Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Alianzas estratégicas para un mundo complejo

La innovación es una necesidad y crear alianzas estratégicas ayuda a brindar ese valor agregado o bien mejores productos y servicios al usuario final, apunta Ricardo Triana.
vie 07 octubre 2022 06:08 AM
Alianzas estratégicas para un mundo complejo
Elegir a un socio con el cual crear una alianza es igual que buscar pareja. Hay que evaluar y contemplar distintas cuestiones sabiendo que deben compartir objetivos, valores e ideales similares y que habrá situaciones en las que no coincidan, señala Ricardo Triana.

(Expansión) - El sector empresarial se enfrenta a nuevos retos en un mundo complejo que se transforma a gran velocidad. Para que una organización sea más competitiva es necesario ver hacia afuera, es decir, ser extrovertida. Con esto me refiero a la búsqueda de alianzas estratégicas con terceros que le permitan lograr un mayor impacto.

Algunas de estas alianzas se conocen desde hace varios años como partnership, joint venture o “aventura conjunta”, que consisten en un acuerdo entre dos o más empresas en el que éstas conservan su autonomía empresarial y jurídica y se comprometen a aportar recursos para llevar a cabo un proyecto. Así se comparten diversos beneficios. En el caso de las alianzas estratégicas no se requiere de un aporte de capital.

Publicidad

Para llegar a este punto es necesario tener una visión extrovertida, me refiero a estar dispuesto a arriesgarse y compartir este riesgo con otros. Salir al mundo y encontrar a los socios adecuados para obtener diferentes ventajas.

¿Qué beneficios tiene el realizar una alianza estratégica? Desde mi punto de vista y experiencia, son varios: permite que la organización crezca, compita dentro y fuera del país, ofrezca un servicio mejorado para impactar a más personas llegando a más mercados, especialmente en un mundo globalizado.

En mi opinión, la innovación es una necesidad y crear alianzas estratégicas ayuda a brindar ese valor agregado o bien mejores productos y servicios al usuario final. Además de que es posible ofrecer precios más competitivos.

Sin embargo, elegir a un socio con el cual crear una alianza es igual que buscar pareja. Hay que evaluar y contemplar distintas cuestiones sabiendo que deben compartir objetivos, valores e ideales similares y que habrá situaciones en las que no coincidan.

Dentro de lo más importante que debes contemplar para definir una alianza estratégica están las siguientes:

Alcance de los objetivos: ¿La alianza ayudará a lograr las metas establecidas? ¿Es una alianza la mejor solución? Si ya se tomó en cuenta que otras alternativas no son viables, por ejemplo, acudir a proveedores o desarrollar los recursos dentro de la organización, entonces la alianza es una herramienta necesaria.

Escoger al socio adecuado: En este sentido hay que considerar que haya una compatibilidad de objetivos por ambas partes. También tomar en cuenta que él o los asociados cuenten con los recursos necesarios para llevar a cabo su papel dentro de la alianza y si poseen las habilidades para hacerlo de forma correcta. Preguntarse si ambas partes son compatibles en la forma de trabajar, si existe la capacidad de cooperar mutuamente y la confianza de compartir información.

Contar con las herramientas necesarias para convertir las ideas en realidad: En determinados proyectos se requiere establecer un marco de dirección de proyectos para poner en marcha éstos. En otros se crearán grupos de trabajo e incluso se forjarán relaciones a nivel gubernamental, pero el objetivo final es alcanzar eso que se propuso y hacerlo realidad.

 

Un ejemplo de estas alianzas es lo que hace Project Management Institute (PMI), la asociación líder mundial en dirección de proyectos, con la estrategia PMI 4.0 en donde se ofrece a las organizaciones encontrar elementos de construcción de alianzas a través de:

- Expandir su alcance a las comunidades externas.
- Asociarse con otras organizaciones con ideas afines en programas de beneficio mutuo para sus respectivos miembros.
- Forjar relaciones más cercanas con la comunidad B2B para abogar de manera más efectiva por la profesión de líderes de proyectos.
- Trabajar con agentes de cambio en todo el mundo empresarial y la sociedad civil para lograr el bien social.

Cemex es un ejemplo de cómo sus alianzas estratégicas les han permitido atender las necesidades de los diversos escenarios en los que operan a nivel mundial. Mediante la colaboración cercana con alianzas, socios y grupos de interés, aseguran su licencia social para operar y crean valor compartido.

Quinientas asociaciones y alianzas estratégicas les han permitido un impacto social en todo el mundo, así han demostrado ser un factor clave de éxito para multiplicar su impacto positivo en la sociedad.

En un mundo complejo las alianzas estratégicas son necesarias y benéficas para las empresas por lo que es importante ser extrovertidos, considerar llevarlas a cabo y obtener grandes ventajas competitivas de ellas.

Nota del editor: Ricardo Triana es Managing Director de PMI en América Latina. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

 
Publicidad
Publicidad