Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La detención de dos colaboradores de Giuliani atormenta a Donald Trump

Las acusaciones de corrupción contra dos solucionadores que trabajan con el abogado del presidente es un gran peligro político para él y para su defensa en un proceso de destitución.
vie 11 octubre 2019 01:00 PM
Una comida juntos
Su cercanía a Giuliani, quedó en evidencia gracias a que los tres hombres almorzaron en el Trump International Hotel de Washington horas antes de que los arrestaran el miércoles.

Stephen Collinson

Se supone que Rudy Giuliani está sacando a Donald Trump del lío de Ucrania que amenaza a su carrera , pero ahora parece que sus iniciativas en el extranjero están debilitando gravemente la defensa del presidente de Estados Unidos ante el procedimiento de destitución.

Las denuncias por corrupción que se presentaron el jueves contra dos solucionadores de problemas de Giuliani que investigaron a Joe Biden no solo representan el primer peligro penal en el elenco de la intriga sobre Ucrania. También representan un nuevo peligro político para Trump y suscitan nuevas dudas sobre la ética y la credibilidad de la gente de la que se rodea.

Publicidad

Trump se apresuró a distanciarse de Lev Parnas e Igor Fruman, dos personajes que acaban de entrar en escena en los escándalos interminables que giran alrededor de su presidencia.

"No conozco a esos caballeros. Es posible que haya una foto mía con ellos porque tengo fotos con todo el mundo", dijo Trump a los reporteros en la Casa Blanca.

"No los conozco. No sé nada sobre ellos. No sé qué hacen, pero no sé, tal vez eran clientes de Rudy. Tienen que preguntarle a Rudy, sencillamente no sé".

Lee: Lo que el proceso de destitución de Nixon nos puede enseñar del de Trump

El nuevo escándalo en el que está inmiscuida la órbita exterior del presidente y ambos hombres, que son clave para la investigación de los demócratas, es lo último que la Casa Blanca necesita ahora que las encuestas indican que está aumentando el respaldo del público a que se le siga un procedimiento de destitución.

Sin embargo, las denuncias del jueves también amenazan con debilitar el argumento central de Trump y sus colaboradores más cercanos, desde el vicepresidente Mike Pence hasta el secretario de Estado, Mike Pompeo, dado que las pruebas públicas sobre los tratos de Trump con Ucrania parecen muy comprometedoras.

El equipo de Trump descartó la idea de que Trump presionara a Ucrania, un aparente abuso de poder según la transcripción de su llamada al presidente Volodímir Zelenski, en un intento por obtener información comprometedora sobre Biden, su posible oponente en las elecciones de 2020. Afirman que Trump de alguna manera sintió el impulso de terminar con la corrupción en Ucrania, cosa que, de acuerdo con los críticos, es poco probable porque antes de la situación en Ucrania parecía que el tema no le interesaba mucho.

Lee: La Casa Blanca bloquea un testimonio clave en el proceso de destitución

Publicidad

Ahora va a ser mucho más difícil que sus colaboradores convenzan con este argumento porque justo cuando Trump se queja de que el ex vicepresidente de Estados Unidos está metido hasta el cuello en chanchullos en Kiev, dos hombres que actuaban en nombre de su abogado personal terminan acusados justamente de lo mismo.

Esta realidad también podría poner en duda el lugar de Giuliani en el círculo íntimo de Trump ahora que se dio a conocer que Trump intentó usar su poder para persuadir al ex secretario de Estado, Rex Tillerson , de que ayudara a uno de los clientes del ex alcalde de Nueva York, otro ardid en la que, de acuerdo con las fuentes, Trump también terminó involucrado.

En la Casa Blanca temen que surjan otras actividades que Giuliani no ha reportado aún y que se vuelva un riesgo político aún mayor para Trump aunque no esté directamente involucrado.

El Senado de EU, la salvación de Trump ante el posible proceso de destitución

También existe el riesgo de que este episodio desencadene otras investigaciones de los demócratas sobre Giuliani, en las que se revelen otros escándalos sobre su conducta y su cooperación con Trump.

"Realmente se intensifica el escrutinio sobre Giuliani… simplemente no sabes qué va a pasar con esta gente", dijo Shan Wu, ex fiscal federal y actual analista jurídico de CNN, refiriéndose a Parnas y Furman. "Es probable que se vuelvan testigos y cooperen. Si es así, podrían dar información muy valiosa sobre Giuliani, así como sobre las motivaciones que tenían o las indicaciones del mismo Trump".

Publicidad

Giuliani almorzó con los sospechosos

Los colaboradores de Giuliani fueron arrestados en el aeropuerto Dulles de Washington; al parecer trataban de huir. Se les acusó de canalizar ilegalmente dinero en efectivo a las elecciones federales. También enviaron cientos de miles de dólares a un supercomité de acción política aliado a Trump, según reportes del Miami Herald .

Su cercanía a Giuliani, quien ha sido el principal intermediario de Trump en televisión mientras trata de desacreditar la campaña de destitución de los demócratas, quedó en evidencia gracias a que los tres hombres almorzaron en el Trump International Hotel de Washington horas antes de que los arrestaran el miércoles, según reportes del Wall Street Journal. Giuliani declinó hacer comentarios sobre el reportaje a CNN. Sin embargo, Giuliani le dijo a CNN que a través de Parnas y Fruman conoció a algunos funcionarios y ex funcionarios ucranianos que le dieron información que, de acuerdo con Giuliani, perjudica a algunos de los enemigos políticos de Trump, entre ellos Biden.

Trump saltó ante la oportunidad, aunque no hay indicios de que ni el ex vicepresidente de Estados Unidos ni su hijo, Hunter —quien formaba parte del consejo de administración de una empresa de energía ucraniana— hayan hecho algo indebido.

Lee: El proceso de impeachment de Trump amenaza con ser más divisivo que el de Nixon

En las denuncias no se menciona a Giuliani ni a Trump, como señalaron rápidamente los abogados de la Casa Blanca. Además, Trump insistió en que no conoce a ninguno de los acusados.

La campaña de Biden afirma que 'la marea está cambiando'

Para los demócratas, que están tratando de tejer una trama de corrupción presidencial, tener un panorama más amplio de Trump, a través de su relación con Giuliani, relacionándose una vez más con operadores políticos misteriosos es un regalo.

Biden ya está sacando provecho de los acontecimientos del jueves.

"La marea está cambiando", escribió su equipo de campaña en un discurso para un evento de recaudación. "Estos aliados de Trump que ayudaron a Giuliani a intentar manchar a Joe Biden en Ucrania se enfrentarán a un tribunal de justicia y la administración Trump está enfrentando un procedimiento de destitución".

Lee: Trump desafía a los demócratas con una guerra total contra su destitución

La sujeción a proceso de los dos colaboradores de Giuliani es un golpe más al lema de Trump, "drenar el pantano", con el que pretendió indicar que está sofocando la influencia corruptora del dinero en la política. Al relacionarse con estos personajes a través de Giuliani, se podría decir con más exactitud que Trump está poblando el pantano.

Parnas y Fruman son tan solo unos de los operadores que acaban de entrar en la órbita de Trump y que han quedado manchados por las acusaciones de corrupción. Además, no es la primera vez que Ucrania está involucrado.

Paul Manafort, ex director de campaña de Trump, fue encarcelado por fraude : ocultó millones de dólares en ganancias por sus labores de cabildeo clandestino en Kiev. También el ex abogado personal de Trump, Michael Cohen, está purgando una pena de prisión , en parte porque antes de las elecciones intervino en los pagos para callar a unas mujeres que afirmaron que habían tenido un romance con Trump.

En cada uno de estos casos, los partidarios de Trump afirman que los demás fueron los que actuaron mal, no Trump. Pero en el caso de Cohen, Trump fue nombrado como coconspirador no indiciado en violaciones a los reglamentos de finanzas de campaña. Además, la suerte que correrán estos hombres pone en tela de juicio su argumento de que recluta "solo a la mejor gente".

Este nuevo drama es un recordatorio de que las acusaciones de corrupción y de tráfico de influencias se han adherido a Trump desde los apuros anteriores al que podría ser la causa de que sea el tercer presidente de Estados Unidos al que se le sigue un procedimiento de destitución formal. También podría indicar que la posición de Giuliani en su círculo íntimo se está volviendo políticamente insostenible, ya que sigue trayendo controversias a una Casa Blanca a la que de por sí le cuesta mantenerse a flote.

El jueves, CNN reportó sobre un episodio aparte en el que Giuliani aprovechó una reunión en el Despacho Oval con Trump, en 2017, para presionar a Tillerson para que respaldara un intercambio de prisioneros para disuadir al Departamento de Justicia de enjuiciar a un empresario turco acusado de violar las sanciones a Irán.

Lee: El proceso de destitución en EU pone en aprietos a los republicanos

El empresario, Reza Zarrab, tenía lazos con altos funcionarios turcos que habían presionado a Estados Unidos para que se desistiera de demandar a Zarrab por violaciones a las sanciones a Irán por el tema del programa nuclear. Zarrab era cliente de Giuliani. Bloomberg News tuvo la primicia sobre la reunión en la Casa Blanca.

Una persona que tiene conocimiento de la reunión dijo que Trump invitó a Giuliani y a Michael Mukasey, ex secretario de Justicia, para que convencieran a Tillerson.

Tras la reunión, Tillerson le mencionó lo hablado al entonces jefe de despacho, John Kelly, quien no estuvo presente, y señaló que no podía respaldar un acuerdo así.

Al parecer, el encuentro es un claro ejemplo de que Giuliani ha usado su relación con Trump para sus propios objetivos personales o empresariales y pone en riesgo los intereses de Trump, cosa que supuestamente es lo único que debería importarle a un abogado contratado.

Esto suscitará nuevas dudas sobre si el presidente de Estados Unidos volvió a abusar de su poder en un intento aparente de consumar el trato.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad