Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un primer barco con ayuda para Gaza sale del muelle de Chipre construido por EU

El país europeo abrió una corredor marino en marzo para enviar ayuda directamente Gaza, mientras los envíos de recurso por vía terrestre están afectados por los cierres fronterizos de Israel.
jue 09 mayo 2024 11:59 AM
Se ve a una persona a bordo mientras un buque de carga con bandera estadounidense que transporta ayuda a un muelle construido por Estados Unidos frente a Gaza zarpa desde Larnaca, Chipre, el 9 de mayo de 2024.
Chipre abrió un corredor humanitario en marzo para enviar ayuda directamente a la Franja de Gaza.

Un barco que transporta ayuda partió a la Franja de Gaza la mañana de este jueves de un puerto en Chipre construido por Estados Unidos, confirmaron autoridades chipriotas. Oficiales estadounidenses dicen que la nave se utilizará para descargar suministros en un muelle flotante construido para acelerar la ayuda en el enclave palestino.

Todavía hay dudas sobre cómo será distribuida la ayuda. De acuerdo con la portavoz adjunta del Departamento de Defensa de Estados Unidos, la ayuda humanitaria llegará inicialmente a Chipre, donde será controlada, afirmó el jueves un mando militar estadounidense.

Publicidad

A continuación, se transferirá a una plataforma flotante frente a la costa de Gaza y después al embarcadero.

Chipre abrió un corredor humanitario en marzo para enviar ayuda directamente a la Franja de Gaza, donde los envíos por vía terrestre están severamente afectados por el cierre de los pasos fronterizos en Israel.

La construcción de este muelle tiene un costo de 320 millones de dólares, indicó el Pentágono.

John Kirby, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, subrayó en abril que este transporte marítimo no sustituiría a los convoyes terrestres.

La Organización de las Naciones Unidos asegura que la mayoría de los 2.3 millones de habitantes de la Franja de Gaza experimentan algún grado de hambre, mientras en el norte de este territorio ya vive una “hambruna en toda regla”.

Las últimas incursiones de Israel en Rafah, en el sur de Gaza, han complicado aún más la situación. Esta ciudad se había convertido en refugio para un millón de desplazados internos y en la principal puerta de entrada de la escasa ayuda humanitaria que puede acceder al territorio.

Confusión sobre los pasos terrestres

Israel dijo este miércoles haber reabierto el paso de Kerem Shalom, fronterizo con la Franja de Gaza, para permitir el ingreso de ayuda humanitaria, tres días después de haberlo cerrado por un ataque con cohetes que mató a cuatro de sus soldados.

Publicidad

El paso de Kerem Shalom se encuentra en el sur de la línea fronteriza entre Israel y la Franja, a la altura de la localidad palestina de Rafah, donde las autoridades israelíes amenazan con lanzar una operación a gran escala que suscita mucha inquietud en la comunidad internacional.

"Están llegando al cruce camiones procedentes de Egipto con ayuda humanitaria, incluyendo comida, agua, material para alojarse, medicinas y equipamientos médicos facilitados por la comunidad internacional", dijo el ejército israelí en un comunicado conjunto con el COGAT, un organismo dependiente del ministerio de Defensa que supervisa los asuntos civiles en los territorios palestinos.

Los suministros entrarán en el enclave costero palestino tras ser sometidos a inspección, añadió el comunicado.

Pero Juliette Touma, portavoz de la UNRWA, la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos, dijo a la AFP que "el paso (de Kerem Shalom) seguía sin estar abierto" a media mañana.

Los dos pasos fronterizos de Kerem Shalom (entre Israel y Gaza) y Rafah (entre Egipto y Gaza) "están cerrados", insistió. "Pedimos su reapertura".

"No hubo suministros humanitarios en estos tres últimos días, hemos empezado a racionar el carburante", advirtió Touma.

El conflicto estalló el 7 de octubre cuando comandos islamistas entraron al sur de Israel y mataron a 1,170 personas, en su mayoría civiles, según un recuento de AFP basado en datos oficiales israelíes.

Más de 250 personas fueron secuestradas en el ataque. Después de un canje de rehenes por presos palestinos durante una tregua en noviembre, las autoridades israelíes estiman que 128 permanecen en Gaza, aunque 36 habrían muerto.

En respuesta, Israel lanzó una ofensiva que ya ha dejado 34,904 muertos en Gaza, en su mayoría civiles, según el Ministerio de Salud del territorio, gobernado desde 2007 por Hamás.

Con información de AFP y Reuters

Publicidad

Newsletter

Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Publicidad

Publicidad