Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Las claves para entender la histórica pérdida de 562,000 mdp de Pemex

La petrolera defiende que gran parte de esta caída se debió a una partida “virtual”, pero atrás de este número hay otras señalas de alarma.
jue 30 abril 2020 02:44 PM
(Obligatorio)
El total de días perdidos por millón de horas hombre se disparó 39.2% de 5 a 7, mientras que los accidentes incapacitantes crecieron 61.3%.

La petrolera estatal Pemex, que cumple un año financiero bajo la administración de Andrés Manuel López Obrador, y con Octavio Romero Oropeza al mando, registró una histórica pérdida de 562,251 millones de pesos (mdp) en el primer trimestre del año.

Un duro golpe que tiene varias explicaciones y matices y que empieza por el atroz efecto del tipo de cambio sobre los números de Pemex, pero que en el fondo acarrea otras cifras negativas como la caída de sus ingresos, pérdidas fuertes en refinación, aumentos en la deuda financiera y un incremento en sus costos que golpearon cada nivel de análisis de su reporte.

Publicidad

Estas son algunas claves para analizar qué tan mal le fue a Pemex en sus primeros tres meses del año.

Un doble golpe en las ventas


Las ventas totales de Pemex cayeron 20.3%, al pasar de 356,251 mdp a 284,110 mdp entre el primer trimestre de 2019 y el de 2020. Las exportaciones bajaron 19.4% debido a una caída del 4.6% en el crudo que se envía al exterior y, sobre todo, por un descenso de 27.5% en el precio promedio de la mezcla mexicana de exportación, que pasó de 56.6 dólares a 41.02 dólares en el periodo.

Las ventas nacionales también se cayeron 20.7%, tanto por una baja en la demanda debido a las medidas de aislamiento y confinamiento social , además de una caída en el precio de referencia de la costa del Golfo de México de Estados Unidos de los combustibles.

Un desplome en la operación


El rendimiento de la operación, que sólo toma en cuenta ingresos y costos relacionados a las actividades de la compañía, además de gastos administrativos y de distribución, tuvo un desplome de 50.2% al pasar de 60,701 mdp a 30,200 mdp. La actual gerencia de Pemex ha enfatizado en que este es el indicador que mejor habla de sus resultados como empresa, pero incluso en este nivel la compañía sufrió un duro golpe este trimestre.

¿Austeridad republicana? Se elevan los costos


El costo de ventas de Pemex se elevó 25.4% mientras que el de administración creció 8.1%. Eso sí, todo el costo y gasto de operación de la empresa vio una caída del 14.9% pero esto se debe al efecto de la reversa de deterioro de pozos, ductos y propiedades. Este indicador sólo se dedica a evaluar estos activos, que vieron crecer su valor, por lo que ayudaron a mitigar el alza en los costos, sin en realidad reducir los gastos de operación y administración.

Un menor pago para ‘Lolita’


Pemex también aportó 34.6% menos al fisco, al pasar de 92,445 mdp a 60,496 mdp en pago de impuestos y derechos, derivado de las menores ventas.

Publicidad

El costo financiero y el coletazo de dólar


El costo financiero de la compañía en el periodo se incrementó en 42.8% a 42,630 mdp. Este dinero sí se debe pagar en el trimestre, a diferencia de las pérdidas cambiarias, que se refieren a una valuación de los pasivos de la empresa, y que no implican un gasto inmediato para la compañía.

La pérdida cambiaria sí fue lo que llevó a los resultados de Pemex a cifras exorbitantes, debido a que este rubro implicó una cifra negativa de 469,206 mdp. Este indicador puede mejorar para los siguientes trimestre solo con un tipo de cambio más favorable, pero no deja de implicar un riesgo para las finanzas, porque elevan los costos financieros a pagar en cada periodo.

Más deuda, con la misma deuda


La deuda financiera de Pemex se elevó 24.2% para alcanzar los 2.46 billones de pesos al cierre del primer trimestre del año. Aunque la compañía no ha contratado deuda adicional, sí ha lanzado algunos instrumentos para refinanciar la pesada losa que la ha puesto como la petrolera más endeuda del mundo. Estos pasivos además se han revaluado derivado de la apreciación del dólar frente al peso, incrementado su monto. La deuda de corto plazo se elevó en 5.7% a 258,929 mdp, y la de largo plazo en 26.9% a 2.2 billones de pesos.

Más producción, pero más pesada


La producción de crudo y condensados se incrementó 3.9% anual, al promediar 1,739,000 barriles diarios, aunque todo el avance provino de campos que aportaron 66,000 barriles más de petróleo pesado. Esto es importante porque la mayor parte de la extracción de Pemex, 1.1 millones de barriles, tiene esta característica, y resulta en una menor cantidad de gasolinas por cada barril que se procesa en el sistema de refinación de Pemex, y una mayor cantidad de combustóleo, un producto de poco valor en el mercado.

Los condensados crecieron en 32.7% anual en el periodo, al pasar de 19,000 a 26,000 barriles promedio diario, por lo que la extracción solo de petróleo quedó en 1,713,000 millones de barriles . Esta alza en condensados se debe en parte a que algunos de los nuevos campos que puso a producir Pemex se encuentra Ixachi, que no aporta petróleo pero sí condensados.

El hoyo negro de la refinación


El proceso de petróleo que entra al sistema de refinación cayó 3%, al cerrar en 559,000 barriles diarios, lo que implica una utilización del 33% de la capacidad total del sistema, una caída de 1.1 puntos porcentuales respecto al primer trimestre de 2019.

Esta caída en el procesamiento resultó en una caída en la elaboración de petrolíferos que bajó 2.6%, con una caída del 3.9% en la producción de gasolinas, y 13.6% en la diésel.

Pemex tuvo un margen de rentabilidad negativo de 12.5 dólares por barril durante el primer trimestre, casi cinco veces más que el presentado en el cuarto trimestre de 2019, de menos 2.64 dólares por barril.

“El margen es inferior al registrado en el primer trimestre de 2019, porque la disminución de la demanda de combustibles, causada por las medidas de confinamiento para disminuir el impacto de la pandemia del Covid-19, disminuyó el precio de los refinados en la Costa Norte del Golfo de México”, explica Pemex.

La empresa admite que elevó su procesamiento de crudo en las refinerías durante las primeras tres semanas de abril a 634,000 barriles promedio diario, justo cuando la demanda de combustibles se desplomó por los efectos de la epidemia de coronavirus en el país.

Se elevan los accidentes


El índice que mide el número de accidentes incapacitantes por millón de horas de exposición al riesgo de los trabajadores se incrementó 61.3% al pasar de 0.13 a 0.21. El total de días perdidos por millón de horas se disparó 39.2% de 5 a 7.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad