Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Ayunar se convirtió en la nueva fuente de la juventud?

Es casi imposible diseñar un ensayo clínico sobre la longevidad de los humanos y costaría millones de dólares, pero diversos estudios demuestran algunos avances.

(CNN) - Hace un año y medio, Keith Taylor y su esposa adoptaron un estilo de vida que incluye ayunar regularmente. "Durante seis días de la semana, comemos hasta las cinco de la tarde, pero comemos todo lo que queremos de las cinco hasta la hora de acostarnos. No es una dieta en el sentido clásico: no limitamos lo que comemos ni cuánto comemos, sino cuándo comemos", explicó Taylor en un correo electrónico.

Desde que los Taylor ayunan intermitentemente —técnica conocida como AI— han mantenido un peso corporal saludable, han estado más alertas y con más energía, han sentido menos estrés y son menos propensos a enfermar. Aunque Keith reconoció que si vivirá más o no a consecuencia de su patrón alimentario "es una buena pregunta", se siente optimista.

"Ya me siento más joven. Si estoy mostrando signos de estar más joven —más vigor y más positividad—, entonces es lógico asumir que ya prolongué mi esperanza de vida al adoptar el AI", dijo.

Lee: ¿Por qué no pierdo peso?

Las investigaciones sobre el ayuno

En investigaciones con animales se ha revelado que los ayunos intermitentes pueden reducir el riesgo de desarrollar obesidad y sus enfermedades relacionadas, tales como la enfermedad del hígado graso no relacionada con el consumo de alcohol; la diabetes, y el cáncer.

Publicidad

De acuerdo con Mark Mattson, director del Laboratorio de Neurociencias del Instituto Nacional para el Envejecimiento de Estados Unidos, una investigación de la década de 1980 reveló que la esperanza de vida de las ratas se incrementa considerablemente cuando ayunan un día sí y un día no, en comparación con las que tenían alimento disponible todo el tiempo.

En un estudio mucho más reciente, que se publicó en septiembre, se determinó que los ratones que ayunaron, ya fuera porque les dieron todas sus calorías una vez al día o porque se las restringieron (cosa que naturalmente los llevó a consumir su suministro limitado de alimento en una sola exhibición), estaban más sanos y vivieron más que los que tuvieron acceso constante a la comida.

Lee: Qué comer antes, durante y después de ejercitarte

De acuerdo con los expertos, es muy complicado tratar de determinar si el ayuno es simplemente una forma de restringir las calorías; sin embargo, "cuando no hay restricción calórica, e independientemente de la composición de la dieta, a los ratones que ayunaron les fue mejor que a los que no ayunaron", explicó Rafael DeCabo, científico del Instituto Nacional para el Envejecimiento y director del estudio.

Pero ¿los beneficios del ayuno, incluida la posibilidad de vivir más, se aplican a los humanos?

Hasta ahora las investigaciones han arrojado resultados prometedores. En un estudio que se publicó en 2017 se dividió a cien personas, todas sanas, en dos grupos. Durante tres meses los participantes de un grupo comieron lo que quisieron y los del otro consumieron entre 800 y 1,100 calorías durante cinco días del mes, patrón que al que los investigadores se refieren como "dieta emuladora del ayuno" o "DEA".

Lee: Alimentos procesados incrementan riesgo de desarrollar cáncer

Al final del periodo de estudio, el nivel de glucosa en ayunas (un indicador de riesgo para la diabetes) de los participantes que siguieron la DEA y que tenían riesgo de enfermedad regresó a la normalidad. Los indicadores de enfermedades cardiacas se redujeron, al igual que los niveles de colesterol y triglicéridos y los marcadores 1GF1 de varios tipos de cáncer. Además, los participantes perdieron grasa abdominal y conservaron la masa muscular y su metabolismo, cosas que suelen sacrificarse en una dieta baja en calorías.

Es casi imposible diseñar un ensayo clínico sobre la longevidad de los humanos y costaría "cientos de millones de dólares o más", de acuerdo con Valter Longo, coautor del estudio. "Pero si analizas los datos de nuestro ensayo… sería difícil ver cómo podrían no vivir más".

"Cuando piensas en esperanza de vida, piensas en enfermedades como las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y la diabetes como principales causas de muerte", agregó Mattson. Si mejoran los factores de riesgo de desarrollar enfermedades, la esperanza de vida "promedio" se promueve, explicó.

¿Comer aguacates ayuda a bajar de peso?

Longo, quien dirige el Instituto para la Longevidad de la Escuela de Gerontología Leonard Davis de la Universidad del Sur de California, agregó que los ayunos periódicos son "una alternativa potencial a tomar muchos fármacos". Además, no es necesario hacer grandes cambios a la dieta. "Puedes hacerlo cinco días y luego volver a hacer lo que harías normalmente", agregó Longo.

Las investigaciones sobre la popular dieta 5:2 (una especie de ayuno intermitente en el que la persona come lo que quiera cinco días a la semana y limita su dieta a 500 calorías durante dos días consecutivos) también han revelado beneficios para la salud.

"Publicamos dos estudios con Michelle Harvie, de la Universidad de Manchester; en cada uno se incluyó a cien mujeres con sobrepeso y el diseño de ambos estudios era idéntico. Las dividimos en dos grupos: uno con la dieta 5:2 y el otro con tres comidas al día, pero con una reducción de calorías de entre el 20 y el 25% respecto a lo que consumían normalmente, con el fin de que la ingesta de calorías de ambos grupos fuera igual", explicó Mattson.

Lee: Si quieres ser vegetariano evita la trampa de la comida chatarra

Las participantes de ambos grupos bajaron la misma cantidad de kilos en un periodo de seis meses, pero hasta ahí llegaron las similitudes. "Vimos efectos benéficos superiores en la dieta 5:2 respecto a la regulación de la glucosa (factor de riesgo para la diabetes) y la pérdida de grasa abdominal (factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares) en comparación con las mujeres que comían regularmente pero con calorías restringidas", explicó Mattson.

Se ha revelado que una forma de ayuno, conocida como alimentación restringida en tiempo (los alimentos se consumen en una cantidad limitada de horas cada día), como lo que hacen los Taylor, tiene beneficios sobre el peso y la salud de animales, pero en un artículo que se publicó en 2015 se concluyó que la información sobre esta clase de patrón alimentario en estudios con humanos es limitada.

En un estudio que se llevó a cabo en junio se reveló que el patrón de alimentación restringida en tiempo tiene beneficios para la salud en el caso de hombres con prediabetes, siempre y cuando no haya pérdida de peso; sin embargo, el estudio solo tuvo ocho participantes. Los investigadores reconocen que "hay que replicar los resultados en un ensayo más grande que también incluya mujeres".

Lee: ¿Es posible que los productos de limpieza influyan en la obesidad infantil?

Actualmente se están llevando a cabo estudios sobre el AI con pacientes con enfermedades como esclerosis múltiple y cáncer con el fin de determinar si el ayuno puede detener la progresión. "Si atacas a las células cancerosas con quimioterapia o radiación, cuando el individuo está en ayuno, las células podrían ser más vulnerables porque usan glucosa y no pueden usar las cetonas [la fuente de energía en el ayuno]", explicó Mattson.

Los investigadores también están analizando el impacto del ayuno en el desempeño cognitivo de mujeres con sobrepeso y su riesgo de desarrollar Alzheimer.

Ayunar puede ayudarte a vivir más

De acuerdo con los expertos, uno de los aspectos críticos del ayuno —que es diferente a simplemente restringir las calorías— es que el cuerpo hace un cambio metabólico: en vez de usar la glucosa como combustible, usa las cetonas a consecuencia del agotamiento de las reservas de energía del hígado y de la movilización de las grasas. Este cambio también se presenta durante sesiones prolongadas de ejercicio.

Lee: Los expertos dicen que las algas son la comida del futuro... y esta es la razón

"Si las cetonas no se elevan, no hay efectos benéficos", dijo Mattson. Es más, estos cambios metabólicos que ocurren en ciclos repetidos de ayuno y consumo normal de alimentos podrían optimizar la función cerebral y aumentar su resistencia al estrés y a las enfermedades, factores que tienen implicaciones positivas en el envejecimiento.

De acuerdo con Longo, la presencia de cetonas en la sangre implica que a nivel celular, el cuerpo se está "regenerando", lo que protege contra las enfermedades y el envejecimiento.

"Hemos publicado muchos ensayos y el tema principal que tocamos es la regeneración de varios sistemas", dijo Longo. Por ejemplo, parece que el ayuno reduce el nivel de glóbulos blancos dañados, pero cuando vuelves a comer, las células madre se activan y vuelves a producir células nuevas y sanas, explicó. "Te deshaces de la basura cuando ayunas y una vez que recibes alimento, puedes reconstruir".

¿Insectos en tu plato? En México es una sensación gastronómica

"Las células dañadas se sustituyen con células nuevas, células funcionales… ahora el sistema empieza a trabajar correctamente", señaló Longo. Esto a final de cuentas tiene efectos sobre el riesgo de enfermedad porque los factores de riesgo se reducen cuando los tejidos están sanos y funcionan correctamente, explicó.

Factores del ayuno que debes tomar en cuenta

Una de las cosas que hay que considerar es que las investigaciones sobre el ayuno se han centrado mayormente en personas con sobrepeso o en quienes tienen factores de riesgo de enfermedades. Si estás envejeciendo con un peso saludable, no tienes enfermedades, llevas una dieta saludable y haces ejercicio regularmente, el ayuno periódico podría no ofrecer un beneficio adicional para tu esperanza de vida. "Si ya estás haciendo todo bien… entonces no necesariamente te recomendaría cambiar al AI", dijo Mattson.

El ayuno tampoco es recomendable para mujeres embarazadas ni personas que tengan padecimientos como diabetes o trastornos de la alimentación.

Lee: Tu próxima comida puede ayudarte a combatir la depresión y el estrés

De acuerdo con Samantha Heller, dietista y nutrióloga clínica en jefe de NYU Langone Health en Nueva York, todavía no hay un consenso sobre qué tan saludable, sostenible y realista es esta técnica. Aunque es probable que algunas personas se sientan mejor con el ayuno, "para muchas personas podría parecer punitivo consumir muy pocas calorías o ninguna en días alternados y podría exacerbar las dificultades y las complicaciones de la relación de algunas personas con la comida", dijo Heller.

Los expertos dicen que si estás pensando en una dieta que contemple ayunos, es esencial contar con la aprobación y la supervisión de un médico. Angela Lemond, dietista y portavoz nacional de la Academia de Nutrición y Dietética de Estados Unidos, señaló que también es prudente consultar regularmente a un nutriólogo certificado que pueda supervisar tus patrones alimentarios porque es muy fácil excederse en los días en los que no ayunas, particularmente si no estás en un entorno controlado como lo estuvieron los participantes del estudio. "Los beneficios [del ayuno] podrían contrarrestarse si vas a compensar las calorías al día siguiente", apuntó.

Otra cosa que hay que tomar en cuenta es qué clase de patrón se adaptará mejor a tu estilo de vida. Mattson sigue un patrón de alimentación restringida por tiempo desde hace más de 30 años: consume sus 2,000 calorías entre las tres de la tarde y las ocho de la noche.

Lee: Por qué Hong Kong lidera la esperanza de vida en el mundo

Su régimen, que incluye muchas frutas, verduras, frutos secos, leguminosas y avena, además de pescado y pollo que le prepara su esposa, le permite llegar a trabajar a su laboratorio a las siete de la mañana, además de que le permite correr por las tardes. (Nota: él afirma que una vez que te adaptas a saltarte el desayuno, tus ritmos circadianos se ajustan y no sufres los efectos secundarios negativos, como el incremento del riesgo de subir de peso).

Finalmente, hay que recordar que aunque tu salud mejore con el ayuno, otros factores, como la genética y el medioambiente, determinan también cuánto vivirás a final de cuentas.

Además, estar sano no siempre se relaciona con vivir más. "Siempre tratamos de relacionar la supervivencia con la salud, pero hay una separación clara entre la salud y la supervivencia… y lo hemos visto en muchos casos. Los datos preclínicos que se basan en nuestros estudios indican que la respuesta es sí, sí puedes beneficiarte [del ayuno] en términos de salud y esperanza de vida, pero no sabemos cuál será [el resultado] en humanos", dijo DeCabo.

Lee: Tu cuerpo contraataca cuando haces dieta

"Hay muchos factores desconocidos, incluidas las experiencias de vida y su influencia en tu salud. Creo que he incrementado mis probabilidades [de vivir más], pero no hay garantías", secundó Mattson.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad