Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Fitch y Moody’s revisan las notas de las instituciones financieras en México

Fitch recortó la calificación crediticia de Citibanamex, BBVA, Banorte, Inbursa, HSBC y Compartamos. Moody's puso en perspectiva negativa a Nafin, Banobras y Bancomext.
Comisiones bancarias - cajeros automáticos
Tras una baja en la calificación soberana de México y Pemex, los bancos recibieron eun coletazo.
Publicidad

La revisión de las calificaciones de Fitch considera a las instituciones que son más sensibles a una baja de la calificación soberana o cualquier deterioro del entorno operativo, señaló la firma en un comunicado.

Lee: Golpe a Pemex: para Fitch, sus bonos son 'basura'

En la revisión de Fitch no solo se incluyen bancos, sino también a instituciones ligadas al sector financiero. Entre las entidades financieras del estado que recibieron un recorte a la calificación se encuentran: Bancomext, Banobras, Nafin, Infonavit, IPAB.

El recorte a la calificación de los bancos propiedad del gobierno o instituciones financieras gubernamentales se debe a que el gobierno federal es la principal fuente de soporte, al bajar la calificación soberana del país, también baja el de estas instituciones.

De los bancos comerciales, entre los que recibieron un recorte están: Citibanamex, BBVA, Banorte, Inbursa, HSBC y Compartamos.

La baja para estas entidades obedece a que el desempeño de estos bancos podría verse afectado por el entorno operativo. En el caso de Banorte, la agencia redujo la calificación en solo un nivel ('BBB' desde 'BBB+'), a pesar de la mayor exposición al riesgo gubernamental que tiene en comparación de otros bancos comerciales.

Recomendamos: Calificación AAA, BB o C: ¿qué significa y por qué es importante?

Esto debido a que el banco "a demostrado ser resistente a un entorno operativo en deterioro, su creciente franquicia como el segundo banco más grande del país y la calidad controlada de los activos", señaló Fitch.

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y sus dos subsidirias, Asigna Compensación y Liquidación y Contraparte Central de Valores de México, también fueron revisadas, pero su calificación se mantuvo en 'BBB+', debido a que su modelo de negocio es de muy bajo apalancamiento (financia su operación con poco endeudamiento) y "un alto flujo de efectivo que se beneficia de una base de ingresos diversificados", detalló la agencia.

Moody's también revisó las calificaciones de cuatro bancos comerciales -BBVA, Banorte, Santander y Citibanamex- y de tres bancos de desarrollo -Nafin, Banobras y Bancomext.-

Publicidad

En el caso de las instituciones comerciales, Moody's reafirmó sus calificaciones y las dejó sin cambios, ya que dado el tamaño relativamente pequeño del sistema bancario con relación al PIB, en caso de que hubiera necesidad de un rescate, este sería factible para el gobierno.

También lee: ¿Les tendríamos que hacer caso a las calificadoras?

Para Nafin, Banobras y Bancomext, la agencia las puso con perspectiva negativa. La evaluación toma en cuenta el compromiso del gobierno para cumplir las obligaciones financieras de los bancos, como lo establece la ley; sin embargo, las leyes no representan una garantía plena, de acuerdo con Moody’s.

La agencia considera que es muy probable que el gobierno brinde apoyo a todos los acreedores de los bancos, incluidos los clientes individuales extranjeros, si los hubiera, y garantice el pago oportuno de las obligaciones de los bancos.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad