Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Demon’s Souls un remake digno para inaugurar la next gen

Hace más de 10 años salió Demon’s Souls para PS3, el juego que inició toda la saga de Souls, conocida por su ambientación medieval fantástica y lúgubre, sus enemigos complejos y su dificultad.
vie 04 diciembre 2020 12:00 PM
lap8pc2gmhqqhsghznpv.jpeg
La nueva entrega explota varias de las funciones del dual sense de PS5.

Alberto Robles

Demon's Souls se desarrolla en el reino maldecido de Boletaria, el cual es invadido por una niebla maldita que produce demonios que recolectan las almas de los mortales para dárselas al “Antiguo”, un demonio muy poderoso que vivió encerrado en el Nexo, una región de Boletaria, con el fin de liberarlo.

Publicidad

Todo humano que pierde su alma a mano de los demonios se vuelve un monstruo salvaje. Nuestro personaje, que puedes personalizar físicamente a tu antojo y elegir entre varias ‘clases’, como guerrero, mago o paladín, deberá eliminar a los demonios principales de las distintas regiones de Boletaria, para poder romper la maldición y vencer así al “Antiguo” y su ejército de demonios.

En Expansión exploramos una parte del juego, pues la dificultad no nos permitió acabarlo y descubrimos que es uno de los pocos títulos, al momento, que explota en su totalidad la joya del PS5.

Gráficamente, el juego es impresionante, todas las texturas y los modelos 3D originales fueron hechos desde cero, respetando casi a la integridad las versiones originales, y sin realizar cambios drásticos en la trama o en la jugabilidad, tal como este clásico lo merece. El resultado es asombroso, tanto, que al jugarlo se siente realmente como un juego next gen a pesar de tener más de 10 años.

Demon’s Souls utiliza el dual sense de forma increíble y abre la puerta para que otros títulos hagan lo mismo. Los golpes de tu arma, los efectos de las flechas, las explosiones, los hechizos y algunos efectos ambientales, sonarán en la bocina de tu dual sense creando una experiencia más envolvente y la vibración háptica en cada golpe le da el toque final de inmersión.

Publicidad

Los tiempos de carga son rapidísimos gracias al SSD de la PS5, a diferencia del juego original que en ocasiones podría tardar varios segundos en la carga de niveles, además de que el juego se desarrolla con mucha fluidez y sin lag, o errores visibles; la calidad está sumamente cuidada.

La banda sonora del juego incorpora nuevos temas y en algunos puntos es distinta a la del juego original, cosa que no gustará a los más puristas, sin embargo nosotros disfrutamos mucho las nuevas composiciones, las cuales tienen un toque más épico y renovado pero que aún mantienen esa aura lúgubre y deprimente que caracteriza a esta saga.

Recordemos que en los juegos de Souls, si mueres, deberás empezar el nivel desde el inicio, perderás todas las almas recolectadas en el nivel (aunque las puedes recuperar regresando al punto donde moriste), y todos los enemigos respawnean. Esta dinámica, sumada a una dificultad elevada en el combate con los enemigos presenta un reto importante y exige jugadores más old-school, pacientes, con buena memoria y con ganas de un reto importante, si no has jugado un juego de Souls, es importante que tengas esto en mente, pues podría ser una experiencia muy frustrante para el jugador casual.

Demon’s Souls Remake es un must para cualquier fan de la saga que tenga la nueva consola de Sony, pues es un remake de excelente calidad que traerá seguramente buenos recuerdos y emocionará a cualquiera, pero que también lo podrá disfrutará cualquier jugador que guste de los RPG clásicos, que busque un desafío importante y una dinámica de juego distinta a la que estamos acostumbrados normalmente.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad