Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Pemex mejora su puntería en exploración, pero se va a lo seguro

La petrolera nacional eleva su éxito en la perforación durante 2019, y alcanza su mejor tasa en siete años; aunque se enfocó a escarbar en zonas conocidas.
mié 05 febrero 2020 05:01 AM
XPA_WEB_PLATAFORMA_CAMPECHE_002.jpg
El gobierno federal batalla para mantener a flote las finanzas de Pemex.

El éxito exploratorio petrolero de Pemex y su competencia tuvo su mejor tasa desde 2013, debido a que la petrolera nacional dejó de lado los trabajos en aguas profundas, y al avance de la iniciativa privada en sus incipientes labores en los bloques que operan.

Lee: La producción petrolera de México cierra a la baja y suma 15 años en caída

La industria petrolera en México cerró con una tasa de éxito de 60% gracias a que, de los 30 pozos exploratorios que se terminaron en 2019, 18 resultaron con éxito comercial de petróleo o gas, según cifras de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH). El dato es el mejor desde 2013, cuando la tasa llegó a 61%, en ese entonces sólo de trabajos realizados por Pemex, y supone un gran salto respecto a la de 26% lograda en 2018, la menor al menos desde 2008.

Publicidad

Lee: Pemex alcanzó a producir sólo en 4 de sus 20 'campos estrella' en 2019

Pemex aportó 23 de estos pozos exploratorios terminados, de los que 12 tuvieron un descubrimiento comercial, una tasa del 52% de éxito, según cifras de la Secretaría de Energía. Este número de perforaciones implicó además un alza de 21% respecto a 2018.

El gobierno ha apostado por aumentar la inversión en Pemex para revertir su tendencia en la caída de su producción petrolera, a través de una mayor actividad tanto en el desarrollo y producción de campos, como en el descubrimiento de nuevas reservas.

Las tareas de terminación de pozos de exploración va enfocada a determinar si un bloque cuenta con el potencial o no de convertirse en un desarrollo productor de petróleo o gas, que además alimenta las reservas de petróleo. Pemex había reducido su inversión y actividad en este tipo de tareas desde 2015, tras la crisis de la caída en los precios del petróleo. A pesar del repunte en la exploración durante 2019, el dato está lejos de los 38 campos que se realizaron en 2013, según las cifras de la Secretaría de Energía (Sener).

Lee: Así se ha hundido la producción petrolera

Los datos muestran que la empresa dirigida por Octavio Ramírez Oropeza cambió su estrategia de exploración, al terminar un pozo en aguas profundas –que resultó exitoso- en 2019, frente a los seis que finalizó en 2018 y 2017 –con dos y cuatro éxitos. La compañía elevó de tres a 12 las terminaciones en pozos en tierra entre 2018 y 2019, con un éxito de dos y cinco perforaciones; y terminó 10 pozos en ambos años.

Publicidad

“Pemex había dicho que iba a regresar a sus orígenes, a donde tiene experiencia, que son los terrestres y en aguas someras”, explica Alfredo García, fundador de la consultora Siete Energy.

Lee: Los contratos petroleros duplican su inversión en 2019

Esta estrategia conservadora le permitió a la estatal tener esta mejora en su tasa de éxito, pero corre el riesgo de invertir el capital y esfuerzos en áreas donde se descubran menos reservas, al tratarse de zonas muy exploradas y explotadas, dice García.

Las empresas privadas aportaron cinco de los 18 pozos exitosos durante 2019, aunque tres se realizaron en aguas profundas, trabajos que requieren de mayores inversiones y tecnología para su realización. Estas labores permiten que la actividad en esa zona del Golfo de México se mantengan a pesar del abandono casi total de Pemex de este tipo de tareas, dice Alejandra López, analista de la consultora Pulso Energético.

“Pemex no ha hecho una definición sobre lo que quiere hacer en aguas profundas, algo que le va a afectar en el futuro, porque con uno o dos pozos le va a tomar mucho tiempo hacer descubrimientos, y sólo está desviando recursos”, agrega.

La anglo-australiana BHP Billiton realizó dos de estos pozos en el bloque Trión con el fin de delimitarlo y evaluar de mejor manera los recursos del área donde ganó la asociación con Pemex para su desarrollo. La estadounidense Murphy realizó la perforación del Cholula, el primero perforado en este bloque, y donde obtuvo un descubrimiento con éxito comercial.

Por su parte, la estadounidense Talos Energy perforó la tercera delimitación en el campo de Zama, donde Pemex ha reclamado la operación del proyecto al encontrarse en colindancia con una de sus asignaciones. Y el consorcio Hokchi perforó el pozo Xaxamani, como parte de un segundo intento exploratorio en la zona tras el realizado por Pemex en 2003, según registros de la CNH. Esta empresa también terminó el pozo exploratorio Tolteca, contiguo al de Xaxamani, y el Yaluk, que resultaron improductivos, y por el que la empresa decidió devolver esta área al Estado.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad