Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los desafíos de la sostenibilidad corporativa

Es importante que los temas de sostenibilidad no sólo se gestionen y se integren a la cultura de la organización, es necesario que sean parte de su estrategia y su gobernanza.
lun 12 febrero 2024 06:04 AM
Los desafíos de la sostenibilidad corporativa
En el camino de la sostenibilidad corporativa, un reto será contar con el convencimiento real y la participación tanto de la alta dirección como de los órganos máximos de gobierno de la empresa, apunta Jorge Reyes Iturbide.

A nivel global hemos sido testigos del auge que han tenido los temas de responsabilidad social y sostenibilidad corporativa a lo largo de las últimas décadas, y de cómo las empresas han ido adoptando estos conceptos en mayor o menor medida, con diversos enfoques, múltiples herramientas y lineamientos, y distintos niveles de compromiso y exigencia por parte de éstas y sus grupos de interés, lo cual nos alienta a pensar en modelos de desarrollo sostenible con una fuerte participación del sector privado.

Publicidad

Desafortunadamente también hemos visto cómo muchas veces esto se queda sólo en el discurso, las apariencias o las buenas intenciones, por lo que no terminan de cuajar, ni se logran los impactos esperados o la transformación del modelo de negocio deseada, incluso cayendo en algunos casos en prácticas de “greenwashing”.

Para evitar esto, es importante que los temas de sostenibilidad no sólo se gestionen y se integren a la cultura de la organización, es necesario que sean parte de su estrategia y su gobernanza para poder guiar sus operaciones y decisiones en el día a día, dándole a la empresa un propósito social y ambiental a largo plazo, más allá del desempeño económico o de corto plazo, y que cuente con estructuras de gobierno involucradas en su definición, supervisión, evaluación y mejora.

Sin duda, esto no es tarea sencilla, e implica una serie de desafíos que habrán de enfrentarse a lo largo del camino de la sostenibilidad corporativa. Uno de los primeros es contar con el convencimiento real y la participación tanto de la alta dirección como de los órganos máximos de gobierno de la empresa, para que el tema logre trascender y permee a toda la organización.

Otro desafío tiene que ver con encontrar la conexión que hay entre el valor generado por el negocio para los accionistas, o en términos meramente económicos, con aquél generado para todos sus grupos de interés al ser un negocio sostenible; lo cual también lleva al desafío de su definición (en cuanto a objetivos, metas e indicadores) y su consecuente medición, evaluación y reporteo bajo un creciente número de estándares, normas e iniciativas.

Por si esto no fuera poco, también hay retos al momento de la ejecución, ya que la mayoría de los temas de sostenibilidad son complejos y requieren ser abordados bajo un enfoque sistémico y con la colaboración entre actores (gobierno, empresas y sociedad civil) o la generación de alianzas y sinergias que permitan lograr avances e impactar de manera mucho más integral, lo cual no siempre es fácil, por la variedad de intereses, expectativas o prioridades que se vean involucradas y el aterrizaje de todas ellas en acciones concretas.

En el caso de las empresas multinacionales y globales, así como de los conglomerados que abarcan diversas industrias o sectores, adicionalmente podemos encontrar retos en cuanto a la homologación de sus prioridades de sostenibilidad, y por ende la atención a temas materiales, ya que éstos pueden variar significativamente entre regiones o sectores, los cuales deberán considerarse tanto a nivel global como local, y a lo largo del portafolio diversificado del negocio, para que sus esfuerzos se mantengan relevantes y no se diluyan.

Publicidad

Por otro lado, también podríamos hablar de los desafíos que enfrentan las empresas que no nacieron con este enfoque, o aquellas que incluso se encuentran operando en sectores controvertidos en materia de sostenibilidad, ya que el reto de innovación será mucho mayor y podrían requerir de una transformación radical en sus modelos de negocio, insumos, procesos, productos, canales, etcétera, bajo un mayor escrutinio y señalamiento constante por parte de inversionistas, consumidores, autoridades u organizaciones de la sociedad civil.

Finalmente, y sin ser exhaustivo, también hay retos en la comunicación tanto interna como externa, para poder llegar adecuadamente a los diversos grupos de interés con la información de sostenibilidad certera y relevante para la toma de decisiones, que abone a la reputación e imagen corporativa, basada no sólo en una buena percepción sino en compromisos realistas, acciones tangibles y resultados verificables que demuestren una congruencia entre lo que se dice que se hace y lo que realmente se hace.

Ante cada uno de estos desafíos, afortunadamente hay casos y empresas que con compromiso y decisión han salido adelante, gracias a la creatividad e innovación que les permite hacer las cosas de manera diferente, teniendo como propósito la sostenibilidad corporativa.

_____

Nota del editor: Jorge Reyes Iturbide es especialista en responsabilidad social empresarial y desarrollo sostenible y desde hace 19 años ha trabajado para diversas empresas y organismos nacionales e internacionales en proyectos de investigación, consultoría, desarrollo de estándares y educación ejecutiva en la materia. Actualmente es Director del Instituto de Desarrollo Empresarial Anáhuac (IDEA) de la Universidad Anáhuac México. Síguelo en Twitter y LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna corresponden exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad

Newsletter

Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Publicidad
Publicidad