Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Después de 11 días de diplomacia, Israel y Hamas alcanzan una tregua

Los esfuerzos de un cese al fuego, impulsados por la ONU, Egipto, la Unión Europea y EU, han dado fruto apenas este jueves, después de lo que parecía un fracaso para la comunidad internacional.
jue 20 mayo 2021 03:11 PM
Entre un Estados Unidos afanoso en su apoyo a Israel, una Europa dividida y con protagonistas regionales antagónicos, la comunidad internacional intenta hacerse oír e imponer un cese el fuego en la nueva contienda entre israelíes y Hamas, la milicia islamista que controla la Franja de Gaza.
Alemania está entre los países de la Unión Europea, como Austria, República Checa y Polonia, además de Hungría, que respaldan plenamente a Israel.

Nota del editor: Una versión previa de esta nota fue publicada antes del anuncio de cese de hostilidades entre Israel y Gaza. Se ha actualizado tras la confirmación oficial de la tregua.

Entre un Estados Unidos afanoso en su apoyo a Israel, una Europa dividida y con protagonistas regionales antagónicos, la comunidad internacional intentó por más de una semana hacerse oír e imponer un cese el fuego en la nueva contienda entre israelíes y Hamas, la milicia islamista que controla la Franja de Gaza. Su esfuerzo dio frutos este jueves

Tras 11 días de conflicto, el gabinete de seguridad de Israel aceptó una tregua con Hamas. De acuerdo con los palestinos, el cese al fuego será "mutuo y simultáneo" y comenzará el viernes a las 2:00 am (6:00 pm del jueves, hora de Ciudad de México).

Publicidad

Este jueves, Netanyahu había convocado por la tarde a su gabinete de seguridad, cuando aumentaban las informaciones sobre una posible tregua. Un funcionario israelí confirmó a la agencia EFE el encuentro aunque no la hora exacta de su reunión ni el contenido a tratar.

Esta mañana, un portavoz del movimiento islamista Hamas aseguró a la agencia española que la tregua "probablemente tenga lugar pronto", cuando desde hace días los mediadores internacional, especialmente Egipto y la ONU, habían intensificado sus esfuerzos para restablecer la calma.

La actual escalada bélica entre Israel y las milicias palestinas de la Franja de Gaza, que comenzó el pasado 10 de mayo, ha dejado hasta ahora 230 muertos en el enclave palestino y 12 en Israel.

Esta ha sido el papel que juegaron los principales actores internacionales en esta nueva escalada, la más grave entre Israel y Hamas desde 2014.

Los bombardeos continúan en Gaza entre esfuerzos diplomáticos por una tregua

La "diplomacia discreta" de Estados Unidos

El presidente estadounidense, Joe Biden, que en principio no había hecho del tema israelí-palestinos una prioridad tras los excesos de su antecesor Donald Trump a favor de Israel, a pesar suyo ahora está en primera línea en la gestión diplomática de la crisis.

Sus socios occidentales y el ala izquierda del Partido Demócrata lo instan a involucrarse más y que presione a Israel, aliado tradicional de Washington, para calmar la situación y reanudar la búsqueda de una solución política.

"Lo que ocurre demuestra que la idea adoptada por algunos (de) simplemente ignorar el conflicto de Oriente Medio, pensando que desaparecerá por sí mismo con el tiempo (...) es una visión espiritual", resume el jefe de Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian.

Publicidad

El miércoles, Biden pidió al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu una "desescalada hacia un cese el fuego". "Pero la posición tradicional estadounidense es no presionar a Israel", destaca Pascal Boniface, del Instituto de Relaciones Internacionales y Estratégicas (IRIS) francés.

Este jueves, el senador Bernie Sanders presentó una resolución para intentar bloquear una millonaria venta de armas a Israel, una iniciativa similar a la de legisladores del ala izquierda del Partido Demócrata pero que tiene muy pocas posibilidades de éxito.

"En un momento en que las bombas fabricadas en Estados Unidos están devastando Gaza, y matando a mujeres y niños, simplemente no podemos permitir que se lleve a cabo otra gran venta de armas sin siquiera tener un debate en el Congreso", escribió el senador independiente.

Estados Unidos es el mayor proveedor de material militar de Israel. El Congreso estadounidense fue informado formalmente el 5 de mayo sobre una venta de armas al Ministerio de Defensa israelí por un total de 735 millones de dólares.

Sanders, una figura de la izquierda estadounidense, puede llevar la resolución a votación incluso sin el acuerdo del líder de la mayoría demócrata del Senado, Chuck Schumer. Pero parece poco probable que el texto obtenga los 51 votos necesarios para ser aprobado, ya que muchos demócratas no la apoyan.

Publicidad

Una clara mayoría de republicanos respalda a Israel en la escalada bélica con Hamas. Pero los demócratas están más divididos, dejando a la administración del presidente Joe Biden bajo la presión del flanco más izquierdista de su partido.

El miércoles, legisladores del ala izquierda de los demócratas, encabezados por la joven congresista Alexandria Ocasio-Cortez y entre los que está Rashida Tlaib, de origen palestino, presentaron una resolución similar a la de Sanders en la Cámara de Representantes.

Por otro lado, la administración Biden, como sus predecesoras, favorece los canales bilaterales en detrimento de la ONU, donde ha bloqueado toda iniciativa para cesar las hostilidades, según un diplomático europeo.

El miércoles, la misión de Estados Unidos ante Naciones Unidas dijo que "no apoyará acciones que creemos que socavan los esfuerzos para desescalar" la violencia entre Israel y los militantes palestinos.

Cuando se le preguntó sobre el proyecto francés de una resolución, un portavoz de la misión de Estados Unidos ante las Naciones Unidas reafirmó el miércoles que su posición no había cambiado.

"Hemos sido claros y consistentes en que estamos centrados en los intensos esfuerzos diplomáticos que se están llevando a cabo para poner fin a la violencia y que no apoyaremos acciones que creemos que socavan los esfuerzos para desescalar, dijo el portavoz.

Publicidad

Francia abogó el martes por un resolución. Le Drian dijo el miércoles que esperaba que el órgano de 15 miembros pueda votar lo antes posible. Para que se apruebe la resolución se necesitan nueve votos a favor y ningún veto de Rusia, China, Francia, Estados Unidos o Reino Unido.

La embajadora estadounidense Linda Thomas-Greenfield había dicho el martes a sus pares de la ONU que un "pronunciamiento público ahora mismo" del Consejo no ayudaría a calmar la crisis.

La batalla de las viviendas en Jaffa refleja la enemistad entre judíos y árabes

"Actualmente, también asume que hay poco rédito político que pueda derivar de una mayor intervención para buscar una solución" a este nivel, ante falta de perspectivas, observa Lucy Kurtzer-Ellenbogen, del Institute of Peace en Washington.

Tanto Estados Unidos como Israel quieren "asegurarse de que Hamás no emerja como ganador de un cese el fuego", añade Ghaith al Omari del Washington Institute. Su objetivo es mayor: reducir de manera duradera su capacidad militar.

La impotencia europea

La Unión Europea (UE), primer socio económico de Israel y apoyo clave en para el desarrollo palestino, tiene en principio palancas para presionar. Pero continúa dividida —Hungría negó el martes respaldar una declaración conjunta solicitando un alto el fuego— e imperceptible sobre este asunto.

Budapest no suscribió la declaración por considerar que el respaldo europeo a Israel no es suficientemente explícito.

"Las divisiones aumentaron entre los Estados miembros por la influencia de la administración Trump, lo que radicalizó ampliamente el tema", indicó Pierre Vimont, diplomático francés y experto en el Centro Carnegie Europe, entrevistado por AFP.

"Los miembros también están divididos en utilizar las palancas" disponibles, agrega, lamentando "una absoluta falta de iniciativa".

La UE también evita presionar a Israel amenazando, si fuese necesario, con objetar el acuerdo de asociación entre ambos y no mantiene contactos con Hamas, que considera organización terrorista.

Francia, miembro permanente del Consejo de seguridad de la ONU, cuenta con el apoyo europeo para presionar a Estados Unidos en la instancia internacional.

Pero su proyecto, instando a un "cese immediato de hostilidades" y el acceso de ayuda humanitaria a Gaza, choca con la amenaza de veto estadounidense.

Francia apoya la mediación de Egipto, raro país que tienen diálogo a la vez con Hamás e Israel, tras un Tratado de Paz en 1979 con este último.

Además de los esfuerzos franceses, Alemania también ha tenido acercamientos tanto con Israel como con la Autoridad Nacional Palestina, en Cisjordania. Alemania está entre los países de la UE, como Austria, República Checa y Polonia, además de Hungría, que respaldan plenamente a Israel.

El titular alemán de Asuntos Exteriores, Heiko Maas, visitó este jueves Tel Aviv, Israel y Ramala, en Cisjordania. En Israel, Maas responsabilizó al movimiento islamista Hamas de la actual escalada bélica con Gaza y reiteró el derecho del país a defenderse.

Mass trasmitió al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, su "completa solidaridad" hacia el pueblo israelí, durante su encuentro en la base del Ejército Kirya de Tel Aviv.

El ministro de Exteriores alemán también mantuvo un encuentro con el presidente del Estado de Israel, Reuvén Rivilin, en el que calificó los ataques de Hamás como "completamente inaceptables”.

"Israel tiene derecho a defenderse y Hamas es responsable de la escalada. Ahora, esperamos llegar a una solución y poner fin a la violencia. Por eso tengo varias reuniones durante el día y espero que lo logremos”, declaró sobre su intención de contribuir a una desescalada o una tregua.

La canciller alemana, Angela Merkel, se declaró este jueves favorable a llevar a cabo "contactos indirectos" con el grupo islamista palestino Hamas, en el poder en Gaza, indispensables según ella para lograr un alto el fuego en la escalada militar con Israel.

"Por su puesto que tienen que haber contactos indirectos con Hamas", dijo Merkel en un foro sobre Europa en Berlín, señalando que Egipto y otros países árabes ya lo estaban haciendo. El grupo islamista "tiene que estar implicado de una forma u otra ya que sin Hamas, no habrá alto el fuego", insistió.

Sin embargo, Maas, en su visita en Tel Aviv, descartó conversaciones con Hamas, una organización considerada "terrorista" por la Unión Europea.

Egipto, el mediador por excelencia es opacado

Egipto, actor clave en la región, no obstante sufre la influencia creciente de Catar y Turquía sobre Hamás, indica Haisam Hasanein, del Washington Institute.

"Su rol se redujo de golpe a buscar un cese el fuego en tanto la escalada está en su punto álgido", añade.

Para Boniface, Egipto sólo puede "acompañar un compromiso, adornar el resultado de una negociación" entre beligerantes, como Israel y Hamas, que oficialmente no tienen contactos.

Catar, que mantiene relaciones discretas con Israel, podría servir como un "intermediario, un relevo" entre los rivales, considera.

Irán y Turquía, "abogados" de la causa palestina

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, una vez más heraldo de la causa palestina contra los países árabes menos involucrados —algunos ya han normalizado sus relaciones con Israel: Marruecos, Emiratos Árabes Unidos y Baréin—.

El presidente turco, que ha acusado a Israel de "terrorismo" contra los palestinos, calificó a los israelíes de "asesinos" que "matan a niños de cinco o seis años. Sólo se satisfacen chupando su sangre".

Sobre la posición de Estados Unidos, el mandatario turco, criticado en el exterior por su represión a la disidencia, dijo el martes que Joe Biden tiene las "manos ensangrentadas".

"Usted está escribiendo la historia con sus manos ensangrentadas", dijo Erdogan en televisión. "Usted nos ha puesto en la obligación de decir esto. No podemos dar un paso atrás", agregó.

Las críticas de Erdogan, que en los últimos meses intentó recomponer su relación con Washington, son las más duras contra Biden desde su llegada a la Casa Blanca en enero.

La diplomacia estadounidense respondió a los ataques de Erdogan y calificó como "antisemitas" sus comentario sobre la ofensiva israelí en Gaza.

"Estados Unidos condena enérgicamente los recientes comentarios antisemitas del presidente Erdogan en relación con el pueblo judío y los considera censurables", dijo el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, en un comunicado.

"Instamos al presidente Erdogan y a otros líderes turcos a que se abstengan de hacer comentarios incendiarios, que podrían incitar a más violencia", dijo.

Erdogan, cuyas raíces políticas están en el islamismo, ha defendido la causa palestina durante sus 18 años de gobierno a pesar de que Turquía sigue siendo uno de los pocos países de mayoría musulmana que mantiene relaciones con Israel.

Irán, sospechoso de brindar dinero y armas a Hamas y Yihad Islámica, otro grupo armado gazatí, "también saca ventajas de un conflicto que no ayudó a provocar", observa el Centro de análisis estadounidense Soufan.

Esta república islámica es "el verdadero patrocinador de la agresión" y "no solo apoya completamente la yihad Islámica en Gaza y les da toda la financiación, también da armas a Hamas y a (la milicia chií libanesa) Hezbolá, y proporciona el andamiaje sobre el que realmente trabajan estas organizaciones”, aseguró este jueves Netanyahu, durante su encuentro con el ministro de exteriores alemán.

Irán aparece como un apoyo a la causa palestina y, mediante ésta, al Islam sunita y no solo chiita. "Esto refuerza su estrategia regional para contrarrestar a Estados Unidos, Israel, Arabia Saudita y otros", subraya

Rusia y China, al margen

Rusia, que mantiene buenas relaciones con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y con los dirigentes palestinos, solicita una reunión urgente del mediador Cuarteto para Oriente Medio (Rusia, Estados Unidos, ONU y UE).

China lamentó la "obstrucción" estadounidense en el Consejo de seguridad tras intentar infructuosamente adoptar una declaración solicitar el cese de las hostilidades.

Con información de AFP y EFE

Publicidad
Publicidad