Publicidad
Publicidad

¿Es posible que los productos de limpieza influyan en la obesidad infantil?

Con este descubrimiento se abre la puerta al uso de los productos verdes para limpiar las casas, incluidas las soluciones caseras con vinagre.

(CNN) - Los limpiadores para varias superficies y otros desinfectantes domésticos de uso común podrían estar causando sobrepeso en los niños porque alteran las bacterias que viven en sus intestinos, según hallazgos de un nuevo estudio que se publicó el lunes, 17 de septiembre, en el Canadian Medical Association Journal.

Los investigadores canadienses descubrieron que los bebés que viven en casas en las que se usan desinfectantes antimicrobianos al menos una vez por semana tenían el doble de probabilidades de desarrollar poblaciones más numerosas de la bacteria Lachnospiraceae a los tres o cuatro meses de edad, en comparación con los bebés en cuyas casas no se usa esa clase de desinfectantes frecuentemente.

En el estudio también se determinó que a los tres años de edad, esos niños con niveles mayores de Lachnospiraceae tuvieron índices de masa corporal (IMC) más altos que los de los niños que no viven en hogares en los que se usan desinfectantes frecuentemente.

Lee: Los snacks que comes en la oficina podrían perjudicar tu salud

Las bacterias Lachnospiraceae son "un componente normal del microbioma de nuestros intestinos", explicó Anita Kozyrskyj, directora del estudio y profesora de Pediatría de la Universidad de Alberta, Canadá, en el podcast del Canadian Medical Association Journal.

Sin embargo, explicó que se sabe, " gracias a los estudios con animales, que se han relacionado los niveles más elevados de Lachnospiraceae con niveles mayores de grasa corporal y mayor resistencia a la insulina".

Publicidad

El culpable

En el nuevo informe se usaron datos del estudio de Desarrollo Infantil Longitudinal Saludable de Canadá, que empezó en 2009; los investigadores estudiaron a los participantes mientras crecían y se desarrollaban, desde mediados del embarazo hasta la niñez y la adolescencia.

Lee: La antigua forma de criar niños ya no funciona

Kozyrskyj explicó que cuando los bebés tenían entre tres y cuatro meses, sus padres entregaron una muestra de heces de cada niño y respondieron preguntas sobre su casa. Se catalogaron y analizaron las muestras de 757 niños, así como datos de IMC a edades mayores y del uso de desinfectantes en sus hogares.

El especialista señaló que uno de los hallazgos del estudio es que en alrededor del 80% de los hogares canadienses se usa productos desinfectantes, generalmente limpiadores para superficies diversas, al menos una vez a la semana.

Aunque los investigadores detectaron un incremento de la población de bacterias Lachnospiraceae en niños que vivían en casas en las que se usaban desinfectantes para limpiar con más frecuencia, no encontraron la misma relación con los detergentes que no tienen los ingredientes antibacterianos de los desinfectantes o con los limpiadores amigables con el medioambiente.

Publicidad

Lee: Protege el corazón de tu hijo y limita su tiempo frente a la pantalla

"Estos resultados indican que el microbioma intestinal es el culpable de la relación entre el uso de desinfectantes y el sobrepeso", apuntó Kozyrskyj.

El microbioma intestinal es la comunidad de bacterias que vive en armonía en nuestro tracto digestivo, explicó Kozyrskyj. Esta comunidad se desarrolla durante la infancia, cuando adquirimos una gran cantidad de especies de bacterias; la cantidad de cada especie aumenta o se reduce a lo largo de la vida.

"Cada uno tiene su microbioma intestinal único, pero hay patrones comunes; hay microbios que se encuentran durante la infancia o durante la adultez. Yo diría que alrededor de los tres años, tenemos una composición bacteriana que podemos considerar propia y que conservamos durante el resto de nuestra vida", explicó Kozyrskyj.

Lee: La estigmatización aumenta el peso de la obesidad

Esto es importante porque en investigaciones anteriores se ha encontrado una relación entre la composición del microbioma intestinal y el peso en la adultez.

Publicidad
Obesidad
Otros productos, como el detergente, no mostraron la misma relación con el aumento de obesidad entre los niños.

En busca de los factores de riesgo

Aunque los resultados del estudio destacan la relación entre los desinfectantes y el microbioma intestinal, Kozyrskyj señaló que "para nosotros sería una gran salto usar la palabra 'causación'".

Habiendo dicho lo anterior explicó que parte de las pruebas indican claramente que hay una relación causal directa entre los desinfectantes y el incremento en los niveles de bacterias intestinales comunes. Kozyrskyj dijo que, por ejemplo, en estudios con animales se han detectado cambios parecidos en las bacterias intestinales de lechones expuestos a desinfectantes.

Lee: Cenar más temprano puede evitar que el cáncer llegue a tu vida

Publicidad

Moira K. Differding y Noel T. Mueller, del Departamento de Epidemiología de la Escuela Bloomberg de Salud Pública del Instituto Johns Hopkins (Baltimore), publicaron un comentario en el que señalan que los resultados del estudio son "biológicamente factibles".

Ambos, quienes no participaron en el estudio en cuestión, explicaron que las bacterias a las que estamos expuestos durante la infancia educan a nuestro sistema inmunitario y programan a nuestro metabolismo. En estudios anteriores los investigadores han detectado que la perturbación del desarrollo natural de las bacterias intestinales de los infantes (debido al nacimiento por cesárea, a la administración prenatal y posnatal de antibióticos o a la alimentación con fórmula láctea) está relacionada con un riesgo mayor de desarrollar obesidad infantil, explicaron.

"La prevalencia de la obesidad infantil sigue elevándose a nivel mundial", escribieron Differding y Mueller; agregaron que es "más importante que nunca" identificar los factores de riesgo de la obesidad y formas de evitar que los niños suban de peso.

Lee: La cirugía que puede salvar la vida de adolescentes con obesidad mórbida

Kozyrskyj señaló que uno de los hallazgos del nuevo estudio sorprendió a los investigadores. Los bebés que viven en casas en las que se usan limpiadores amigables con el medioambiente tienen un microbioma diferente —niveles mucho menores de enterobacterias— y tenían muchas menos probabilidades de tener sobrepeso a los dos años; sin embargo, tras analizar los datos, no se demostró que esta alteración en la comunidad bacteriana estuviera relacionada con la reducción del riesgo de desarrollar obesidad.

Señaló que "las madres que usan productos amigables con el medioambiente podrían ser más sanas" y agregó que el estilo de vida y los hábitos alimenticios más saludables de la madre podrían beneficiar tanto a las bacterias intestinales como al peso de sus hijos.

Publicidad

Como todavía no se confirman los resultados, Kozyrskyj no está lista para recomendarles a los consumidores que compren productos amigables con el medioambiente. Sin embargo, dijo que con el estudio se abrió al uso de los productos verdes en su propia casa, incluidas las soluciones caseras con vinagre.

Lee: Un cuarto de la población mundial será obesa en 2045, según proyecciones

intestino
Los expertos coinciden en que quienes utilizan productos ecológicos para limpiar tienen hogares más sanos.

¿Sabes cómo usar tu tiempo libre?
Recibe un correo semanal con lo que es tendencia en el entretenimiento y la cultura pop.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad