Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Cinco políticos peruanos que se han visto acorralados por el caso Odebrecht

Los ex presidentes Alan García, Alejandro Toledo, Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski, así como la ex candidata presidencial Keiko Fujimori, han estado en la mira de la justicia de su país.
Sobornos.
Sobornos. Los expresidentes Alan García, Ollanta Humala, Alejandro Toledo (de izquierda a derecha) y Pedro Pablo Kuczynski enfrentan procesos por corrupción.

El suicidio del ex presidente Alan García es el último suceso que ocurre como consecuencia de la investigación de casos de sobornos de la constructora Odebrecht, que ha involucrado a varios de los políticos más prominentes de Perú.

52 peruanos están prófugos de la justicia por procesos de corrupción, muchos de ellos relacionados con la empresa brasileña. La lista incluye un ex presidente, Alejandro Toledo; un ex juez de la Corte Suprema, César Hinostroza; y un ex gobernador de Callao, Félix Moreno. Detrás de ellos hay también 44 alcaldes y varios empresarios señalados por la investigación.

La constructora brasileña Odebrecht admitió ante la justicia estadounidense que pagó 29 millones de dólares en sobornos durante tres gobiernos peruanos. Perú es, después de Brasil, el país más afectado en América Latina por el escándalo de corrupción de esta empresa.

La cuestionada compañía brasileña firmó el 14 de febrero un acuerdo de cooperación con la fiscalía peruana y comenzó a aportar testimonios y evidencias que pueden llevar a prisión a numerosos políticos peruanos, incluidos cuatro ex presidentes.

Además de García y Toledo, el caso Odebrecht ha salpicado a los expresidentes Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuzcynski, así como a la ex candidata presidencial Keiko Fujimori. Estos últimos personajes ya han pisado la prisión por este escándalo. Esto es lo que sabemos sobre sus casos.

Alan García

Publicidad
Final trágico.
Final trágico. García se disparó antes de ser detenido este miércoles.

Alan García, quien gobernó Perú dos veces —entre 1985 y 1990 y entre 2006 y 2011— estaba bajo la lupa por supuestos sobornos pagados por la empresa brasileña Odebrecht para obtener un contrato de construcción para el metro de Lima durante su segundo mandato.

Además, según la fiscalía, el entonces presidente García y otros 21 funcionarios conspiraron para "facilitarle" a la empresa holandesa ATM Terminals que ganara en 2011 la concesión de la Terminal Norte del puerto del Callao, vecino a Lima.

OPINIÓN: La conexión Angola-México de Odebrecht

El año pasado alegó ser "un perseguido político", cuando cerco en torno suyo comenzó a estrecharse: a finales de 2018, fracasó en su intento de conseguir asilo en Uruguay para eludir la investigación de la fiscalía por supuesta corrupción. "Encuentren algo", dijo entonces García. "¡Demuéstrenlo pues imbéciles!"

García había declarado el martes que no se escondería, en tácita alusión al frustrado asilo que pidió a Uruguay. Pero el ex presidente murió este miércoles a los 69 años, tras dispararse en la cabeza cuando la policía se aprestaba a detenerlo por una trama de sobornos relacionada con Odebrecht, tras una orden dictada por el Poder Judicial.

Pedro Pablo Kuczynski

Caído.
Caído. Kuzcynski fue el primer presidente en activo en renunciar por el escándalo Odebrecht.

Pedro Pablo Kuczynski, un economista de 80 años, asumió la presidencia a mediados de 2016, pero renunció en marzo de 2018 tras conocerse unos videos que mostraban una supuesta compra de votos para evitar que el Congreso lo destituyera. Fue el primer presidente en activo en caer por supuesta corrupción.

En abril de 2019, un fiscal solicitó prisión preventiva de tres años para Kuczynski , quien está acusado de recibir pagos de Odebrecht para ayudar a la constructora brasileña a ganar contratos para construir una carretera y una obra de riego, que la compañía se adjudicó cuando era ministro del ex presidente Alejandro Toledo.

El antes exitoso banquero de Wall Street es investigado por pagos de Odebrecht por asesorías a dos empresas ligadas a él: First Capital y Westfield Capital.

Odebrecht reveló a fines de 2017 que había pagado casi 5 millones de dólares por asesorías estas empresas, cuando el ex presidente era ministro de economía de Toledo. El acusado había negado hasta ese momento todo vínculo con la brasileña. La acusación asegura que Kuczynski favoreció a Odebrecht a través de un tramado legal en la construcción de la carretera interoceánica Perú-Brasil y el proyecto de irrigación hidroenergética Olmos, en el norte de Perú.

Lee: Los peruanos aprobaron dejar sin empleo a sus congresistas

Además, Jorge Barata, ex jefe de Odebrecht en Perú, dijo a fiscales peruanos en Brasil que la empresa aportó 300,000 dólares a la campaña presidencial de Kuczynski de 2016, un dinero que no figura en los registros.

Un tribunal peruano rechazó el lunes el pedido de liberar al ex presidente Kuczynski y ordenó que cumpla los 10 días de detención preliminar. La fiscalía especial del caso Odebrecht anunció que pedirá prisión preventiva —que puede ser hasta por 36 meses— para Kuczynski en la audiencia de apelación a la detención.

El político de centroderecha fue trasladado este miércoles a un hospital por problemas de salud. Durante la jornada deberá ser sometido a un cateterismo cardíaco.

Alejandro Toledo

Prófugo.
Prófugo. Toledo vive en Estados Unidos, país al que Perú ya solicitó la extradición del expresidente.

Toledo (2001-2006) es el prófugo emblemático de este grupo de políticos. Escapó a Estados Unidos en enero de 2017, cuando la justicia se aprestaba a imponerle prisión preventiva, y ahora enfrenta un pedido de extradición de Perú.

La fiscalía acusa a Toledo, entre otros cargos, de recibir un soborno de 20 millones de dólares de Odebrecht para conceder a la empresa un contrato para la construcción de los tramos uno y tres de la Carretera Interoceánica, que unen Brasil y Perú a través de la selva amazónica.

Toledo, quien niega las acusaciones, inauguró la ruta en 2006 junto a su homólogo brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, condenado y encarcelado desde abril por cargos de corrupción en su país.

La cancillería de Perú solicitó la extradición de Toledo a Estados Unidos en mayo de 2018 .

Toledo, quien gobernó enarbolando la bandera de la lucha contra la corrupción, es reclamado por la presunta comisión de los delitos de tráfico de influencias, colusión y lavado de activos en agravio del Estado peruano.

Ollanta Humala

Proceso en libertad.
Proceso en libertad. Humala fue liberado en abril de 2018, pero el proceso en su contra continúa.

La justicia peruana ordenó en julio de 2017 la prisión preventiva por 18 meses del ex presidente Ollanta Humala, acusado de lavado de activos. El juez Richard Concepción resolvió además la prisión para su esposa y dispuso la captura de ambos, acusados de haber recibido 3 millones de dólares de Odebrecht para financiar la campaña electoral que lo llevó a la presidencia en 2011.

En mayo de 2017, el fiscal interrogó en Brasil al ex CEO de la empresa, Marcelo Odebrecht, quien admitió haber autorizado el pago a Humala a pedido del Partido de los Trabajadores, del ex presidente Lula da Silva.

Humala, quien gobernó el país entre 2011 y 2016, se entregó a la justicia casi de manera inmediata. Negó las acusaciones y afirmó, al igual que García, que se trataba de una "persecución política".

El fiscal peruano acusó también a la pareja de haber recibido aportes de la constructora brasileña OAS para sus campañas electorales de 2006 y 2011, así como dinero proveniente del Tesoro público del gobierno venezolano, lo que les ayudó a incrementar su patrimonio personal.

Tras nueve meses en prisión, en abril de 2018, el Tribunal Constitucional revocó la medida del juez Concepción, por lo que el matrimonio Humala recuperó la libertad. Sin embargo, el proceso contra el ex presidente sigue ,y pesa sobre él una prohibición para salir del país.

Keiko Fujimori

Aspiraciones en riesgo.
Aspiraciones en riesgo. Fujimori planeaba buscar la presidencia por segunda ocasión en 2021, pero los planes pueden frustrarse por su detención.

La ex candidata presidencial e hija del ex presidente Alberto Fujimori (1990-2000), Keiko Fujimori, fue detenida el 31 de octubre por obstrucción a la justicia , luego que el juez Richard Concepción Carhuancho acogiera un pedido de prisión preventiva por 36 meses de la fiscalía.

La fiscalía anticorrupción investiga a la líder del partido fujimorista, Fuerza Popular, y a una decena de colaboradores, a quienes acusa de blanquear 1.2 millones de dólares provenientes de fondos ilícitos de la brasileña Odebrecht para la campaña presidencial de 2011.

Según las investigaciones, Keiko lidera "una organización criminal" al interior de su partido. El caso puede involucrar a su hermano Kenji.

En la última audiencia sobre su caso, en marzo de 2019, Fujimori se negó a declarar ante la fiscalía. La política, quien niega las acusaciones en su contra, argumentó que el fiscal anticorrupción José Domingo Pérez había perdido la objetividad. Pérez tenía programado interrogar en prisión a Fujimori sobre los presuntos aportes ilegales de Odebrecht a su campaña presidencial.

La prisión de la líder fujimorista amenaza su aspiración de ser de nuevo candidata presidencial en 2021.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad