Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Sushi, hamburguesas, pizzas... ¿qué restaurantes ganaron en 2019?

Adquisiciones y nuevas cadenas de comida casual marcaron 2019 para el sector en México.
vie 20 diciembre 2019 05:02 AM
(Obligatorio)
Grupo Gigante firmó un convenio con una marca global originaria de Nueva York.

Las cadenas de comida rápida y de restaurantes casuales no estuvieron exentas a la desaceleración del consumo a lo largo de 2019. Operadores de estas cadenas como Alsea, CMR y Grupo Gigante, entre otros, apostaron por lanzar nuevos conceptos y realizar adquisiciones este año, pero también por dejar ir aquellas marcas que ya no eran rentables.

Publicidad

En septiembre pasado, el consumo privado en México creció 1%, una de las mayores tasas de crecimiento en lo que va del año, pero por debajo del 2.8% en que creció en el mismo mes de 2018. Este desempeño se ha visto reflejado en particular en las ventas minoristas de tiendas de autoservicio y departamentales, pero también en restaurantes.

Las empresas intensificaron sus estrategias de mercadotecnia con promociones y descuentos para fidelizar clientes y provocar más ocasiones de compra y tráfico en sus tiendas, explica Marisol Huerta, analista de Ve por Más. Esto no fue lo único que hicieron, pues también buscaron optimizar sus portafolios a fin de adaptarlos a sus consumidores y mantener aquellos negocios que sí les son rentables, agrega.

Lee: P.F. Chang's planea abrir 15 nuevos restaurantes en México

En el caso de Alsea, la marca se desprendió de algunas marcas fuera de México como, P.F. Chang’s en Argentina, mientras que en México sacó de su portafolio a California Pizza Kitchen, que ahora está en manos de uno de sus exdirectivos, Fabian Gosselin.

También dejo de ser el franquiciatario maestro de Burger King en el país y apostó por diversificar su estrategia de entrega a domicilio con una de sus principales marcas, Domino’s Pizza. “Hicieron mucho posicionamiento de mercado con marcas como Domino’s y Burger King mediante apps (de entrega a domicilio), algo a lo que le han metido mucho, y a también a fidelizar clientes y tener mercado cautivo”, dice Huerta.

Publicidad

Otra empresa vio en la crisis una oportunidad para salir de compras, CMR. La compañía llevaba un año sin sumar una sola tienda nueva a su portafolio y con bajas en ventas y rentabilidad. En noviembre pasado, cerró su mayor adquisición en la historia al comprar Grupo Dasi, propietario de los restaurantes Sushi Itto.

Lee: Sushi Itto ya es de CMR y estos son los planes de ambas

La adquisición valuada en 800 millones de pesos sumó a CMR 150 unidades de Sushi Itto, con lo que la empresa duplicó su tamaño e incursionó en uno de los segmentos de mejor desempeño en la entrega a domicilio, el sushi, lo que servirá para crear sinergias con otras marcas del grupo como Nescafé, Wings y Chilli’s.

Para 2020, CMR proyecta inversiones entre 150 y 250 millones de pesos en hasta 15 nuevas unidades, mientras que los planes de Sushi Itto son similares, con 15 aperturas proyectadas para el siguiente año.

De NY a la CDMX

Pocas marcas de restaurantes han causado tal revuelo en el país con su llegada como Shake Shack. Hace casi tres décadas, las familias se formaban para la apertura del primer McDonald’s; hace casi seis años para la apertura del primer Cheesecake Factory y, en junio de este año, con Shake Shack.

Lee: La guerra de las hamburguesas, quién es quién en México

Publicidad

Tras casi tres años de negociaciones, Grupo Gigante trajo a la cadena de restaurantes casuales de hamburguesas al país, con una unidad ubicada en Paseo de la Reforma y planes para abrir 30 tiendas en los siguientes 10 años .

El director general de Shake Shack, Randy Garutti, no pensó que el éxito de la marca fuera tal en la Ciudad de México. “Teníamos más de 1,000 personas en la primera fiesta, fue increíble como todo mundo quería ser parte de Shake Shack”, dijo en entrevista.

Entonces no veía una nueva apertura en puerta, sus planes eran cautelosos en la capital del país, pero las filas diarias en el restaurante llevaron a Gigante a abrir una segunda unidad en menos de medio año, en Arcos Bosques, este diciembre.

Publicidad
Publicidad