Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Pemex pierde una pieza clave en plena tormenta financiera

La renuncia del titular de Hacienda se da justo cuando la petrolera nacional debe presentar un plan de negocios que dé confianza a los mercados y las calificadoras de riesgo.
mar 09 julio 2019 12:55 PM
Urzúa Pemex
Reacciones. El sector financiero veía a Urzúa con una visión más moderada que otros colaboradores del equipo del presidente, señalan especialistas consultados.
Édgar Sígler
@edgarsigler

La intempestiva salida del ya exsecretario de Hacienda, Carlos Urzúa, no sólo dejará un hueco en el gobierno federal, sino también en el Consejo de Administración de Pemex. El titular de esa dependencia ocupa un asiento permanente e, históricamente, la visión de esta dependencia influye sobre la toma de decisiones de la petrolera nacional.

Las finanzas de la compañía, que profundizó sus pérdidas en los primeros cinco meses del año frente al mismo periodo de 2018, muestran la situación financiera delicada que afronta la petrolera, en medio de esta renuncia.

Publicidad

La petrolera nacional tiene en el tintero la presentación del nuevo plan de Negocios de la actual administración , un documento esperado por los mercados y las calificadoras, que han criticado las decisiones tomadas hasta el momento por el gobierno en relación a la estrategia de Pemex.

La salida de Urzúa va a generar incertidumbre dentro del sector financiero, que veía al funcionario con una visión más moderada que otros colaboradores del equipo del presidente Andrés Manuel López Obrador, apunta Marco Cota, director de la consultora Talanza Energy.

“Urzúa justo sale cuando están por presentar el plan de negocios de Pemex, donde todo el mundo quiere ver más participación de la iniciativa privada para despresurizar la carga hacia el presupuesto. Y es muy probable que esté ligado su salida”, señala el especialista.

Lee: JPMorgan advierte por recorte en calificación soberana de México

La renuncia del titular de Hacienda también deja un hueco en el Consejo de Administración de la compañía más grande de este país, no sólo por tener un asiento permanente en este órgano de decisiones de la firma estatal, sino por la fuerte influencia histórica que ha tenido esta secretaría en las decisiones de la petrolera nacional, dice Pablo Zárate, director de la consultora Pulso Energético.

Publicidad

“El plan de negocios de Pemex se ha vuelto cada vez más importante en la comunicación financiera de esta administración (…) Esto es por una serie de decisiones poco ortodoxas que se han tomado respecto a las acciones de la compañía”, dice Zárate.

La Secretaría de Hacienda ha tenido el papel de ser el “adulto responsable” ante los proyectos menos ortodoxos en materia fiscal propuestos desde el gobierno en anteriores administraciones, pero en los últimos meses este rol había cambiado al otro extremo, sobre todo, en materia energética, considera Gonzalo Monroy, director de la consultora GMEC.

“Este papel de Hacienda del adulto responsable, la entidad prudente en la toma de decisiones, es el baluarte de la estabilidad financiera del país. Pero en los últimos seis meses este rol que tenía Hacienda cambió radicalmente de ser el guardián prudente a volverse un habilitador de las decisiones presidenciales”, señala.

La construcción de la refinería de Dos Bocas, uno de los proyectos pilares de la actual administración, pudo generar conflictos entre las promesas del Gobierno de López Obrador, y la disciplina fiscal que buscaba Hacienda, dice Monroy.

De hecho, e l propuesto como nuevo secretario de Hacienda, Arturo Herrera, vivió un episodio de declaraciones cruzadas con el presidente respecto al proyecto de la refinería a mediados de marzo. El entonces subsecretario de la dependencia había dado por muerta la construcción de esta infraestructura, en una entrevista al diario británico Financial Times. López Obrador se apuró a desmentir esta información y reafirmó su intención de continuar con el proyecto.

Lee: Por qué es grave la salida de los consejeros independientes de Pemex.

Publicidad

Pemex, al mando de Octavio Romero Oropeza, ha apostado por aumentar las inversiones para el desarrollo y producción de petróleo, ayudado en gran medida por un impulso desde el presupuesto federal, que ha destinado más recursos para sacar a flote a la compañía. La compañía arrastra una pesada deuda de más de 106,000 millones de dólares, que la ha ubicado como la petrolera más endeudada del mundo.

Pérdidas a la vista

El primer vistazo a las finanzas de Pemex en lo que va del año muestran que la petrolera lleva un balance negativo de casi el doble del acumulado entre enero y mayo de 2018, derivado de una fuerte pérdida registrada en el primer mes de 2019 , según información de la compañía.

La petrolera suma un balance financiero negativo de 62,157 millones de pesos (mdp) en los primeros cinco meses del año, 89% más que en el mismo periodo de 2018, cuando registró 32,964, según cifras del reporte Balance primario y balance financiero de Pemex, que ofrece una primera vista a los resultados de la empresa.

Las cifras financieras de la petrolera nacional se ven lastradas por una fuerte pérdida registrada en enero de 64,965 mdp, que la firma justifica por los pagos que tuvo que realizar heredados de la administración pasada, según una presentación de Pemex hecha ante inversionistas en Nueva York en junio.

Lee: la lucha contra el huachicol afecta a las ventas de Pemex

Pero la compañía ha mejorado su balance financiero en los siguientes meses, registrando saldos positivos en marzo y abril por casi 18,000 mdp, mientras que hace un año sumó 18,788 mdp en abril pero perdió 12,479 mdp en mayo.

Los ingresos de la empresa cayeron 2.8% en el comparativo de los primeros cinco meses de 2019 frente al mismo periodo de 2018, y sus gastos operativos subieron 6.1%. El balance operativo, antes de quitarle los impuestos y los ingresos y gastos financieros, también van 1.5% debajo de los vistos hace un año.

Pemex presentará sus resultados al segundo trimestre del año el 26 de julio, y se espera que a lo largo de este mes también apruebe y publique su plan de negocios. Las calificadoras han criticado algunos de los movimientos tomados por la actual administración de la compañía y Fitch rebajó hace unas semanas a basura la nota de la deuda de la empresa, mientras que Moody’s la tiene en perspectiva negativa y a un paso de degradar su calificación al grado especulativo.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad