Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN: La "hipocresía" en la campaña de Nike con Colin Kaepernick

La protesta del exjugador de la NFL abre conversación sobre algunos temas más polémicos que desató su protesta pacífica: la libertad de expresión y el patriotismo, comenta LZ Granderson.
mié 05 septiembre 2018 10:30 AM

Nota del editor: LZ Granderson es periodista y analista político. Fue investigador del Instituto de Políticas de la Universidad de Chicago y del Instituto Hechinger de la Universidad de Columbia. Es uno de los conductores de los programas Sports Nation y Mornings with Keyshawn, Jorge and LZ, de la emisora estadounidense ESPN. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) - El conductor conservador de radio, Ben Ferguson, tuiteó y retuiteó un puñado de reprimendas a Nike por haber escogido a Colin Kaepernick en su más reciente campaña publicitaria. En el anuncio se puede ver un retrato en primerísimo plano del exmariscal de campo de la NFL, con las palabras: "Cree en algo. Aunque signifique sacrificarlo todo".

Ahora que se ha asentado el polvo de la salida de Kaepernick de la NFL podemos entablar una conversación más sustancial sobre algunos de los temas más polémicos que desató su protesta pacífica contra la opresión de las personas de color durante el himno nacional: la libertad de expresión y el patriotismo.

Ferguson, quien aparentemente se ofendió cuando Nike seleccionó a alguien que perdió su carrera por tratar de crear consciencia sobre la desigualdad, tuiteó imágenes en las que se reemplazó la cara de Kaepernick con la de miembros de las fuerzas armadas, entre ellos el exjugador de los Cardenales de Arizona, Pat Tillman, quien dejó su carrera en la NFL para enlistarse en los Rangers del Ejército después de los ataques del 11 de septiembre en Nueva York. Murió en 2004 en Afganistán, en medio de fuego amigo.

OPINIÓN: Serena Williams es criticada por su "incómoda" negritud

Publicidad

Stephen Miller, colaborador de FOX, expresó el mismo sentir que Ferguson y tuiteó: "Nada más quiero decir que Pat Tillman sacrificó un *poco más que Colin Kaepernick". Daniel Kemm, creador del canal DramaAlert en YouTube, también tuiteó la imagen de Tillman a sus casi 2.5 millones de seguidores.

Encontrar alguien "que lo merezca más", ya sea un Grammy o en este caso, ser el rostro de una campaña publicitaria, es justo lo que hacemos cuando el debate es el eje de la cultura popular. Pero es curioso que haya personas que consideren que los miembros de las fuerzas armadas son héroes auténticos y que también respalden al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien durante gran parte de la semana pasada no omitió honrar como se merece el sacrificio que el difunto senador John McCain hizo por su país.

De hecho, en 2015, el entonces candidato Trump incluso dijo: "No es un héroe de guerra… es héroe de guerra porque lo capturaron. Me gusta la gente a la que no capturan". El ahora presidente estadounidense, quien se negó a disculparse por estos comentarios reconoció después que McCain era, de hecho, un héroe de guerra.

Lee: Nike aplica el 'Just do it' y abre polémica por apoyo a Colin Kaepernick

Parece que hay cierta incoherencia en la gente que cree que los héroes de guerra merecen más estar en un anuncio de Nike sobre el sacrificio y que al mismo tiempo apoya a un hombre cuya falta de respeto a un héroe fue tan palpable que el comandante nacional de la Legión Americana lo urgió a "hacer una proclamación presidencial adecuada, en la que destaque la muerte y el legado de servicio a nuestro país del senador McCain".

Un hombre que atacó a la familia de Humayun Khan, un soldado musulmán que murió en un ataque suicida en Iraq en 2004. Un hombre que, cuando le regalaron un Corazón Púrpura, dijo en broma: "Siempre quise recibir un Corazón Púrpura. Esto fue mucho más fácil".

Entiendo: Kaepernick es un personaje polémico, cuya protesta durante el himno nacional se malinterpretó como ataque contra las fuerzas armadas. Su silencio tampoco ha ayudado a aclarar las cosas. Tampoco ayudan sus calcetines, en los que se retrata a los policías como cerdos, ni su camiseta con el retrato de Fidel Castro.

OPINIÓN: Eliminar el racismo, una lucha contra una anatomía de millones de años

Si alguien quiere expresar su ira y quemar algunos zapatos en su patio trasero, está en su derecho. Estoy bastante seguro de que Nike sabía que poner a Kaepernick en su campaña suscitaría llamados al boicot y tal vez una reprimenda de los accionistas. Pero me pregunto cómo es posible que la gente que siente que los miembros de las fuerzas armadas merecen más respeto de parte de la empresa de artículos deportivos pueda soportar los desaires bien documentados de Trump a los soldados que han hecho el máximo sacrificio.

Parte de esta indignación con Nike parece basada más en los personajes que en los principios. Me recuerda la forma en la que algunos católicos protegen a los niños no nacidos pero hacen la vista gorda con los pedófilos de la Iglesia que explotan sistemáticamente a los jóvenes feligreses. Así, quienes usan las imágenes de los héroes caídos con el argumento de que respetan a los militares probablemente deberían revisar sus convicciones, nada más para asegurarse de que su lógica sea coherente.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad