Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Irán está agotando la paciencia de sus aliados

Los ataques de Irán contra buques petroleros británicos agotarán el crédito del país asiático incluso con países que lo han apoyado, como Reino Unido y Francia.
lun 22 julio 2019 10:29 AM
Reino Unido e Irán han estado tratando de negociar para liberar el buque y mantener en vigor el tratado nuclear.
Reino Unido e Irán han estado tratando de negociar para liberar el buque y mantener en vigor el tratado nuclear.

(CNN)- Irán ha incrementado constantemente sus apuestas en un blof internacional; ahora, ha apostado casi todo en una jugada que sus radicales creen que vale la pena, pero que ciertamente acabará con su crédito, incluso el de sus amigos.

Al tomar un buque petrolero extranjero, al que acusó de "violar los reglamentos internacionales", el gobierno iraní recurrió a una forma de piratería en aguas internacionales.

Publicidad

Ahora que Irán podría haber empezado a conseguir amigos e influir en la gente de los corredores mundiales del poder, está demostrando que de verdad puede ser la fuerza de la inestabilidad peligrosa que sus enemigos más fervientes pregonan.

Irán se siente legítimamente frustrado con el retiro de Estados Unidos del tratado nuclear con el que se suponía que limitaría su programa nuclear a cambio del fin de las sanciones económicas .

Reino Unido, Francia, Alemania, China y la Unión Europea están de acuerdo. Están escandalizados por las sanciones de Estados Unidos a un país que, según la Agencia de Energía Atómica, ha cumplido sus obligaciones según el tratado.

Alemania, Francia y Reino Unido han estado trabajando para darle la vuelta a las sanciones estadounidenses y para darle un impulso económico a la dirigencia iraní, que accedió a firmar el tratado nuclear pese a las objeciones de los radicales.

Sin embargo, es claro que las voces moderadas en Teherán han callado. Yavad Zarif, ministro del exterior, ya no disfrutará del entendimiento compungido de sus socios internacionales cuando se burle del "Equipo B" de la Casa Blanca , término que acuñó para destacar las políticas comunes respecto a Irán del primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu; el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton; el príncipe heredero de Arabia Saudita, y Emiratos Árabes Unidos.

Publicidad

Cuando empezó a usar el término, los estadounidenses eran los que estaban rompiendo tratados y acuerdos internacionales sobre medioambiente y jugando rudo contra las normas y las convenciones internacionales. Ahora, Irán también optó por caer muy bajo.

Lee: Irán detiene a 17 presuntos espías de la CIA, Trump asegura que es mentira

Es evidente que Irán se sintió irritado porque las autoridades gibraltareñas y británicas incautaran uno de sus buques petroleros, el Grace I. Sin embargo, Reino Unido e Irán han estado tratando de negociar para liberar el buque y mantener en vigor el tratado nuclear.

Pero ahora, un petrolero británico está en las garras del Cuerpo de los Guardias Revolucionarios de Irán, quienes lo tomaron en aguas internacionales.

Como no hay una base legítima para esta incautación, Irán está cometiendo un acto de agresión contra un buque soberano que, en teoría, podría recibir como respuesta una agresión.

Lee: El tuit de Trump sobre el acuerdo con Irán contiene tres afirmaciones inexactas

Sin embargo, eso es tal vez lo que quieren los radicales iraníes, quienes siempre se han quejado de que su presidente, Hasán Rohaní, cedió demasiado en el tratado nuclear.

Es posible que se recuperen los buques incautados por la fuerza. Pero en ese caso, el estrecho de Ormuz y el golfo Pérsico regresarían a la inseguridad que azotaba a la región en las "guerras de los petroleros" de la década de 1980, durante la sangrienta guerra entre Irán e Irak.

Publicidad

Para evitar un coágulo en una de las arterias petroleras más importantes del mundo, Reino Unido y otros países podrían estar dispuestos a negociar. Después de todo, las negociaciones se celebran mejor cuando ambas partes tienen una buena mano que jugar.

Sin embargo, el régimen iraní no se va a recuperar de la impresión de ser realmente una fuerza de inestabilidad que dejó en los países que trataban de ayudarlo a incorporarse a la comunidad mundial.

El gobierno iraní podría llegar a ganar esta partida. Pero el juego está en su contra y las voces como la de Bolton en Estados Unidos —que quiere que haya un cambio de régimen en Teherán— ahora se dejarán oír en sitios en las que las habían ignorado hasta hace poco.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad