, están activas, y en algunos casos son muy concretas", resaltó.

Los ataques de este lunes tuvieron lugar después de que la ciudad sufriera el domingo otras dos explosiones, una provocada por el lanzamiento de un dron estadounidense contra un vehículo en el que viajaban supuestos miembros del EI y otra por el impacto de un cohete contra una casa.

El ataque contra la vivienda causó al menos 10 muertos y cinco heridos, en su mayoría niños, afirmó a la agencia EFE Hazrat Shah, un líder del área donde se produjo el suceso, que detalló que "la familia tenía algunos invitados en casa" cuando cayó el cohete.

Publicidad

The New York Times citó a miembros de una familia que aseguró que perecieron 10 personas, incluidos siete niños, un trabajador de una organización humanitaria estadounidense y un contratista del ejército de Estados Unidos.

El Comando Central de Estados Unidos apuntó que está investigando informes de muertes de civiles. "Sabemos que hubo explosiones subsiguientes sustanciales y potentes como resultado de la destrucción del vehículo, lo que indica una gran cantidad de material explosivo en el interior que puede haber causado víctimas adicionales".

Varias fuentes de los talibanes consultadas por la agencia española aseguraron este lunes que las víctimas civiles se produjeron por el impacto de un proyectil que tenía como objetivo el aeropuerto y no tienen relación con el ataque del dron de Estados Unidos contra el coche con el que supuestamente los terroristas iban a cometer un atentado suicida.

Evacuar a la mayor cantidad de personas de Afganistán es prioridad para la OTAN

Una salida caótica

La fecha límite del martes para la salida de todas las tropas fue ordenada por el presidente Joe Biden, cumpliendo con un acuerdo alcanzado con los talibanes por su predecesor Donald Trump para poner fin a la guerra más larga de Washington.

No obstante, al no esperar que los talibanes conquistaran tan rápido el país, Washington y sus aliados de la OTAN se vieron obligados a realizar una evacuación apresurada. Dejarán atrás a miles de afganos que ayudaron a los países occidentales y podrían haber calificado para la evacuación pero no lograron salir a tiempo.

Publicidad

Las tropas estadounidenses están ahora más concentradas en su propia salida y la de los diplomáticos de su país.

"El presidente (...) volvió a confirmar la orden de que los comandantes redoblen sus esfuerzos por hacer lo que sea necesario para proteger a nuestras fuerzas sobre el terreno", señaló la Casa Blanca en un comunicado.

Dos funcionarios estadounidenses dijeron a Reuters que las evacuaciones continuarán el lunes, dando prioridad a personas consideradas en riesgo extremo. Otros países también han presentado solicitudes de último momento para sacar a personas de esa categoría, indicaron.

El aeropuerto de la capital afgana se encuentra desde hace días en alerta máxima, después de que el pasado jueves un atentado suicida dejó al menos 170 muertos y obligó a varios países a dar por concluidas las operaciones de evacuación antes de la fecha límite.

Ya antes del ataque Estados Unidos había recibido alertas de "amenazas creíbles" contra el aeródromo, que desde que los talibanes tomaron el control total de Afganistán el pasado 15 de agosto, ha concentrado a miles de afganos que tratan de huir del país.

Pese a los ataques de este lunes, la Casa Blanca mantiene las operaciones de evacuación "sin interrupción", tal y como aseguraron en un comunicado. Los artefactos fueron interceptados en su mayoría por el sistema de defensa antimisiles desplegado en el aeropuerto.

Estas evacuaciones, sin embargo, tienen previsto concluir mañana, cuando se cumple la fecha límite fijada por Estados Unidos para finalizar sus operaciones en el país y que, de no cumplirse, supondría sobrepasar una "línea roja", según los talibanes.

En este sentido, la formación islamista garantizó en varias ocasiones que permitirán la operación de vuelos comerciales a partir del 31 de agosto para aquellas personas con documentos legales, por lo que no deben preocuparse si no suben a un vuelo de evacuación.

Temor a los talibanes y al Estado Islámico

Los talibanes, que realizaron ejecuciones públicas y prohibieron la asistencia de niñas y mujeres a la escuela o el trabajo cuando estuvieron en el poder hace 20 años, han dicho que salvaguardarán los derechos y no buscarán venganzas. Afirman que una vez que los estadounidenses se vayan, el país finalmente estará en paz por primera vez en más de 40 años.

El movimiento islamista radical, que había dado refugio al grupo yihadista Al Qaeda, promete ofrecer una versión más moderada respecto al régimen fundamentalista que impusieron entre 1996 y 2001.

Muchos afganos, especialmente aquellos que trabajaron con las misiones extranjeras o el gobierno derrocado, no creen en esta nueva versión talibana y trataron de huir en la operación de evacuación desplegada por las potencias occidentales.

Innumerables ciudadanos de este país de Asia central temen por su futuro, sobre todo en las ciudades. Y Naciones Unidas dijo que todo el país enfrenta ahora una grave crisis humanitaria, sin ayuda exterior en medio de una sequía, desplazamientos masivos y el COVID-19.

"El esfuerzo de evacuación sin duda salvó decenas de miles de vidas, y estos esfuerzos son dignos de elogio", declaró el jefe de refugiados de la ONU, Filippo Grandi.

"No obstante, cuando el puente aéreo y el frenesí mediático terminen, la abrumadora mayoría de afganos, unos 39 millones, seguirá en Afganistán. Nos necesitan —a gobiernos, organizaciones humanitarias y ciudadanos normales— para que estemos con ellos y continuemos adelante", agregó.

Además de los talibanes, los afganos temen que los atentados terroristas cometidos por el EI continúen una vez que Estados Unidos concluya su salida.

"La gente está aterrorizada y preocupada por el futuro, que los lanzamientos de cohetes continúen", dijo Farogh Danish, un residente de Kabul cerca de los restos del automóvil desde el que se lanzaron los proyectiles.

La bandera nacional afgana es un símbolo de resistencia en Afganistán

Los talibanes tomarán el control total del aeropuerto de Kabul después de la retirada estadounidense el martes, reportó la cadena de televisión Al Jazeera de Qatar citando una fuente talibán no identificada.

Con información de AFP, Reuters y EFE

Publicidad
Publicidad