Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Guía de conceptos básicos si eres primerizo en el SAT

Entender cómo funciona el Servicio de Administración Tributaria será más sencillo y claro con estos conceptos básicos.
mié 23 marzo 2022 06:20 AM
sat-conceptos-
El primer acercamiento con el SAT puede resultar abrumador para algunas personas, sobre todo con los cambios recién aprobados.

Cada año, nuevos contribuyentes se unen a las filas del Servicio a Administración Tributaria (SAT) . De inicio, este primer acercamiento puede ser abrumador, pues la cantidad de información puede llevar a los más jóvenes –y no tan jóvenes- a perderse.

A ello se adicionan los cambios aprobados para la Miscelánea Fiscal 2022, uno de ellos es la adhesión al SAT de todos los ciudadanos mexicanos al cumplir la mayoría de edad.

Es por ello que si eres primerizo en el SAT, te compartimos una guía de conceptos básicos para dar tus primero pasos en el mundo de los contribuyentes.

Publicidad

¿Qué es el SAT?

SAT es el acrónimo para hacer referencia al Servicio de Administración Tributaria, un órgano administrativo desconcentrado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Es la máxima autoridad fiscal encargada del cobro de impuestos en México.

Contribuyente

Este término hace referencia a la persona física o moral obligada al pago de contribuciones, de conformidad con las leyes fiscales vigentes. Estas personas estan inscritas ante el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) que realizan actividades por las cuales obtienen un ingreso que los obliga a tributar y que han sido ubicados en su domicilio fiscal.

¿En qué momento inicia mi relación con el SAT?

Cuando inicias tu vida laboral y con ello empiezas a percibir un salario, el SAT tiene que hacerte el respectivo cobro de impuestos por los ingresos que recibes. Es en ese momento cuando pasas a ser un contribuyente y tener una relación directa con este organismo.

¿Qué es y para qué funciona el RFC?

Uno de los principales requisitos de las empresas al momento de solicitarles empleo, es que cuentes con el Registro Federal de Contribuyentes (RFC). Se trata de una clave única que cualquier persona física o moral debe tener para realizar cualquier actividad económica. Las personas que se dedican a trabajar por su cuenta también deben contar con un RFC.

Básicamente es el registro que necesitas para trabajar legalmente.

¿Necesito tener RFC si no estoy trabajando?

Es importante aclarar que tener RFC no obliga a tributar a las personas que no están percibiendo un sueldo, por lo que tampoco hace falta que presenten su declaración anual de impuestos.

Es decir, si no se está realizando alguna actividad económica no es indispensable contar con un RFC; sin embargo, darse de alta ante el SAT tiene algunos beneficios, que de acuerdo con el órgano, son los siguientes:

  • El contribuyente tendrá una mayor seguridad fiscal
  • Podrás realizar trámites y servicios comprobando tu identidad digitalmente
  • Al obtener tu e.firma (firma electrónica) tendrá la misma validez legal que tu firma autógrafa
  • El SAT protege tus datos y combate la corrupción al prevenir el robo de identidad

 

Persona Física y Moral

La Persona Física se identifica por el nombre y apellidos y es para individuos que reciben un ingreso por una actividad económica como vendedor, empleado, profesionista, comerciante, etc. La Persona Moral se identifica por una denominación o razón social, que normalmente es el nombre que le da a su empresa.

Impuestos

Los impuestos son los pagos obligatorios que realizan todas las personas para que el gobierno obtenga ingresos y proveer de servicios a la población.

Existen varias clases de impuestos, pero generalmente son dos los que pagaremos durante toda la vida:

  • El primero Impuesto al Valor Agregado (IVA), del 16% y se aplica en todos los consumos de bienes y servicios que realizas.
  • El segundo es el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y este lo aplican en todos los ingresos que percibes.

Régimen fiscal

Son un conjunto de normas y obligaciones que las y los contribuyentes deben cumplir para regularizar su situación fiscal.

Existen cuatro tipos:

  1. Sueldos y salarios e ingresos asimilados a salarios.
  2. Actividades Empresariales y Profesionales (para las y los trabajadores que realizan actividades de manera independiente).
  3. Actividades Empresariales con ingresos a través de Plataformas Tecnológicas (este régimen esta dirigido para los que emplean apps de transporte o compra y venta de productos.
  4. Régimen Simplificado de Confianza (este régimen otorga beneficios como, menos trámites y facilidades al momento de realizar las declaraciones).

Requerimiento

Un requerimiento es un documento que envía la autoridad fiscal a un contribuyente por un posible error u omisión en el cumplimiento de obligaciones fiscales.

 

Comprobante Fiscal Digital

Los Comprobantes Fiscales Digitales (CFDI) son documentos electrónicos que permiten comprobar las operaciones realizadas entre los contribuyentes, bajo estándares tecnológicos y de seguridad internacionalmente reconocidos.

e.firma

La e.firma es el conjunto de datos y caracteres que te identifica al realizar trámites y servicios por internet en el SAT, así como en otras Dependencias, Entidades Federativas, Municipios y la iniciativa privada. Tu e.firma es única, es un archivo seguro y cifrado, que tiene la validez de una firma autógrafa.

Declaración anual

Es la manera que existe de informar al SAT sobre los ingresos y egresos que se generaron durante el año. Las personas físicas obligadas a presentarla son:

  • Quienes obtuvieron ingresos mayores a 400,000 pesos en el año.
  • Quienes hayan trabajado para dos o más patrones en el mismo año, aún cuando no hayan rebasado los 400,000 pesos
  • Quienes solicitaran por escrito a su patrón que no presente su Declaración Anual.
  • Quienes dejarán de prestar sus tus servicios antes del 31 de diciembre del año de que se trate.
  • Quienes prestaran servicios por salarios a personas que no efectúan retención como embajadas u organismos internacionales.
  • Quienes hayan obtenido otros ingresos acumulables (honorarios, arrendamiento, actividades empresariales, entre otros) además de salarios.
  • Aquellos que percibieron ingresos por concepto de jubilación, pensión, liquidación o algún tipo de indemnización laboral.
¿Quieres saber cómo cuidar tu dinero?
Recibe nuestro contenido sobre ahorro, gasto e inversión en un correo semanal.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad